No consigo aprender inglés

En Trabajo
Mujer muy cansada
Comparte en:

Si te dicen cross your fingers y no sabes que están diciendo que cruces los dedos para pedir suerte. Si te sueltan un what a mess! en una situación surreal y no sabes que quiere decir que todo esto ‘es un lío’ o si alguien te dice take a shine y no pillas que te está tirando los tejos… Probablemente necesites ampliar tu nivel de inglés. Pero no te preocupes, no eres el único con este problema: España es el tercer país de la Unión Europea —sólo superado por Hungría y Bulgaria— con menor número de adultos de entre 25 y 64 años que declaran hablar al menos una lengua extranjera. Sólo el 51% de los españoles conoce otro idioma, un porcentaje que se sitúa muy por debajo de la media comunitaria (66%), según un estudio publicado por la oficina estadística Eurostat.

Aunque estamos a la cola de Europa en nivel de idiomas, ha habido un aumento de estudiantes jóvenes que están empezando a considerar vital para su currículum saber el tercer idioma más hablado del mundo. Sí has leído bien: el tercero. El primero es el chino y se estima que una de cada seis personas del mundo lo hablan… Y se debe principalmente al gran número de población china en el mundo. Nuestro idioma es el segundo, con 400 millones de hablantes repartidos por los 5 continentes, estando el foco más importante en los países de Latinoamérica, España y algunas regiones de EE UU.  Y el tercero, el inglés, con 360 millones de personas que lo aprendieron como lengua materna y otros 500 millones que lo hablan como segunda lengua. Por lo tanto, los motivos por los que el inglés se considera el idioma más importante se deben a su pasado histórico.

Hace 2000 años el inglés no existía. En las Islas Británicas se escuchaba principalmente latín y algunas antiguas lenguas celtas. Nació alrededor del siglo XVI gracias a la fluctuación de migraciones e intercambios: invasores germanos, de los Países Bajos y conquistadores escandinavos. Esta lengua ‘moderna’ se expandió por todo el mundo gracias a marineros, soldados, peregrinos, comerciantes y sobre todo los colonizadores británicos al llegar a América, que consiguieron que aquella famosa frase de ‘The sun never sets on the british empire’ –en español: el sol nunca se pone en el imperio británico– se hiciera realidad ya en el siglo XX, época en el que ya lo hablaban casi una cuarta parte del planeta.

La gran fortaleza del inglés es que es un idioma relativamente fácil de aprender y que podrás practicar vayas donde vayas, pues aunque no sea el idioma más hablado sí es el más universal. Las empresas lo han adquirido como el idioma preferente, internet está configurado en inglés y la cultura hollywoodiense ha creado toda una cultura british de la que no podemos escapar u obviar.

Aunque sepas lo importante que es hablar esta lengua para tu futuro, ya sea por viajar, conocer otros idiomas o algo tan necesario como encontrar trabajo, muchas veces es casi imposible memorizar todas esas fórmulas gramaticales, vocabulario y expresiones nuevas. Pero puedes hacerlo, aunque no tengas desarrollada tu inteligencia lingüística. Según Katrien Mondt, lingüista de la Universidad de Vrije de Bruselas, cualquier persona con motivación suficiente puede aprender un idioma siempre que las condiciones sean propicias –tiempo, dinero y motivación– y, sobre todo, si puede utilizar la lengua con frecuencia –viajar al extranjero, participar en clases–.

Mejora tu memoria fonológica

Para aprender bien inglés tenemos que despertar nuestra memoria fonológica, que es la que tiene la capacidad de recuerdo a corto plazo y nos permite almacenar y repetir sonidos nuevos. Con ello nos resultará más sencillo desarrollar un vocabulario base y, por tanto, la adquisición de una lengua extranjera. Para ello puedes utilizar juegos de repetición, escuchar con atención cada palabra e intentar hacer relaciones según lo que te sugiera en tu lengua materna.

