No consigo memorizar

En Trabajo
Problemas para estudiar
Comparte en:

¿Eres incapaz de aprender los artículos de la Constitución? ¿No hay forma de que memorices todos los datos de una presentación? Si te cuesta memorizar datos, fechas, listados o nombres, no dudes en seguir estos consejos que te proponemos.

Si bien es cierto que algunas personas tienen más memoria que otras de manera natural, también es cierto que la memoria se puede ejercitar, por lo que, si te cuesta mucho retener y recordar datos, quizá es porque no has trabajado lo suficiente esta capacidad cerebral. Diversos estudios han descubierto que el hipocampo, el centro cerebral de la memoria, es capaz de producir células nuevas y regenerarse, por lo que podemos aumentar nuestra memoria tengamos la edad que tengamos.

Lo primero para cuidar y fortalecer nuestra memoria es seguir una dieta adecuada. Los alimentos con omega 3 y omega 6, antioxidantes o las grasas saludables protegen la salud cerebral, estimulan la producción de nuevas células y fortalecen nuestra memoria. Por lo tanto, no dudes en incluir en tu dieta verduras frescas, frutos secos, aceite de oliva, pescado azul, etc. Además, debes evitar los azúcares y las grasas saturadas.

También es importante descansar y dormir bien para que nuestra memoria pueda trabajar ya que, de hecho, es durante el sueño cuando los nuevos conocimientos adquiridos se fijan en la mente, por lo que, si duermes mal, te costará más memorizar.

El ejercicio regular también estimula las células nerviosas y ayuda que se multipliquen, protegiéndolas de los daños externos. El ejercicio mejora nuestra memoria y nos hace estar más activos físicos y mentalmente, así que, si te cuesta memorizar, revisa si tu estilo de vida es muy sedentario.

Además de seguir estos consejos que te ayudarán a proteger y mejorar tu memoria, existen muchas técnicas y juegos mentales que nos ayudan a memorizar y recordar datos, imprescindible si estás estudiando para un examen, unas oposiciones o un máster.

Para empezar, debes entender cómo funciona tu memoria, y una buena forma de hacerlo es con la analogía del cubo de agua. Mucha gente piensa en su memoria como un cubo al que puedes ir llenando de agua sin peligro de que se salga hasta que no rebose; sin embargo, lo cierto es que nuestro cerebro es más bien como un cubo de agua con agujeros ya que gran parte de la información que recibimos se escapa por esos agujeros y, por lo tanto, la olvidamos. Esto no es algo malo, sino que es la forma normal en la que funciona nuestra memoria. Nuestros cerebros no son capaces de recordar cada hecho o palabra que experimentamos, sino que muchos lo olvidamos.

Para poder recordar el 90% de lo que aprendemos, un empleado de la Mobil Oil Company desarrolló en los años 60 el modelo de la Pirámide del Aprendizaje, basado en el cono de la experiencia de Edgar Dale. Aunque actualmente muchos expertos en educación aseguran que esta pirámide no está basada en datos científicos y es más un mito que una realidad, puede darte alguna idea para memorizar mejor tus estudios. Según esta pirámide memorizamos:

El 5% a través de la lectura

El 10% a través de la repetición de la lectura

El 20% a través de medios audiovisuales

El 30% a través de demostraciones prácticas

El 50% cuando participamos en debates o conversaciones

El 75% al practicar lo que hemos aprendido

El 90% cuando usamos esos conocimientos inmediatamente o se los enseñamos a otros.

Como decíamos, actualmente se considera que estos porcentajes son inventados y no están basados en estudios científicos, pero tienen un viso de realidad ya que es mucho más fácil que recordemos algo que hemos empleado o hecho muchas veces, incluso que hemos enseñado a otras personas, que algo que solo hemos leído. Por lo tanto, una buena forma de memorizar datos es practicar con ellos, leer varias veces el texto, explicarlo en voz alta, etc. Cuanto más los uses, mejor los retendrás.

Por lo tanto, para memorizar mejor y más rápido, deberías hacer una combinación de todas esas técnicas:

  1. Haz una primera lectura rápida de lo que tienes que memorizar.
  2. Es importante que todo el tiempo que dure el estudio estés bien concentrado para que la mente esté centrada en los textos a retener.
  3. Subraya las partes más importantes del texto con un color fluorescente.
  4. Cuando comprendes algo, es más fácil retenerlo, así que procura entender bien todo lo que estudias y, si no es así, pedir ayuda o buscar más información para que te queden claros todos los conceptos.
  5. Haz una segunda lectura repitiendo en voz alta lo que leemos. Repetir en voz alta un texto permite fijar mejor las ideas principales ya que las convierte en algo más real al recibirlas por dos vías: la visual y la auditiva.
  6. También puedes elaborar resúmenes, mapas, esquemasescribir a mano con tus propias palabras las ideas fundamentales te ayudará a retenerlas mejor.
  7. Una técnica que suele ser muy efectiva es grabarse mientras explicamos los temas para luego poder ponérnoslos en el coche, mientras vamos en autobús, al salir a correr… Las repeticiones constantes fijan los datos sin apenas darnos cuenta. ¿O no te pasa lo mismo con las canciones de la radio? En cuanto las has oído un par de veces te las aprendes, aunque no te gusten.
  8. Una vez hayas repasado la información varias veces, intenta repetirla en voz alta, pero sin fijarte en los papeles o libros. Así podrás comprobar cuánto has memorizado y lo que más te cuesta retener.
  9. Cuéntale a otra persona lo que has estudiado como si fueras el profesor y se los estuvieras explicando.
  10. Si es posible, intenta practicar las enseñanzas aprendidas con algún experimento, debate, hablar con otras personas que sepan mucho del tema, etc.
  11. Agrupar en categorías o asociar cada palabra con algo que conocemos puede ayudarnos a retener listados.
  12. Hazte un examen para comprobar lo que sabes y lo que no y, después de corregirlo, repasa los fallos cometidos para hacer más hincapié en las partes que tengas más flojas.
  13. Es importante repasar, repasar y repasar. Cuanto más estudies un tema, más fácil será que lo retengas.
  14. Por último, no olvides tomarte un descanso de vez en cuando para que tu mente se relaje y puedas fijar mejor los datos aprendidos.

También son muy efectivas las técnicas mnemotécnicas, sobre todo para recordar listados de fechas datos o nombres. Rimas, acrónimos, juegos de palabras realizados con las iniciales…

Y, por supuesto, debes tener paciencia, constancia y trabajar mucho para que todos los datos queden bien fijados a tu memoria y puedas tener éxito en tus estudios, oposiciones o proyectos.

También te interesará...

Cómo besar

Mitos sobre métodos anticonceptivos

Comparte en: ¿No puedo ponerme un DIU si no he sido madre? ¿Los preservativos se rompen fácilmente? Existen ciertos

Read More...
Infidelidad en la pareja

¿Es normal no sentir emociones?

Comparte en: Hay personas que han dejado de sentir sin darse cuenta. De repente, llega un momento en el

Read More...
Consejos para regalar a tu novio

¿Qué regalar de cumpleaños para mi novio?

Comparte en: Comerse la cabeza para comprar los regalos de cumpleaños es algo por lo que todos pasamos, pero,

Read More...

Deja tu comentario:

Tu e-mail no será publicado.

Mobile Sliding Menu