¿Por qué salen aftas en la boca?

En Salud
Consejos dientes sanos
Comparte en:

No, no son graves, pero sí son bastante molestas, hasta tal punto que interfieren en nuestro día a día. A pesar de que muchas veces se asocian con la falta de higiene, hemos de saber que existen personas con cierta predisposición genética a desarrollarlas.

El afta es una úlcera o llaga abierta y dolorosa en la boca. Esta suele ser de color blanco y amarillo y está rodeada por un área roja y brillante y no, no es lo mismo que los herpes labiales (o comúnmente conocidos como calenturas). Esta suele aparecer en la parte interna de la boca o los labios, y en la gran mayoría de ocasiones su aparición suele asociarse a la falta de higiene.

Las aftas son una forma común de úlcera bucal que además pueden presentarse con infecciones virales, y aunque no se puede determinar como tal la causa, estas úlceras pueden estar ligadas a problemas con el sistema inmunitario del cuerpo, y podrían ser causadas también por una lesión bucal debido a un arreglo dental, una limpieza dental agresiva o un mordisco en la lengua o mejilla.

También otros factores como el estrés, los cambios hormonales, las alergias a los alimentos, e incluso la falta de ciertas vitaminas o minerales en la alimentación, pueden llegar a desencadenarlas. Y aunque son más propensas a contraer aftas las mujeres que los hombres, cualquier persona puede tenerlas ya que son hereditarias.

Las aftas también pueden aparecer en la lengua. Para curar el afta en este órgano muscular tan movible de la forma más rápida posible es recomendable cepillarse los dientes y usar un buen enjuague bucal sin alcohol al menos tres veces al día ya que, debido a sus propiedades antisépticas, se elimina una mayor cantidad de gérmenes haciendo que el afta se elimine antes. También se puede aplicar un cubito de hielo sobre el afta dolorida como “forma de anestesiar” la lengua para comer adecuadamente.

Causas de las aftas

Normalmente, las aftas pueden ser ocasionadas por algunas de estas razones:

Causas mecánicas. Esto puede deberse a un mordisco involuntario, una restauración dental que produce roce, una limpieza dental excesivamente agresiva, etc.

Infecciones víricas. Estas están originadas por patógenos diferentes al herpes.

Alteraciones del sistema inmunitario. Es el caso de las alergias alimentarias.

Factores hereditarios.

Uso de determinados fármacos.

Causas desconocidas.

Y, además, existen situaciones que determinan una mayor propensión para la aparición de llagas en la boca:

– estrés emocional

– carencia de ciertas vitaminas y minerales

– cambios hormonales

Síntomas de la aparición de aftas en la boca

Los síntomas son alteraciones en el organismo que ponen de manifiesto la aparición de una determinada enfermedad y sirven para determinar su naturaleza, es decir, son un indicio o señal de que algo está ocurriendo o va a ocurrir.

heridas de color blanco en el interior de la boca

– dolor

– heridas de pequeño tamaño

En los casos más extremos pueden producir fiebre y malestar general. Y, además, las aftas pueden presentarse en tres fases:

  1. Fase inicial.

-Ardor y hormigueo en una zona limitada de la mucosa oral.

-Mancha eritematosa.

  1. Fase ulcerosa.

-Sobre la mancha se desarrolla una úlcera que suele ser pequeña, mayor de 1 cm, suele estar aislada o agrupada, produce dolor y su borde es de color rojo vivo y su centro blanquecino con textura fibrosa que puede tener membranas grises o amarillas antes de sanar.

  1. Fase de cicatrización.

-La curación del afta comienza con su cicatrización y desaparición del dolor.

Tratamiento y prevención

A pesar de que se curan solas normalmente, en algunas ocasiones lo que aconsejan los expertos para acelerar el proceso de curación es no tomar comidas con demasiados condimentos y reducir la ingesta de alimentos ácidos, como es el caso de los cítricos. A veces incluso también es posible calmar el dolor y la inflamación con algunos anestésicos locales o antiinflamatorios tópicos que el propio odontólogo podrá recomendar. Como remedio casero también vale enjuagarse con agua y sal.

En el caso de que, por ejemplo, las aftas permanezcan más de dos semanas con cuidados personales, es decir, sean persistentes, o bien aparezcan dos o tres veces al año, es decir, recurrentes, lo que uno debe hacer es acudir al médico para que sea él quien pueda identificar cuál ha sido el posible desencadenante porque, a pesar de que no son un tipo de cáncer ni tampoco lo provocan, según la Biblioteca Nacional de Medicina de Estados Unidos, “algunos tumores pueden surgir como una úlcera bucal que no termina de sanar”.

Finalmente, para prevenir la aparición de estas aftas, sobre todo en las personas que las padecen de forma regular, lo que más recomiendan los expertos es que se evite la ingesta de alimentos ácidos, calientes y demasiado picantes, llevar una dieta equilibrada prestando atención a los alimentos que ayuden a mantener los diferentes niveles de hierro, zinc, ácido fólico y, por supuesto, tener una buena higiene bucodental. Para el último punto es importante tener en cuenta que los cepillos siempre han de ser suaves y cambiarlos con regularidad.

No es lo mismo afta que herpes

El afta es una ulceración que puede aparecer en los carrillos, en los labios, en la lengua, en el velo del paladar o en la base de las encías que causa bastante dolor. Sin embargo, el herpes labial o calentura es algo más común. Las calenturas son unas ampollas llenas de líquido y de color rojizo que normalmente duelen un poco. El brote dura entre siete y doce días.

El herpes labial está causado por un virus más contagioso llamado herpes simple (VHS), pero existen dos tipos: el labial y el genital. El tipo 1, es decir, el herpes labial, es el que causa herpes oral o labial, pero el tipo 2 es el que afecta a la zona genital. Este último es una enfermedad de transmisión sexual causada por el virus herpes simple, y que ocurre por el contacto directo con el líquido que contienen las ampollas o las úlceras que se encuentran en los genitales, muslos o ano de una persona infectada, generando síntomas como ardor, comezón y dolor.

Fuentes:

“Aftas. Etiopatogenia y tratamiento”. http://www.infomed.es/amudenes/articulo7.pdf

“Úlceras orales recurrentes: características clínicas y diagnóstico diferencial”. https://scielo.conicyt.cl/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S0716-10182007000300007

También te interesará...

Cosas que puedes vender por Internet, ¡y que mucha gente querrá comprar!

Comparte en: Si estás planteándote la posibilidad de abrir tu propia tienda online, pero todavía no tienes claro qué

Read More...
Beneficios para la salud de ser optimista

Resiliencia emocional ¿Cómo construirla?

Comparte en: La resiliencia podría definirse como la capacidad de afrontar la adversidad. Para la Neurociencia, por ejemplo, las

Read More...

Portugal, un país con encanto ¿Conoces todos sus rincones?

Comparte en: Portugal está cada vez más de moda y es, todavía por desgracia, un gran desconocido para los

Read More...

Deja tu comentario:

Tu e-mail no será publicado.

Mobile Sliding Menu