¿Por qué las ejecutivas son desproporcionadamente rubias?

En Trabajo
Comparte en:

Un estudio ha encontrado que, a pesar de que las mujeres rubias conforman una minoría entre la población total, en puestos de liderazgo, como la política o las grandes empresas, casi la mitad de las mujeres son rubias. ¿A qué se debe esta desproporción?

Se calcula que alrededor del 2% de la población es rubia. Aunque la cifra varía en función del país (en algunos, como EE UU, esta cifra es del 5%), esta sigue suponiendo una minoría respecto al resto de la población. En cambio, cuando se trata de mujeres (estadounidenses) en puestos de poder, un estudio de la Escuela de Negocios de la Universidad de Columbia Británica ha encontrado que el porcentaje de mujeres rubias se dispara desproporcionadamente.

Según calcularon, alrededor del 48% de las mujeres en las 500 empresas del índice S&P (el principal índice de mercado en el mundo) eran rubias. Y en el Senado estadounidense ocurría algo parecido, con un 38% de mujeres rubias.

En cambio, esto era distinto en el caso de los hombres. Un estudio de 2005 determinó que sólo el 2,2% de los directores ejecutivos de las 500 principales empresas de la revista Fortune eran rubios.

Los estereotipos: una posible explicación

Como señalaron las dos investigadoras que lideraron el estudio, una posible causa a este desproporcionado número de líderes rubias puede encontrarse en los estereotipos que rodean a este tono de pelo.

Los estereotipos son inherentes al ser humano. Nos permiten meter en categorías, simplificar el mundo y, por tanto, facilitar el procesamiento mental en el día a día. Los hay para todo el mundo y categorías: aspectos físicos, profesión, nacionalidad… Los hay inofensivos y otros, directamente, discriminatorios.

En este universo de estereotipos, las mujeres rubias suelen ser percibidas como pasivas, agradables, suaves, juveniles… Según explicaban las investigadoras Jennifer Berdahl y Natalya Alonso, se suele asumir que las mujeres rubias son más jóvenes, menos independientes y más complacientes.

¿Cómo explica esto que haya un número desproporcionado de líderes rubias?

A la hora de ocupar y ejercer puestos de poder y liderazgo, las mujeres con el pelo rubio son percibidas como menos agresivas y, por tanto, menos rechazadas. Según demostró el estudio de Berdahl y Alonso, cuando se enseñaba a una serie de hombres diferentes imágenes de ejecutivas con la misma frase “No quiero que haya ninguna ambigüedad sobre quién está al cargo” y “Mis empleados saben quién está al cargo”. Los resultados fueron los esperados, como resumía Berdahl “La misma mujer cambia su pelo de rubio a moreno y es percibida como una arpía”.

En cierto sentido, se puede decir que las mujeres están sacando provecho de los estereotipos que se tienen generalmente con el pelo rubio de una manera estratégica. En otro, se puede ver como un síntoma de que las mujeres nos vemos forzadas o internalizamos la necesidad de suavizar nuestro aspecto para no ser percibidas como una amenaza por los hombres que copan los puestos de poder.

En cualquier caso, si algo deja claro todo esto es que las rubias NO son tontas.

Foto: Creado por Pressfoto – Freepik.com

También te interesará...

Amor fuerte

¿Cómo saber si estás enamorada (y si él lo está de ti)?

Comparte en: Muchos niños juegan de pequeños, con una margarita, al juego de “Me quiere, no me quiere”, lo

Read More...
Blanqueadores naturales

Descubre 6 alimentos que tiñen tus dientes y otros 6 que los blanquean

Comparte en: A todos nos gusta tener los dientes blancos pero sabemos que hay bebidas y alimentos, como el

Read More...
Burlas

Cómo actuar ante las burlas

Comparte en: Las burlas pueden ser muy crueles y humillantes, sobre todo si vienen de parte de una persona

Read More...

Deja tu comentario:

Tu e-mail no será publicado.

Mobile Sliding Menu