¿Por qué la gente excepcional evita los amigos mediocres?

En Relaciones
Cómo discutir de manera correcta
Comparte en:

Seguro que has oído muchas veces decir que “los emprendedores son solitarios” y que “los visionarios viajan solos”. Para alcanzar el éxito, se supone que debes dejar atrás a tus detractores y rodearte de personas que piensen como tú. ¿Realmente hay algo de verdad en esto? ¿Qué motivos hay que expliquen por qué las relaciones correctas pueden impulsarnos hacia adelante, mientras que las incorrectas nos detienen? Según afirman expertos en el tema, la gente de la que te rodeas te hace ver el mundo de una manera diferente.

Una línea recta puede encogerse o alargarse

Cuando Solomon Asch, un psicólogo del Swarthmore College en la década de 1950, le pidió a un grupo de voluntarios que estimaran la longitud de una línea negra vertical en una tarjeta blanca, hizo una observación intrigante. Descubrió que la estimación de cada persona variaba según lo que pensaran los demás. Una persona rodeada de personas que sobreestimaron su longitud también la sobreestimó. Lo mismo era cierto para la subestimación. La gente literalmente vio la línea de manera diferente dependiendo de quién estaba a su alrededor.

¿Cómo puede una línea negra verse realmente diferente dependiendo de las opiniones de los demás? Asch simplemente estaba confirmando lo que Gustave Le Bon (sociólogo) había escrito más de medio siglo antes, en su tratado seminal The Crowd: A Study of the Popular Mind, una obra que incluso Lenin, Mussolini y Hitler habían leído. Le Bon escribió que en una multitud “los sentimientos e ideas de todas las personas toman la misma dirección y su personalidad consciente se desvanece”.

¿Qué está pasando en tu cerebro?

Cuando tienes una opinión, una idea o un deseo que coincide con los de las personas que te rodean, el camino de recompensa de tu cerebro se activa y hace que te sientas bien y a gusto con esa opinión, idea o deseo. Pero si tu opinión, idea o deseo es diferente al de las personas que te rodean, una parte de tu cerebro que se dispara cuando sientes dolor (la ínsula anterior) se activa. Cuando esto sucede, haces una de estas dos cosas:

– Opción A: finges estar de acuerdo con los demás, pero continúas aferrándote secretamente a tus propios pensamientos.

– Opción B: tu cerebro cambia activamente su forma de pensar y moldea sus pensamientos más íntimos para alinearse con los de la multitud que te rodea.

¿Cuál crees que usas más a menudo? Aunque pensemos que somos firmes en nuestras creencias y que la gente no nos hace cambiar de idea tan fácilmente, un reciente artículo sugiere que puedes estar usando la opción B con más frecuencia de lo que piensas.

Según este artículo, las personas a menudo alinean sus comportamientos con opiniones grupales, lo que se conoce como conformidad social. Muchos estudios de neurociencia han explorado los mecanismos neuropsicológicos subyacentes a la conformidad social, pero este estudio se basó en estudios de neuroimagen de conformidad social con el propósito de revelar la convergencia de la arquitectura neural subyacente. De este modo, identificaron una convergencia de focos de activación informados en regiones asociadas con la toma de decisiones normativas, incluyendo el estriado ventral (VS), la corteza frontal medial posterior dorsal (pMFC dorsal) y la ínsula anterior (AI). Específicamente, la desactivación constante de VS y la activación de pMFC y AI dorsal se identifican cuando las respuestas de las personas se desvían de las opiniones grupales. Además, las respuestas relacionadas con la desviación en el pMFC dorsal predicen los ajustes de comportamiento conformes de las personas. Estos son consistentes con los modelos actuales de que el desacuerdo con otros podría evocar señales de “error”, desequilibrio cognitivo y / o sentimientos aversivos, que se detectan plausiblemente en estas regiones del cerebro como señales de control para facilitar los comportamientos de conformidad posteriores. Finalmente, las opiniones grupales dan como resultado correlaciones neuronales alteradas de la valoración, que se manifiestan como respuestas más fuertes de VS a estímulos respaldados de lo que otros no les gusta.

En resumen, una red dentro de nuestro cerebro (que involucra la corteza frontal medial y la ínsula anterior) monitorea los “errores” según las opiniones de las personas de nuestro alrededor. Esta red se activa tan pronto como no estás de acuerdo con la gente que te rodea y anuncia los esfuerzos de tu cerebro para tratar de reducir esta brecha de desacuerdo.

Asimismo, otro estudio ha demostrado cómo esta red se activa antes de que las personas cambien sus creencias más íntimas para que coincidan con las creencias que aparentemente pretenden mantener. En el primer estudio de fMRI (técnica usada en radiología que produce imágenes de alta resolución con buen contraste entre diversos tejidos cerebrales) para examinar la fase de decisión en un paradigma de disonancia cognitiva, observaron que el aumento de la actividad en la circunvolución frontal inferior derecha, las regiones frontoparietales mediales y el estriado ventral, y la disminución de la actividad en la ínsula anterior se asociaron con la posterior cambio de actitud relacionado con la decisión. Estos hallazgos sugieren que los procesos de racionalización característicos asociados con la toma de decisiones pueden involucrarse muy rápidamente en el momento de la decisión, sin una deliberación extendida y pueden involucrar procesos de regulación de emociones similares a la reevaluación.

¿Qué significa esto para cada uno de nosotros?

Incluso si tienes una idea brillante, innovadora y que cambia el mundo dentro de ti, corres el riesgo de abandonar tus ideas empresariales, cambiar tus creencias y rendirte al pesimismo de los detractores si estás rodeado de ellos.

Por el contrario, si te rodeas de emprendedores optimistas y enérgicos que aspiran a tener éxito, es probable que cambies tus pensamientos más íntimos para pensar como ellos y ser más emprendedor, incluso si nunca antes habías tenido ideas emprendedoras.

Si tu grupo social puede cambiar tus pensamientos más íntimos, puede cambiar quién eres. Cuando eliges a las personas con las que quieres estar, eliges a la persona en la que quieres convertirte, así que elige con sabiduría.

Fuentes:

“Neural signatures of social conformity: A coordinate-based activation likelihood estimation meta-analysis of functional brain imaging studies”. Wu H, Luo Y, Feng C. Neurosci Biobehav Rev. 2016 Dec;71:101-111. doi: 10.1016/j.neubiorev.2016.08.038. Epub 2016 Aug 31.

“The neural basis of rationalization: cognitive dissonance reduction during decision-making”, Johanna M. Jarcho, Elliot T. Berkman, Matthew D. Lieberman. Social Cognitive and Affective Neuroscience, Volume 6, Issue 4, September 2011, Pages 460–467, https://doi.org/10.1093/scan/nsq054

También te interesará...

Cómo elegir colchón

¿Cómo elegir un colchón?

Comparte en: A la hora de dormir plácidamente y descansar, el colchón es la parte más importante de una

Read More...
Por qué salen caries

¿Por qué salen caries?

Comparte en: Quizás lo primero que debemos hacer es definir el término, y es que no todo el mundo

Read More...
Beneficios de escribir

Pautas para escribir un libro

Comparte en: ¿Brújula o mapa? La autora Elisabeth Benavent es una de esas maravillosas autoras que están haciéndonos ver

Read More...

Deja tu comentario:

Tu e-mail no será publicado.

Mobile Sliding Menu