¿Por qué salen bultos en el pecho?

En Salud
Sentir el dolor ajeno
Comparte en:

Sí, está claro que no es la mejor noticia que a una le pueden dar en una revisión del ginecólogo, pero la realidad es que la aparición de bultos en el pecho es más común de lo que creemos y, además, la gran mayoría de ellos suelen ser benignos. Pero ¿por qué aparecen bultos en el pecho?

Muchas de las protuberancias del seno pueden ser causadas por fibrosis y/o quistes. Se trata de cambios no cancerosos, es decir, que son benignos y que aparecen en el tejido mamario de muchas mujeres. Se conocen como cambios fibroquísticos. Estos, además, suelen ser más frecuentes en todas aquellas mujeres que se encuentran en edad fértil, aunque lo cierto es que pueden aparecer a cualquier edad. Y, además, se pueden encontrar en distintas partes del seno y también en ambos senos a la vez.

La fibrosis como tal es esa cantidad de tejido fibroso, el mismo del que se componen los ligamentos y el tejido cicatricial; y los quistes, esos sacos redondos u ovalados que están llenos de líquido dentro de los senos y que a menudo se sentirán como una masa o una especie de bulto que podría resultar algo doloroso al tacto y que son más frecuentes entre los 40 y los 49 años. Pero ¿cómo se diagnostican? Dichos cambios fibroquísticos, tal y como afirman desde la American Cancer Society, “se diagnostican según los síntomas, que suelen tender a empeorar justo antes del periodo menstrual y que pueden cambiar también durante las distintas etapas del ciclo menstrual”.

Los bultos en la mama son crecimientos de tejidos que van a desarrollarse en la mama. Y es normal que el simple hecho de encontrarse a una misma o de que nos encuentren un bulto en la mama genere miedo y ansiedad, pero, por suerte, y como ya veíamos, la gran mayoría de los bultos mamarios no son peligrosos, aunque resulta fundamental que el médico los evalúe cuanto antes. También es posible que estos bultos sean debidos a fibroadenomas, que son tumores mamarios sólidos y no cancerosos que son suaves y que se mueven fácilmente debajo de la piel cuando se tocan, o bien los causados por lesiones e infecciones. Una lesión grave en el tejido mamario o en los nervios cercanos podría crear perfectamente un bulto en la mama. Los médicos lo describen como necrosis grasa, una acumulación de líquido infectado en el tejido mamario.

¿Y si son malos?

Desgraciadamente, también pueden ser malos y que se trate de un cáncer de mama. De hecho, un bulto en la mama que no duele, que es duro, que tiene forma irregular y que es diferente al tejido mamario que lo rodea sí podría ser, perfectamente, un cáncer de mama. Lo mejor, no obstante, acudir al médico para que sea él quien diagnostique si efectivamente se trata o no de cáncer de mama. Tal y como afirman desde la Clínica Mayo, el cáncer de mama es un tipo de cáncer que se va a formar en las células de las mamas (o tejidos mamarios). Existen dos tipos de cáncer de mama:

– el carcinoma ductal, que comienza en los tubos o conductos que llevan leche desde la mama hasta el pezón.

– el carcinoma lobular, en partes de las mamas (lóbulos) y que producen leche.

Y no hay que olvidarse de que está y estará pues el cáncer de mama es el tipo de tumor más frecuente en mujeres ya que al menos una de cada ocho mujeres tendrá cáncer de mama a lo largo de su vida.

¿Por qué aparecen estos bultitos en las mamas?

Los factores de riesgo o causas son aquellos que incrementan la probabilidad de que una mujer tenga cáncer de mama. Hay algunos que se pueden prevenir como beber alcohol o fumar. Sin embargo, hay otros como los antecedentes familiares que no se pueden controlar. Por eso, cuantos más factores de riesgo tenga una mujer, más aumentará dicho riesgo. Y, aunque es algo de lo que se duda todavía mucho hoy, en realidad los implantes mamarios, el uso de antitranspirantes y el uso de sostenes de varillas no incrementan el riesgo de padecer cáncer de mama. Pero sí se han podido identificar otros factores de riesgo como son:

la edad. Probablemente la edad sea el principal factor de riesgo. De hecho, a medida que la mujer envejece va a tener una mayor probabilidad de padecer un cáncer de mama.

