¿Por qué algunas personas son más creativas que otras?

En Estilo de vida
Persona inteligente
Comparte en:

La creatividad es la capacidad de generar ideas nuevas y útiles. Al igual que la inteligencia, es un rasgo que todo el mundo posee de alguna manera, no es una habilidad exclusiva de los “genios” creativos como Picasso o Steve Jobs. 

La creatividad no es solo la capacidad para dibujar o diseñar un producto. Todos debemos pensar creativamente en nuestra vida cotidiana, ya sea para averiguar cómo hacer la cena con restos de comida o cómo crear un disfraz de Halloween sin ropa en el armario. Las tareas creativas van desde lo que los investigadores llaman creatividad “Little-C” (hacer un sitio web, crear un regalo de cumpleaños o hacer una broma divertida) hasta la creatividad “Big-C”: escribir un discurso, componer un poema o diseñar un experimento científico.

Los investigadores de la psicología y la neurociencia han comenzado a identificar procesos de pensamiento y regiones cerebrales involucradas con la creatividad. La evidencia reciente sugiere que la creatividad implica una interacción compleja entre el pensamiento espontáneo y el pensamiento controlado: la capacidad de generar espontáneamente ideas y evaluarlas deliberadamente para determinar si realmente funcionarán.

A pesar de este progreso, la respuesta a la gran pregunta sigue siendo complicada: ¿qué hace que algunas personas sean más creativas que otras?

En un nuevo estudio, estudiaron si la capacidad de pensamiento creativo de una persona se puede explicar, en parte, por una conexión entre tres redes cerebrales.

Mapeo del cerebro durante el pensamiento creativo

En el estudio, 163 participantes completaron una prueba clásica de “pensamiento divergente” llamada tarea de usos alternativos, que les pide a las personas que piensen en usos nuevos e inusuales para los objetos. A medida que completaron la prueba, se sometieron a escáneres por resonancia magnética funcional, que mide el flujo de sangre a las partes del cerebro.

La tarea evaluaba la capacidad de las personas para diferenciarse de los usos comunes de un objeto. Por ejemplo, en el estudio, mostraron a los participantes diferentes objetos en una pantalla, como un envoltorio de goma o un calcetín, y les pidieron que descubriran formas creativas de usarlos. Algunas ideas fueron más creativas que otras. Para el calcetín, un participante sugirió usarlo para calentar los pies, el uso común de un calcetín, mientras que otro participante sugirió usarlo como un sistema de filtración de agua.

Es importante destacar que las personas que obtuvieron mejores resultados en esta tarea también tendieron a informar que tenían pasatiempos y logros más creativos, lo que es consistente con estudios previos que muestran que las tareas diarias miden la capacidad general de pensamiento creativo.

Después de que los participantes completaran estas tareas de pensamiento creativo y de la resonancia magnética funcional, midieron la conectividad funcional entre todas las regiones del cerebro: la cantidad de actividad en una región se correlacionaba con la actividad en otra región.

También calificaron sus ideas de acuerdo a la originalidad: los usos comunes recibieron puntajes más bajos, mientras que los usos poco comunes recibieron puntajes más altos.

Luego correlacionaron el puntaje de creatividad de cada persona con todas las conexiones cerebrales posibles (aproximadamente 35.000) y eliminaron las conexiones que, de acuerdo con sus análisis, no se correlacionaron con los puntajes de creatividad. Las conexiones restantes constituían una red “altamente creativa”, un conjunto de conexiones muy relevantes para generar ideas originales.

Habiendo definido la red, querían comprobar si una persona con conexiones más fuertes en esta red altamente creativa puntuaría bien en otras tareas. Así que midieron la fuerza de las conexiones de una persona en esta red, y luego usaron modelos predictivos para evaluar si se podía estimar el puntaje de creatividad de una persona.

Los modelos revelaron una correlación significativa entre los puntajes de creatividad predichos y observados. En otras palabras, se podía estimar cuán creativas serían las ideas de una persona en función de la fortaleza de sus conexiones en esta red.

