Nueva generación de implantes mamarios

En Belleza
Mujer detrás cortina
Comparte en:

El aumento de pecho es una operación de cirugía estética que se lleva practicando durante décadas, lo único que actualmente se ha desarrollado un nuevo procedimiento con soluciones más seguras, resultados naturales y un plazo de recuperación mucho más reducido.

Muchas mujeres no se encuentran a gusto con su pecho debido al exceso o escaso volumen y porque después de la lactancia pierde su tamaño original y queda caído, y, como consecuencia, deciden operarse. Esta decisión hace unos años se tenía que premeditar, pero gracias a las nuevas tecnologías cada vez los implantes son de mejor calidad y avalan una durabilidad casi de por vida y, a su vez, los riesgos se han reducido. No obstante, la ecografía o mamografía anual para tener el implante en supervisión sigue estando presente.

La operación de aumento de mama se trata de un proceso quirúrgico que genera volumen en las mamas con una prótesis de silicona. Además, también sirve para recuperar el volumen original del pecho si uno de ellos ha sido extirpado debido al cáncer de mama.

En cuanto a los implantes, hasta el día de hoy se han creado diversos tipos que cada vez más tienen una caída y movimiento más natural a causa del avance tecnológico. La novedad es que se ha conseguido definir una prótesis más natural acorde al cuerpo de cada mujer, y que genera menos reacciones y contractura capsular, gracias al material que están hechos los implantes, los geles ergonómicos. Estos geles se mueven junto con la paciente, son bizco-elásticos. Es decir, si la paciente está de pie, adopta una forma de gota, y si está acostada, una forma redonda.

Por otro lado, se ha incluido un chip de identificación por radiofrecuencia en el interior del implante mamario. El chip tiene una vida útil ilimitada y permite la realización de mamografías. Su función es principalmente proporcionar la información de los datos específicos del producto, sobre todo el número de identificación, para que las pacientes no pierdan los números de serie del producto. Esto es una buena opción porque si tenemos en cuenta lo ocurrido en 2013, cuando la empresa francesa PIP vendió prótesis mamarias de mala calidad y, como resultado, existía la posibilidad de que a más de medio millón de mujeres se le rompieran sus prótesis y se desconocía cuantos de estos productos se había proveído a cada país. Habría que menciona también, que poco a poco estos chips proporcionarán nuevos datos, por ejemplo, la temperatura que permitirá conocer si hay peligro de infección, o que el implante se ha roto y se debe sustituir por otro nuevo.

Por último, la recuperación tras la operación es mucho más llevadera. Las mujeres que elijan operarse sólo pasarán una noche en el hospital o en la clínica y una semana de reposo en su casa. Además, podrán volver a su trabajo rápidamente sin ningún problema. De todas formas, los médicos recomiendan realizarse la cirugía en invierno porque la piel está menos expuesta al sol y podrán disfrutar posteriormente de la época estival luciendo su nuevo cuerpo.

Foto: Creado por V.ivash – Freepik.com

También te interesará...

Cosas que puedes vender por Internet, ¡y que mucha gente querrá comprar!

Comparte en: Si estás planteándote la posibilidad de abrir tu propia tienda online, pero todavía no tienes claro qué

Read More...
Beneficios para la salud de ser optimista

Resiliencia emocional ¿Cómo construirla?

Comparte en: La resiliencia podría definirse como la capacidad de afrontar la adversidad. Para la Neurociencia, por ejemplo, las

Read More...

Portugal, un país con encanto ¿Conoces todos sus rincones?

Comparte en: Portugal está cada vez más de moda y es, todavía por desgracia, un gran desconocido para los

Read More...

Deja tu comentario:

Tu e-mail no será publicado.

Mobile Sliding Menu