• Buscar
×

No consigo ir al baño

No consigo ir al baño

¿Llevas días intentando ir al baño y no lo consigues? ¿Te sientes tan llena e hinchada que ya no eres capaz de comer nada? Con estas recomendaciones podrás aliviar tu problema y sentirte mejor.

Índice

¿Por qué no voy al baño?

Cada persona tiene una frecuencia diferente en sus vistas al baño para expulsar las heces, aunque lo habitual es que no pasen más de 2 o 3 días ya que si la alimentación es abundante y no vamos al baño con regularidad para expulsar los deshechos, podemos desarrollar estreñimiento y una serie de síntomas y molestias asociadas a este problema como hinchazón, malestar, dolor estomacal, gases, etc.

El principal motivo del estreñimiento es una dieta desequilibrada pobre en fibra. Comer mal y a horas irregulares hace que el tránsito digestivo no funcione adecuadamente, por lo que las heces se vuelven secas y duras dentro de nuestro organismo y luego cuesta más expulsarlas. Si además evitas ir al baño cuando tienes ganas porque estás muy liado o en medio de un trabajo importante, es probable que cada vez te cueste más ir al baño. Por eso el estreñimiento es un problema muy habitual actualmente ya que son muchas las personas que siguen una dieta rica en proteínas, azúcares y grasas, comiendo cada día a una hora diferente y haciéndolo con prisas e incluso de pie. Por lo tanto, el primer consejo que te podemos dar para que puedas ir al baño con regularidad es que cambies tus hábitos alimenticios ya mismo.

Dieta para evitar el estreñimiento

Es importante que tu dieta se base en productos ricos en fibra, presente sobre todo en los cereales integrales, las legumbres, las frutas y las verduras. Algunos de los alimentos que más fibra contienen son las frambuesas, los cereales integrales, las alcachofas, las lentejas, las manzanas, los guisantes, las peras, las habas, el brócoli o las semillas de lino. Incluye uno o más de estos alimentos en cada una de tus comidas.

Además, debes hacer 5 comidas al día ligeras, especialmente el almuerzo y la merienda, y seguir unos horarios regulares para comer. También es importante que te sientes a comer en una mesa y mastiques lentamente los alimentos para favorecer la digestión. Y se recomienda cenar antes para que el estómago se vacíe del todo durante la noche y así te entren ganas de ir al baño después de desayunar. Procura levantarte 10 minutos antes para dedicar este tiempo a sentarte en el baño y crear un hábito. Si tu cuerpo se acostumbra a ir al baño todos los días a la misma hora te resultará mucho más sencillo y, además, evitarás que te entren ganas en un momento poco oportuno.

En cuanto a las bebidas, debes beber unos 2 litros de agua a lo largo del día para evitar que las heces se vuelvan secas. También puedes tomar caldos de verduras o infusiones de cola de caballo.

Otro consejo muy eficaz para ir al baño de manera regular es hacer ejercicio de manera regular. El ejercicio y el deporte ayudan al movimiento intestinal. De hecho, no es raro que entren ganas de ir al baño después de haber corrido 30 minutos o hecho bici. Así que procura todos los días hacer ejercicio para favorecer que las heces se muevan y no se acumulen.

Remedios naturales para ir al baño

Es importante que intentes controlar el estreñimiento con remedios naturales y cambios en tus hábitos, sin tener que recurrir a enemas o laxantes ya que estos productos son muy eficaces y pueden salvarte en una situación de emergencia o cuando te encuentras tan mal que ya no puedes aguantar más, pero si se usan de manera regular el intestino y el ano se vuelven vagos y necesitarás siempre recurrir a ellos para poder hacer de vientre, lo que te perjudicará a la larga. Úsalos solo de manera puntual y siempre pregunta antes a tu médico o farmacéutico.

Y es que la naturaleza nos proporciona muchos remedios naturales muy eficaces, por lo que, siempre que sea posible, recurre a ellos y olvídate de los fármacos. Por ejemplo, incluye una cucharada de aceite de oliva crudo en tus comidas para favorecer el paso de las heces por el intestino. El aceite funciona mejor en ayunas, por lo que puedes tomarte una cucharada “a palo seco” nada más levantarte, aunque reconocemos que no es muy agradable. Si no puedes con ello, échale unas gotitas de limón.

La melaza también ayuda a combatir el estreñimiento ya que contiene grandes cantidades de magnesio, que ayuda a evacuar las heces. Puedes tomar una cucharada cada mañana.

La cafeína estimula el sistema digestivo, así que puedes probar a tomarte un café solo nada más levantarte para que te dé tiempo a ir al baño antes de irte al trabajo. Si le añades un chorrito de agua tibia y lo acompañas de un kiwi o unas ciruelas, seguro que en seguida tienes que salir corriendo al baño.

Otro remedio muy eficaz es el bicarbonato de sodio que ayuda a aliviar el dolor abdominal causado por el estreñimiento y ayuda a expulsar las heces. Mezcla una cucharadita de bicarbonato de sodio con un cuarto de agua tibia y bébetelo.

El aloe vera es un laxante natural. Para aprovechar sus efectos, corta un tallo de aloe vera, trocéalo y ponlo a hervir en agua. Una vez frío echa el agua en un bote junto con los trozos cortados del tallo y guarda la mezcla en la nevera. Puedes beberlo dos veces a la semana.

Las ciruelas son una de las frutas más eficaces en la lucha contra el estreñimiento. Puedes consumirlas por la mañana en ayunas o ponerlas a remojo la noche anterior y beberte el agua resultante, además de comerte las frutas. Las uvas también son buenos laxantes, puedes hacer un zumo de uva y echar una cucharada de linaza en polvo.

Sé constante y paciente ya que si llevas sufriendo estreñimiento mucho tiempo no va a ser fácil que rompas con ello, pero si todos los días sigues estos consejos seguro que en un par de semanas consigues ir al baño todos los días.

¿Te ha gustado? 0

También te puede interesar