la genética. La genética, por desgracia, también tiene que ver con esto. Las mujeres con antecedentes familiares de cáncer de mama tienen más riesgo, algo que se va a incrementar si el familiar fuera la madre, la hermana o la hija.

los factores reproductivos. Son todos aquellos agentes que van a aumentar la exposición a los estrógenos- endógenos como sería la aparición muy temprana de la primera regla, la menopausia tardía o el uso de la terapia hormonal sustitutiva tras la menopausia.

un cáncer de mama anterior. Todas aquellas mujeres que ya hayan tenido un cáncer de mama invasivo también van a tener más riesgo de padecer otro.

la densidad mamaria. Cuánto más alta es la densidad mamaria mayor probabilidad también de desarrollar este cáncer.

las radiaciones ionizantes. Así es, la exposición a este tipo de radiaciones (ionizantes), especialmente durante la pubertad, va a aumentar la posibilidad de tener cáncer de mama.

la obesidad.

el consumo de alcohol.

¿Dónde se origina el cáncer de seno?

Hay que tener en cuenta que existen distintas partes del seno en las que se puede originar el cáncer de mama. De hecho, la mayoría de los cánceres de seno comienzan en los conductos que llevan la leche hacia el pezón, pero hay otros que se originan en las glándulas que producen leche, y otros que son menos comunes como los tumores filoides y el angiosarcoma. Y, finalmente, otros tantos, aunque un número más pequeño, que comienzan en otros tejidos del seno. A estos se les va a conocer con el nombre de sarcomas y linfomas por lo que en realidad no podrían contemplarse como cánceres de seno como tal. Y sí, tenemos claro ya que, aunque existen muchos tipos de cáncer de seno que pueden causar bultos en él, no todos lo hacen. Por eso es tan importante consultar los diferentes signos y síntomas del cáncer de seno para saber a qué prestar atención exactamente y cuándo informar o no al médico.

¿Cuáles son los síntomas del cáncer de mama?

– Un bulto nuevo en la mama o en la axila (normalmente debajo del brazo)

– Un aumento del grosor o la hinchazón de una parte de la mama

– La irritación o una posible aparición de hundimientos en la piel de la mama

Dolor en cualquier parte del seno

– Secreción del pezón (no leche, pero sí sangre, por ejemplo…)

– Enrojecimiento o descamación en la zona del pezón

Y lo más importante…

Muchas afecciones podrán causar bultos en las mamas y, aunque entre ellas se encuentre el cáncer de mama, no es realmente lo más común. Hay que tener claro que la mayoría de los bultos en las mamas son causados por otras afecciones médicas. De hecho, las más comunes como ya veíamos son la enfermedad fibroquística y los quistes. Por eso su evaluación es importante.

Un bulto en el pecho es una hinchazón localizada que se nota o se siente diferente al tacto del tejido de pecho, un síntoma con variedad de condiciones y que, además, solamente un 10% de estos suele llevar a un diagnóstico de cáncer de mama. Lo más importante… la prevención.

Fuentes:

CDC, https://www.cdc.gov/spanish/cancer/breast/basic_info/treatment.htm

Mayo Clinic, https://www.mayoclinic.org/es-es/diseases-conditions/breast-cancer/symptoms-causes/syc-20352470

AECC, https://www.aecc.es/es/todo-sobre-cancer/tipos-cancer/cancer-mama/prevencion/sintomas-cancer-mama

También te interesará...

Matrimonio feliz

En la riqueza y en la pobreza: las finanzas del matrimonio

Comparte en: El dinero es un asunto muy importante dentro de un matrimonio. Así, las parejas casadas a largo

Read More...
Problemas para estudiar

Síntomas de hipotiroidismo

Comparte en: El hipotiroidismo es un trastorno en el cual la glándula tiroides no produce la cantidad suficiente de

Read More...
El olor de una pareja

¿Echas de menos a tu pareja? Oler su ropa puede calmarte

Comparte en: La distancia puede ser dura para una pareja, sobre todo si dura mucho tiempo. Sin embargo, un

Read More...

Deja tu comentario:

Tu e-mail no será publicado.

Mobile Sliding Menu