¿Por qué tenemos súper fuerza en situaciones peligrosas?

En Ocio y Cultura
Peligro
Comparte en:

Todos hemos oído (o vivido) acerca de situaciones extremas en las que una persona aparentemente débil desarrolla una fuerza sobre humana, casi como Hulk, para salvar su vida o la de alguien. ¿Cómo es posible esto?

Madres que levantan un coche para sacar a sus hijos de debajo, ancianos que dan un puñetazo al agresor de sus hijos… Son muchos los casos que se oyen de personas que, en situaciones de vida o muerte, desarrollan una fuerza descomunal para salvar su vida o la de un ser querido (o incluso la de un desconocido).

Esto es posible porque, durante situaciones de amenaza para la vida, diversos cambios biológicos ocurren en el cuerpo. Cuando estás estresado o asustado, sustancias químicas como el cortisol o la adrenalina son liberados en el torrente sanguíneo. El cortisol, conocido como “la hormona del estrés“, regula muchos cambios incluyendo los niveles de azúcar en la sangre (glucosa) y la presión arterial, mientras que la adrenalina prepara el cuerpo para luchar o huir.

Bajo circunstancias de miedo, se liberan altos niveles de adrenalina, lo que puede aumentar la frecuencia respiratoria y la frecuencia cardíaca. Esto ocurre casi inmediatamente y da un impulso instantáneo de energía. Otras investigaciones muestran que, cuando estás estresado, tu cerebro libera endocannabinoides, sustancias químicas que pueden hacerte sentir menos dolor. Todas estas sustancias que libera el organismo pueden jugar un papel trascendental en por qué te sientes más poderoso.

No obstante, también hay que tener en cuenta que estas historias suelen exagerarse y que probablemente esa madre no fuera capaz de levantar el coche entero, solo una parte. Pero ese cortisol y adrenalina liberados hicieron que, aparentemente, lo lograra con poco esfuerzo.

Por lo tanto, el organismo cuenta con una serie de mecanismos que nos ayudan en situaciones extremas de peligro. Ante la vida o la muerte, el cuerpo es capaz de desarrollar una serie de capacidades que no suele tener (fuerza, entereza, agilidad, velocidad, valor, aguante…) para salvar la vida propia o la de otro ser humano. Nuestra capacidad de supervivencia es muy grande, quizá por eso hemos llegado a ser la especie dominante.

El peligro y el estrés hacen que salga lo mejor y lo peor de nosotros y que seamos capaces de realizar actos que, de ordinario, no seríamos capaces de hacer. Una capacidad fantástica digna de más estudios e investigaciones para entender mejor el cerebro humano.

Foto: Creado por Jigsawstocker – Freepik.com

También te interesará...

Cosas que puedes vender por Internet, ¡y que mucha gente querrá comprar!

Comparte en: Si estás planteándote la posibilidad de abrir tu propia tienda online, pero todavía no tienes claro qué

Read More...
Beneficios para la salud de ser optimista

Resiliencia emocional ¿Cómo construirla?

Comparte en: La resiliencia podría definirse como la capacidad de afrontar la adversidad. Para la Neurociencia, por ejemplo, las

Read More...

Portugal, un país con encanto ¿Conoces todos sus rincones?

Comparte en: Portugal está cada vez más de moda y es, todavía por desgracia, un gran desconocido para los

Read More...

Deja tu comentario:

Tu e-mail no será publicado.

Mobile Sliding Menu