Además, probaron si era posible predecir la capacidad de pensamiento creativo en tres nuevas muestras de participantes cuyos datos cerebrales no se utilizaron para construir el modelo de red. En todas las muestras, descubrieron que eran capaces de predecir, aunque modestamente, la capacidad creativa de una persona en función de la fortaleza de sus conexiones en esta misma red.

En general, las personas con conexiones más fuertes tuvieron mejores ideas.

Qué ocurre en una red ‘altamente creativa’

Así, los investigadores descubrieron que las regiones cerebrales dentro de la red “altamente creativa” pertenecían a tres sistemas cerebrales específicos: las redes predeterminadas, prominentes y ejecutivas. La red predeterminada es un conjunto de regiones cerebrales que se activan cuando las personas se dedican al pensamiento espontáneo, como soñar despierto o imaginar. Esta red puede desempeñar un papel clave en la generación de ideas o en la lluvia de ideas, pensando en varias soluciones posibles para un problema.

La red de control ejecutivo es un conjunto de regiones que se activan cuando las personas necesitan enfocarse o controlar sus procesos de pensamiento. Esta red puede desempeñar un papel clave en la evaluación de la idea o en determinar si las ideas generadas por el intercambio de ideas realmente funcionarán y modificarlas para que se ajusten al objetivo creativo.

La red de relevancia es un conjunto de regiones que actúa como un mecanismo de conmutación entre las redes predeterminadas y ejecutivas. Esta red puede desempeñar un papel clave en la alternancia entre generación de ideas y evaluación de ideas.

Una característica interesante de estas tres redes es que no se activan al mismo tiempo. Por ejemplo, cuando la red ejecutiva está activada, la red predeterminada generalmente está desactivada. Por lo tanto estos resultados sugieren que las personas creativas pueden activar mejor las redes cerebrales que generalmente funcionan por separado.

Además, estos hallazgos indican que el cerebro creativo está “cableado” de manera diferente y que las personas creativas son más capaces de interactuar con los sistemas cerebrales que normalmente no funcionan juntos. Curiosamente, los resultados son consistentes con los recientes estudios fMRI de artistas profesionales, incluidos músicos de jazz que improvisan melodías, poetas que escriben nuevas líneas de poesía y artistas visuales dibujando ideas para una portada de libro.

Se necesita investigación futura para determinar si estas redes son maleables o relativamente fijas. Por ejemplo, ¿tomar clases de dibujo conduce a una mayor conectividad dentro de estas redes cerebrales? ¿Es posible impulsar la capacidad general de pensamiento creativo modificando las conexiones de red?

Por ahora, estas preguntas siguen sin respuesta.

Fuente: “Robust Prediction of Individual Creative Ability from Brain Functional Connectivity”, Roger E. Beaty, Yoed N. Kenett, Alexander P. Christensen, Monica D. Rosenberg, Mathias Benedek, Qunlin Chen, Andreas Fink, Jiang Qiu, Thomas R. Kwapil, Michael J. Kane, and Paul J. Silvia. https://www.researchgate.net/publication/321729749_Robust_Prediction_of_Individual_Creative_Ability_from_Brain_Functional_Connectivity

 

También te interesará...

Beneficios para la salud de ser optimista

Resiliencia emocional ¿Cómo construirla?

Comparte en: La resiliencia podría definirse como la capacidad de afrontar la adversidad. Para la Neurociencia, por ejemplo, las

Read More...

Portugal, un país con encanto ¿Conoces todos sus rincones?

Comparte en: Portugal está cada vez más de moda y es, todavía por desgracia, un gran desconocido para los

Read More...
Alimentos sanos

Cómo se debe organizar una nevera

Comparte en: ¿Te acabas de independizar y no tienes ni idea de cómo organizar tu nevera? Quizás la primera

Read More...

Deja tu comentario:

Tu e-mail no será publicado.

Mobile Sliding Menu