Pink Tax, el impuesto invisible que hace los productos femeninos más caros

En Ocio y Cultura
Hucha cerdito
Comparte en:

Parece existir un impuesto invisible que no figura en ningún ticket o factura pero que hace que los productos comercializados como “femeninos” (es decir, rosas) sean más caros que los masculinos. ¿Tan preciada es la pintura rosa?

Pink Tax, Tasa rosa, impuesto femenino… el aumento del coste de los productos cuando estos son distribuidos como femeninos tiene muchos nombres, pero ninguna razón coherente de por qué sucede esto. Se trata en general de productos que, la mayoría, no tendrían ni por qué ser diferenciados para hombres y mujeres (¿bolis para mujeres? ¿En serio?), pero que lo son y, para redondearlo, resultan más caros en su versión femenina.

Podéis hacer el irritante experimento de comparar los precios del mismo producto en sus versiones para hombres con aquellos dirigidos a mujeres. Cuando lo hagáis, muchas veces encontraréis una incomprensible diferencia entre el precio de los primeros y el de los segundos.

Champú, cuchillas de afeitar, desodorantes, ropa, perfume… Según un estudio de la Universidad de California, las diferencias en los precios de estos productos hacían que, a lo largo de un año, las mujeres llegáramos a pagar alrededor de 1.300 € más que los hombres en los mismos productos. Y otro estudio del Departamento de Consumo de la ciudad de Nueva York, que comparó los precios de unos 800 productos con versiones masculina y femenina, determinó que, por productos similares, las mujeres pagamos un 7% más que los hombres.

Llamémoslo Marketing

¿Cómo se explica? Algunos defienden que esta tasa invisible sobre los productos femeninos se debe a que los hombres suelen gastar menos en su cuidado personal, por lo que así las marcas intentar incentivar su consumo. La ley de la oferta y la demanda… revertida. A más demanda, más precio.

No obstante, esto no explica por qué esta diferencia llega hasta… los juguetes. En EE UU, la cadena de supermercados Target cobraba el doble por un patinete dirigido a niñas que por la versión dirigida a niños (es decir, igual, pero uno en rosa y otro en rojo). Concretamente, la versión rosa costaba 45 dólares, mientras que la roja era de 25. Nunca el color rosa dio tanto dinero… La indignación que despertó este hecho hizo que la cadena igualara el precio de los dos productos.

Y esto, como es de esperar, no fue un hecho aislado. Como decía la revista Fortune en un artículo: “Simplemente hacer un juguete rosa aumenta su precio”. En el artículo señalaban un estudio de la consultora Boomerang Commerce que analizó productos de 17 categorías distintas -entre ellas juguetes, ropa y electrónica- en casos en los que los productos se ofrecieran en diversos colores. En cada uno -eso es, en cada una de las 17 diferentes categorías- la versión rosa era la más cara. Un triciclo rosa se vendía por 58 dólares, su versión idéntica -pero en otro color- por 43. Una bicicleta infantil costaba 64 dólares en su versión no-rosa, y 80$ por ir pintada en ese color.

¿Qué explicación se da en este caso? Que este mayor precio se puede explicar en que los productos rosas tienen un menor mercado que otros colores, por lo que se venden menos. Sí, habéis leído bien, de nuevo la ley de la oferta y la demanda. ¿No decían que los productos femeninos de higiene eran más caros que los masculinos porque ellos compraban menos? Parece que da igual el nivel de oferta y demanda. La versión “femenina” de un producto siempre parece costar más.

 

Foto: Creado por Pressfoto – Freepik.com

También te interesará...

Amor fuerte

¿Cómo saber si estás enamorada (y si él lo está de ti)?

Comparte en: Muchos niños juegan de pequeños, con una margarita, al juego de “Me quiere, no me quiere”, lo

Read More...
Blanqueadores naturales

Descubre 6 alimentos que tiñen tus dientes y otros 6 que los blanquean

Comparte en: A todos nos gusta tener los dientes blancos pero sabemos que hay bebidas y alimentos, como el

Read More...
Burlas

Cómo actuar ante las burlas

Comparte en: Las burlas pueden ser muy crueles y humillantes, sobre todo si vienen de parte de una persona

Read More...

Deja tu comentario:

Tu e-mail no será publicado.

Mobile Sliding Menu