¿Por qué salen bolsas en los ojos?

En Belleza
Bolsas en los ojos
Comparte en:

Los ojos son de las primeras zonas en nuestra cara en reflejar el paso de los años y la aparición de las bolsas debajo de los ojos puede resultar antiestética para muchas de nosotras, sobre todo si vienen acompañadas de ojeras, pero ¿cómo podemos deshacernos de ellas? Comprender las causas de estos fastidiosos rasgos faciales es un paso importante para encontrar la solución.

La causa principal de la aparición de las bolsas en los ojos es el paso del tiempo. Suelen aparecer después de los cuarenta, aunque también pueden aparecer en gente más joven, y afecta tanto a hombres como mujeres.

A medida que envejeces, las estructuras de tejido y los músculos que sostienen tus párpados se van debilitando, lo que hace que la piel pueda comenzar a volverse más flácida. Las bolsas en los ojos aparecen por la retención de líquidos o el crecimiento de las formaciones de grasa que existen en esa zona. Estas agrupaciones de grasa están originalmente retenidas por unas membranas que se llaman septo orbitario, pero con el paso del tiempo y debido a su aumento, el tejido muscular pierde resistencia y cede, originándose así las bolsas en los ojos. También pueden ser consecuencia de un exceso de piel debido al paso de los años, no obstante, son un rasgo característico de la edad. Aunque se pueden ver potenciadas por alergias, falta de sueño, hábitos que favorecen la retención de agua.

Las bolsas aparecen en los párpados inferiores o superiores, pueden ser lisas o abultadas y normalmente presentan una forma asimétrica. Suelen aportar un aspecto cansado a la mirada, lo que hace que nos veamos desmejoradas.

Las principales causas de la aparición de bolsas son:

– Retención de líquidos

– Cansancio y falta de sueño

– Genética

– Consumo excesivo del tabaco y del alcohol

– Alergias

– Estrés

Si la causa de las bolsas en los ojos es la retención de líquidos en la zona, normalmente solo aparecen por las mañanas al levantarnos, y se van reduciendo a lo largo del día. Para evitar este tipo de bolsas, o al menos deshacerse de ellas cuanto antes, puedes realizar “gimnasia facial”: apoya los dedos en las sienes y cierra con fuerza el párpado durante varios (al menos 10) segundos; repite esta acción diez veces con cada ojo y, al terminar, cierra ambos, relajando los rasgos durante un minuto.

Para evitar la retención de líquidos, también es importante evitar el consumo excesivo de sal. Y comer alimentos diuréticos como los espárragos, las alcachofas o la piña, que pueden ayudar a mejorar su aspecto.

Los ojos pueden aparecer hinchados al despertar porque el sistema circulatorio se mueve más lentamente cuando estamos durmiendo y deja el exceso de líquido debajo de los ojos. Un cuerpo que no ha descansado lo suficiente (o un cuerpo estresado) puede evitar que su sistema circulatorio deje salir este líquido extra incluso hasta después de haber estado despierto durante un rato.

Si las bolsas aparecen por la alergia, son debidas a la irritación de la zona y la inflamación por los desencadenantes alérgenos. En este caso es probable que aparezcan por temporadas y, aunque existen algunos remedios naturales para disminuirlas o disimularlas, no desaparecerán del todo hasta que la temporada de alergias no mejore.

Si, por otro lado, las bolsas son ocasionadas por estrés, falta de sueño o el abuso del tabaco y el alcohol, la solución está clara. Intenta descansar mejor y controlar tus actividades y tu ritmo de vida; esto seguramente no solo acabe con las bolsas bajo los ojos, sino que también te hará sentir mejor.

Cuando la causa no es una simple congestión que se produce al despertar, has intentado cambiar tu modo de vida y las bolsas siguen sin pasar desapercibidas, seguramente sean debidas a un factor genético, pregúntate si tu madre o tu padre las tienen, y desde cuándo.

Por suerte, además de la cirugía estética, existen una serie de remedios naturales que, aunque no hayan sido probados científicamente, muchas mujeres aseguran que les funcionan. Puedes probar los que te enseñamos a continuación y encontrar el que mejor funciona para ti:

Los remedios naturales pueden ayudar a frenar la evolución de las bolsas. En general, cualquier acción que ayude a la eliminación de líquidos, también ayudará a reducir las bolsas.

Procura dormir bocarriba y con almohada. Dormir bocabajo puede agravar el problema, dado que se entorpece la circulación de retorno. Dormir con la cabeza un poco más elevada que los pies y utilizar una almohada más gruesa contribuye a que se hinchen menos los párpados durante la noche y, por lo tanto, retrasa la aparición de las bolsas.

Corta dos rodajas gruesas de pepino y enfríalas durante 10 minutos en la nevera. Colócalas luego otros 10 minutos sobre tus ojos para hidratar y descongestionar la zona. Los principios activos que tienen sus vitaminas C y silica ayudan a prevenir la retención de líquidos, desinflan las bolsas y, aplicados en la piel, mejoran la pigmentación, la laxitud y las arrugas finas.

El frío también contribuye a reducir la congestión de los ojos y, por tanto, las bolsas y ojeras. Hay antifaces creados con esta finalidad, que se guardan en la nevera, listos para ser utilizados en momentos de emergencia. Pero no hace falta que te compres uno especialmente para este propósito, puedes utilizar dos bolsitas de té usadas, enfriarlas en la nevera y ponértelas bajo los ojos. Incluso es igualmente efectivo envolver un hielo con un pañuelo de tela y apoyarlo bajo los ojos durante unos minutos.

Las cremas de contorno de ojos con hidratantes, antioxidantes y sustancias formadoras de colágeno pueden ayudar a devolver la elasticidad a la zona, para que no le cueste tanto volver a su forma original.

Pero la mayoría de estos trucos solo funcionan si las ojeras son causadas por falta de sueño, cansancio, retención de líquidos o estrés. Si el origen de tus ojeras es genético, la única solución para deshacerte completamente de ellas es la cirugía, aunque sí existen métodos para disminuirlas o disimularlas, como las cremas y el maquillaje. Puedes utilizar iluminadores o correctores, pero siempre que sean indicados para esas zonas.

Fuentes:

– Bolsas debajo de los ojos. Por clínica Mayo. https://www.mayoclinic.org/es-es/diseases-conditions/bags-under-eyes/diagnosis-treatment/drc-20369931

También te interesará...

Cómo hidratar la piel

¿Conoces la cosmética coreana? ¡Nosotras sí!

Comparte en: Puede que todavía no la conozcas o creas no conocerla, pero la cosmética coreana se ha convertido

Read More...

¿Papel pintado en las paredes de casa? ¡Claro que sí!

Comparte en: No todo el mundo decora su hogar con papel pintado, aunque quizás sea porque todavía no es

Read More...
Rumores

¿Coquetear en siete pasos? ¿Cómo?

Comparte en: El coqueteo es una parte importante de la vida. Este puede ser una forma divertida y aventurera

Read More...

Deja tu comentario:

Tu e-mail no será publicado.

Mobile Sliding Menu