¿Por qué salen agujetas?

En Salud
Correr una maratón
Comparte en:

Probablemente las has tenido alguna vez y ni tan siquiera te haría falta que te lo expliquemos, pero la definición exacta del término quizás la desconozcas. Las agujetas hacen referencia al dolor muscular que se siente en una parte del cuerpo un tiempo después de haber realizado un esfuerzo físico no habitual y de manera reiterada. ¿Te suena?

Apuntarte por primera vez al gimnasio o no ir después de varias semanas, e incluso meses, puede acarrear algún que otro episodio de esas temidas agujetas que, además, sabemos que tendremos mientras estamos realizando una determina actividad física demasiado vigorosa. Tranquila, al día siguiente probablemente pensarás que no hay nada peor, pero se pasará. Todo pasa, pero ¡ten un poco de paciencia! Es absolutamente normal tener agujetas cuando nuestro cuerpo no estaba ya acostumbrado a esa actividad física realizada y, aunque no lo creas, el primer día no será tan duro. De hecho, quizás hasta agradezcas al día siguiente el dolor que tuviste, y no el que tienes ahora que han pasado más de veinticuatro horas… ¡Presta atención!

¿Qué significa tener agujetas?

El dolor de las agujetas proviene de las lesiones microscópicas que el esfuerzo produce en tus músculos. Cuando hacemos ejercicio, las fibras musculares se acaban rompiendo. Si descansamos y comemos adecuadamente, nuestro cuerpo las reconstruye haciéndolas más fuertes y más grandes, de manera que vamos ganando también masa muscular.

Por su parte, el secretario general del Colegio Profesional de Fisioterapeutas de la Comunidad de Madrid, José Sánchez-Ferrer afirma que “las agujetas no pueden ser consideradas como una lesión, sino más bien como una alteración muscular en la que podemos notar dolor y rigidez muscular después de un esfuerzo físico intenso o poco habitual”.

Algunas personas sufren agujetas, pero otras no… ¿a qué se debe?

Nuestro cuerpo desarrolla tolerancia y se adapta de forma muy rápida por lo que las agujetas van siendo menos frecuentes a medida que vamos realizando más y más ejercicio. Además, aunque estas aparezcan por primera vez, una vez ya lo han hecho (es decir, una vez han aparecido) la probabilidad de que vuelvan a hacerlo también se ve reducida realizando el mismo tipo de ejercicios porque el cuerpo se acostumbra.

¿Por qué duelen más las agujetas el segundo día?

Antes de explicar el por qué a esto, primero debemos tener en cuenta que, cuando nos entran unas ganas repentinas de hacer bastante deporte (bastante más del que estamos acostumbradas), hay consecuencias y, como en todo, estas consecuencias son positivas, pero también negativas. Claro, es muy positivo porque por fin has encontrado esa motivación que no encontrabas desde hace tiempo para hacer deporte, pero la consecuencia negativa es que las agujetas se acaban convirtiendo durante el resto de la semana en un verdadero martirio para nosotras. Pasadas ya las veinticuatro horas de nuestro “gran desafío productivo” será cuando comencemos a sentir entonces esas temidas agujetas y cualquier simple gesto podría ser bastante doloroso.

Según el fisioterapeuta Sánchez-Ferrer, la causa principal por la que las agujetas duelen más el segundo día se debe principalmente a “un proceso de metabolización de proteínas que se destruyen pasadas cuarenta y ocho horas, un periodo durante el cual, además, se producen grandes descargas de radicales libres (sustancias muy irritantes para las fibras musculares y las terminaciones nerviosas)” explicando, además, que la localización del dolor “es variada y se asienta sobre todo en los tejidos muscular y fascial. El tejido fascial es la membrana que recubre los músculos”. Sin embargo, y a pesar de que esta afirmación de Ferrer vaya en relación con lo publicado en la revista European Journal of Applied Physiology que determinó que esa “fascia o membrana” era más sensible que el músculo en sí a las agujetas, por lo que es realmente esta la que nos causa el dolor y no las fibras musculares, hay más teorías.

De hecho, esta segunda teoría se contrapone a lo mencionado anteriormente. Una teoría que viene de la mano de Andrés Sánchez Dávila, quien advierte de que las fibras que se rompen alcanzan durante la actividad temperaturas muy altas y, después, cuando se enfrían se someten a movimientos que provocan ese incómodo dolor agudo. Con esta afirmación, por tanto, Sánchez Dávila explica que las mayores molestias aparecen al día siguiente o pasadas cuarenta y ocho horas siendo lógico, además, que las punzadas aparezcan con mayor probabilidad en algún grupo muscular que no se utiliza diariamente.

¿Qué hacer para evitar los lamentos del segundo día?

Probablemente la mejor opción antes de acabar con unos dolores insoportables de agujetas a los dos días de hacer ejercicio es aumentar la temperatura muscular con un calentamiento pre-ejercicio, antes de comenzar a “darte una buena paliza en el gimnasio”. Una vez hayas terminado, lo mejor será darse una ducha de agua fría. Además, es buena idea tomar regularmente vitamina C y proteínas para que la musculatura no se debilite, tal y como afirma el fisioterapeuta Sánchez-Ferrer.

Pero ¿y si ya han aparecido?

Una vez estas ya han aparecido, no hay marcha atrás. Eso sí, lo que recomienda el experto es que durante las primeras cuarenta y ocho horas se intente “disminuir la rigidez y el dolor para facilitar la reabsorción de la inflamación mediante baños de inmersión y duchas frías”. Pasado un tiempo recomienda también “la hidrotermoterapia (spa, jacuzzi, etc.), los masajes suaves para disminuir el tono muscular o los estiramientos al límite del dolor para flexibilizar la musculatura y disminuir el tono”.

Y el agua con azúcar que nos decían nuestros padres y nuestras madres cuando llegábamos a casa con tanto dolor que ni podíamos mantenernos en pie es un verdadero mito para el fisioterapeuta. “El agua con azúcar definitivamente no previene la aparición del dolor, pero tampoco su ingesta después del ejercicio ayuda a su alivio”.

Fuentes:

¿Por qué las agujetas duelen más pasados unos días? http://www.fitness4all.es/por-que-las-agujetas-duelen-mas-pasados-unos-dias/

“¿Desaparecen las agujetas tomando agua con azúcar? Desmintiendo un mito” https://www.vitonica.com/lesiones/desaparecen-las-agujetas-tomando-agua-con-azucar-desmintiendo-un-mito

También te interesará...

Cómo vestir en un bautizo

¿Cómo se debe ir vestida a un bautizo?

Comparte en: Los meses de mayo y junio son esos dos meses en los que, un año u otro,

Read More...
Toxoplasmosis y gatos

Beneficios de tener un gato

Comparte en: ¿Te encantan los gatos y estás pensando en adoptar uno? Te sorprenderán todos los beneficios que tener

Read More...
Mujer molesta con su pareja

Relación entre ovulación y sueño

Comparte en: ¿Te notas cansada? ¿Duermes lo suficiente? Quizás estés en la fase de la ovulación. Tu cansancio se

Read More...

Deja tu comentario:

Tu e-mail no será publicado.

Mobile Sliding Menu