No consigo olvidar

En Relaciones
Qué pasa si lloras mucho
Comparte en:

La idea de conocer a gente buena y sobre todo de tener relaciones fantásticas es algo maravilloso. Sin embargo, muchas personas prefieren evitar tener relaciones serias por las consecuencias que esto conlleva si la relación acaba mal.

Muchas de nosotras empezamos relaciones en las que intentamos dar lo mejor de nosotras mismas porque deseamos que todo vaya bien con esa persona que hemos conocido y de la que poco a poco nos estamos enamorando. Sin embargo, no todo siempre va como a una le gustaría y las relaciones que comenzamos, a veces, por un factor u otro, acaban rompiéndose.

Sin duda, cuando esto sucede es inevitable pasarlo mal y echar de menos a la otra persona, sobre todo cuando ha sido él quien nos ha dejado, ya que normalmente la persona que ha decidido romper con la relación ha estado mentalizándose de ello previamente ya que (y sobre todo si es una relación de muchos años) no es una decisión que se pueda tomar a la ligera. Por eso, él estará siempre más preparado porque simplemente ha tenido “más tiempo” para pensar y saber elegir de manera tranquila y sosegada qué es lo que realmente le conviene.

Está claro que una vez comparta su decisión y nos explique al menos alguno de los motivos por los que ha decidido cortar la relación, debemos ser conscientes de que tenemos que aceptarlo y no forzar nada, aunque resulte muy complicado si nosotras tenemos todavía sentimientos hacia él. Además, lo que sucede en muchas ocasiones también es que no somos conscientes de lo mal que va nuestra relación y es nuestra ya expareja quien nos abre los ojos y nos hace ver que esa relación no tenía ya futuro.

Esto suele suceder cuando somos personas más adultas y ya hemos tenido más de una relación seria durante nuestra vida que nos hace aprender y reconocer las primeras señales que indican si una relación va bien o si en realidad tiene mucho menos futuro de lo que en un principio se creía. Por tanto, hay que aceptar que a veces la mejor opción es que uno u otro termine con ello.

Es cierto que será una época difícil para nosotras ya que cuando estamos enamoradas y nos dejan (sobre todo cuando no lo esperábamos o no queríamos verlo) resulta bastante complicado asumirlo. Pero hay que hacerlo o al menos intentarlo. Debemos aceptar que nuestra expareja ya forma parte de nuestro pasado y aunque creamos al principio de la ruptura que jamás lo olvidaremos y que no encontraremos a otra persona igual, esto debe ser algo que poco a poco tenga que ir saliendo de nuestros pensamientos. Si esa persona no quiere seguir será porque no era para nosotras. Además, “hay muchos peces en el mar”.

También es cierto que, a menudo, y sobre todo cuando ha pasado poco tiempo tras la ruptura, será inevitable que pensemos en él y creamos, como decíamos, que jamás lo olvidaremos. Sin embargo, y en los tiempos que corren, probablemente nuestros sentimientos se esfumen antes de lo que creemos.

Lo primero que debemos hacer para conseguir olvidarle es estar en compañía de todas aquellas personas de nuestro entorno que nos quieren y nos apoyan. La familia, los amigos y algunos compañeros pueden ayudarnos a superar este “bache emocional” del que no conseguimos salir. Si todas estas personas hacen que nos sintamos a gusto con nosotras mismas también conseguirán que toda la negatividad y pesimismo que ahora mismo sentimos con referencia al amor disminuya.

Una vez tengamos ya algo de fuerza y nuestro círculo de amistades nos haya hecho ver un poco “la otra cara de la realidad” podemos empezar a plantearnos no parar. Así es, con frecuencia cuando se acaba nuestra relación de pareja dejamos todo a un lado y nos sumergimos en una especie de submarino del que hacemos ver que no se puede salir. Nos olvidamos de la cantidad de proyectos que teníamos en mente o de la multitud de actividades que nos gustaba realizar anteriormente, pero nos equivocamos. Es decir, lo mejor es no parar de hacer cosas y aunque es probable que no nos apetezca hacer todas las que hacíamos, no importa, las haremos de todas formas. Esto es una muy buena forma de mantener nuestra cabeza en otro sitio y no pensar en ello a todas horas. De hecho, la inactividad lo único que hace es anclarnos en nuestros pensamientos negativos.

Y si todo esto lo empezamos a hacer nosotras solas y sin necesitar a una amiga que nos acompañe, mucho mejor. Esto no quiere decir que debamos abandonar nuestras amistades, todo lo contrario, pero sí que podemos optar por quedar más con ellas el fin de semana y entre diario cuidarnos más y “ponernos guapas” para nosotras mismas y no, no nos referimos al maquillaje. Sin duda, eso nos puede poner muy guapas, pero saber cuidarnos emocionalmente nos hace mucho más, sobre todo interiormente.

Lo que hay que tener claro es que nadie necesita a una pareja para estar feliz, pues millones de personas andan solteras por el mundo y están completamente felices. Por eso lo más importante es que podamos seguir siendo nosotras mismas y hacer cosas que verdaderamente tengan valor y nos aporten todo lo que realmente necesitamos. Es cierto que cuidarse y a ayudarse a una misma, y sobre todo tras una ruptura, supone un trabajo bastante costoso, pero merece mucho la pena.

Para ello lo que hemos de tener claro es que debe actuar primeramente nuestra fuerza de voluntad y sobre todo intentar mejorar nuestra autoestima, pues los beneficios de esta son muy numerosos. La autoestima está asociada con la felicidad, la resiliencia, la salud y la productividad, por lo que no hay duda de que hay que mejorarla, y mucho. Hemos de cambiar el modo en que interpretamos nuestra vida, analizar las interpretaciones negativas que hacemos de los hechos y crear nuevos pensamientos que puedan fomentarla, así que ¡suerte y a ponerse guapa (interior y exteriormente)!

También te interesará...

Cosas que puedes vender por Internet, ¡y que mucha gente querrá comprar!

Comparte en: Si estás planteándote la posibilidad de abrir tu propia tienda online, pero todavía no tienes claro qué

Read More...
Beneficios para la salud de ser optimista

Resiliencia emocional ¿Cómo construirla?

Comparte en: La resiliencia podría definirse como la capacidad de afrontar la adversidad. Para la Neurociencia, por ejemplo, las

Read More...

Portugal, un país con encanto ¿Conoces todos sus rincones?

Comparte en: Portugal está cada vez más de moda y es, todavía por desgracia, un gran desconocido para los

Read More...

Deja tu comentario:

Tu e-mail no será publicado.

Mobile Sliding Menu