Motívate

Encuentra un “porqué” poderoso. La motivación es siempre el motor de cualquier aprendizaje. Establece un plan de acción: dedica al menos 30 minutos al día, establece sesiones –con sus descansos incluidos– y pon tu horario en el lugar más visible de tu casa.

Busca formatos que te entretengan

El problema de no saber inglés es casi siempre que ¡no lo aplicamos a nuestra realidad! De nada te sirve hacer ejercicios hasta la saciedad, hacer redacciones y saberte todos los phrasals verbs si no puedes tener una conversación decente –en el ascensor, en el supermercado…– con algún inglés nativo.  Por eso es buenísima idea aprenderte canciones en inglés –no podrás quejarte de la increíble y predominante variedad que existe–, series en versión original, vídeos de youtubers en inglés, libros en su idioma origen… Toda una variedad de formatos que pueden ayudarte a amar el idioma e incluirlo en tu forma de expresarte en la vida real.

Viaja

Te proponemos que viajes, no sólo por aprender inglés, sino por conocer un poco más por qué es tan importante. Hoy en día existen mil oportunidades: becas de estudio Erasmus, cursos para adultos, campamentos de verano, intercambios, e incluso lanzarte a la piscina y encontrar un trabajo –en el caso de que sepas lo suficiente para sobrevivir–. Seguro que el primer mes en un país de habla extranjera desees salir corriendo lo antes posible, el segundo mes podrás desenvolverte sin sufrir y el tercer ya empezarás a ser uno más. Puede que aprender inglés sea difícil si estás en casa, pero si viajas no te quedará otra que aprender para subsistir.

Haz amigos

¡No lo decimos de broma! No permitas que el extranjero del trabajo, de clase o el vecino que acaba de instalarse se quede aislado. Puede ser muy enriquecedor que tú le enseñes tu idioma y él o ella el suyo. Además hoy en día existen mil formas de hablar con gente de todo el mundo a través de la red o incluso en tu ciudad, participando en una de las miles de quedadas que se organizan para el intercambio de idiomas.

Busca una academia de idiomas

Probablemente este es un paso que ya hayas dado sin ningún resultado. Pero a veces depende más de lo que nosotros luchemos desde casa que lo que pueda ofrecernos la escuela. Infórmate de los mejores sitios para aprender y huye de los que te prometen grandes cambios en poco tiempo. El éxito en el aprendizaje de un idioma extranjero es la exposición continua al idioma. Si vives en el idioma un poquito cada día pero de forma continuada en un plazo largo, verás que puedes obtener  grandes resultados.

No tengas miedo a hablar

Sé humilde y enfréntate a los miedos. Es normal que te sientas expuesto ante un idioma que no dominas y puedas llegar a sentirte inútil. Pero estás intentándolo y poco a poco conseguirás tener en tu cabeza dos formas diferentes de decir una cosa… ¡Una habilidad digna de admirar!

Nunca es demasiado tarde

Una de las excusas típicas para no aprender inglés es la creencia de que ‘ya es demasiado tarde’ porque a los niños les resulta más fácil adquirir un nuevo idioma que a los adultos. Es cierto que algunos científicos ven los 6 o 7 años como el punto de inflexión para ser completamente bilingüe, pero Philippe Mousty, investigador de la Universidad Libre de Bruselas, afirma que no existe un cambio radical en un momento determinado de la vida en lo que se refiere al aprendizaje de un idioma extranjero. No te pongas barreras: NO es demasiado tarde.

También te interesará...

Ideas para regalar en una jubilación

¿Qué regalar por la jubilación?

Comparte en: El tiempo pasa demasiado deprisa y ya ha llegado el día en que tu compañera de trabajo

Read More...
Tratamiento de la gastritis

Beneficios de purgarse

Purgarse es limpiar o depurar nuestro organismo de toxinas y de microorganismos que, si se encuentran de manera abundante

Read More...
Creatividad

¿Por qué deberíamos trabajar menos y disfrutar más?

Comparte en: El estrés y la presión en el trabajo aumentan cada año. Y, a medida que los profesionales

Read More...

Deja tu comentario:

Tu e-mail no será publicado.

Mobile Sliding Menu