Ovulación y belleza femenina

En Belleza
Cómo hidratar la piel
Comparte en:

La ovulación es el proceso en el que los cambios hormonales hacen que un ovario libere un óvulo, es decir, el momento del ciclo menstrual en el que el óvulo es expulsado a la trompa de Falopio coincidiendo a su vez con los días fértiles de la mujer. Dicho proceso suele producirse entre las 24 y las 36 horas posteriores al aumento de la hormona luteinizante e identificarlo le ayuda a determinar el momento en el que se está a punto de ovular.

A medida que se va acercando el proceso de la ovulación, lo que sucede es que el cuerpo segrega cada vez más cantidad de estrógeno, hormona sexual que interviene en la aparición de los caracteres sexuales secundarios femeninos, provocando a su vez que el endometrio se haga más denso y ayudando a crear el entorno adecuado para el esperma. Los altos niveles de estrógeno provocan el aumento súbito de otra hormona llamada hormona luteinizante (LH), haciendo que se libere el óvulo maduro del ovario, un proceso que, además, suele producirse entre las primeras 24 y 36 horas posteriores a la subida, siendo el aumento de esta hormona un buen indicador de máxima fertilidad.

Normalmente la fecundación del óvulo suele producirse, como máximo 24 horas después. Sin embargo, si este no se fecunda el endometrio se desprende, el óvulo también lo hace con él y, finalmente, se inicia de nuevo el periodo comenzando en ese justo momento el ciclo menstrual. El ciclo menstrual se define como el periodo que va desde el primer día de regla y el primero de la siguiente. Generalmente nuestro ciclo menstrual dura 28 días aproximadamente, aunque puede durar también entre 21 y 35 días, pues son valores considerados normales. Asimismo, hemos de saber que durante este ciclo menstrual nuestro cuerpo se está preparando para un posible embarazo.

Pero ¿qué tiene que ver la ovulación con la belleza femenina? La belleza es un concepto asociado a la hermosura, aunque la realidad es que se trata de una apreciación subjetiva ya que lo que es bello para una persona puede no serlo para otra. No obstante, la belleza se define vulgarmente como la característica de una cosa que a través de una experiencia sensorial, es decir, una percepción, procura una sensación de placer e incluso un sentimiento de satisfacción, sin embargo, y de vuelta a la realidad hemos de ser conscientes de que el concepto de belleza es básicamente la noción abstracta ligada a numerosos aspectos de la existencia humana y, dicho concepto, además, se estudia dentro de la disciplina filosófica de la estética, de la historia, de la sociología y de la psicología social.

A su vez, el canon de belleza se refiere al conjunto de características que una sociedad considera de manera convencional como hermoso o atractivo. Asimismo, hay que saber que el canon de belleza es históricamente variable y no es común en todas las culturas que existen. La belleza del atractivo personal, ese canon, es lo que a lo largo de la historia ha conseguido atraer el interés de multitud de pensadores. Y que, además, en estudios recientes han asociado con la ovulación.

Según una investigación llevada a cabo por equipos científicos de la Universidad Carolina de Praga y la de Newcastle, “los rostros de las mujeres son más hermosos en la fase de la ovulación” que como decíamos anteriormente tiene lugar dos semanas después de la regla cuando uno de los ovarios libera el óvulo para que este pueda ser fertilizado. En ese momento, los científicos que llevaron a cabo la investigación utilizaron dos fotografías de las 48 mujeres entre 19 y 33 años mostrando el rostro de cada una de ellas en la fase de la ovulación y la otra en la tercera semana del ciclo menstrual.

Tras ello, los científicos escogieron a un total de 100 hombres entre los 19 y los 44 años para que decidieran el rostro que les parecía más atractivo e hicieron lo mismo con las mujeres, pero esta vez entre los 18 años y los 33 años. Tanto unos como otros dieron preferencia a las fotos hechas en la fase de la ovulación, algo que les sirvió además a los científicos para deducir que “el mayor atractivo de la mujer en la fase fértil podría perfectamente representar el mecanismo natural destinado a aumentar su valor en el mercado de posibles parejas al existir una probabilidad mayor de concepción”. Además, los expertos consideraron también muy notable el hecho de que las mujeres que observaban los retratos de las mujeres seleccionadas para ello distinguieran mucho mejor el atractivo de los rostros en esta fase que los hombres.

Por último, cabe destacar que la belleza femenina tiene mucho que ver con el color y el estado del cutis. De hecho, algunos estudios anteriores han revelado que en el periodo de ovulación lo que sucede en realidad es que el matiz del cutis de las mujeres y las partes más blandas del cuerpo como son los senos y los pabellones de las orejas se vuelven mucho más simétricos, y por su parte, los hombres, se sienten más atraídos por el olor que desprende en esos momentos el cuerpo femenino que, además, está indicando que está en condiciones de ser fertilizada.

Entonces ¿eran verdaderamente guapas algunas mujeres como Marilyn Monroe o Sharon Stone?

También te interesará...

Cosas que puedes vender por Internet, ¡y que mucha gente querrá comprar!

Comparte en: Si estás planteándote la posibilidad de abrir tu propia tienda online, pero todavía no tienes claro qué

Read More...
Beneficios para la salud de ser optimista

Resiliencia emocional ¿Cómo construirla?

Comparte en: La resiliencia podría definirse como la capacidad de afrontar la adversidad. Para la Neurociencia, por ejemplo, las

Read More...

Portugal, un país con encanto ¿Conoces todos sus rincones?

Comparte en: Portugal está cada vez más de moda y es, todavía por desgracia, un gran desconocido para los

Read More...

Deja tu comentario:

Tu e-mail no será publicado.

Mobile Sliding Menu