No consigo ahorrar

En Estilo de vida
Cómo ahorrar
Comparte en:

Ahorrar todos los meses, aunque sea una pequeña cantidad de dinero, es crucial para las finanzas personales y familiares ya que, si no consigues ahorra nada de nada, en unos meses puedes encontrarte rodeado de deudas y con problemas para hacer frente a tus gastos. Aunque te parezca que es una tarea imposible, siempre hay algo más que puedes hacer para conseguirlo. Te dejamos unos cuantos trucos que pueden ayudarte.

Lo primero es fijarse una meta. Para muchas personas, el problema es que, simplemente, se proponen ahorrar, pero no una cantidad determinada, lo que hace que sea más complicado de cumplir al no tener un objetivo concreto. Por eso, es buena idea que te fijes una cantidad semanal o mensual concreta. Eso sí, realista. Es decir, estudiar tus ingresos y gastos de los últimos meses y haz una lista de aquellas partidas de gastos superficiales en las que puedes ahorrar o de gastos importantes que puedes también mejorar. Con todos los datos en la mano, calcula un importe que puedas ahorrar. Empieza por una cantidad más baja si te cuesta, así, al alcanzar tus metas, te sentirás mejor y podrás ir aumentando esa cantidad gradualmente. Si no lo consigues ningún mes, te vendrás abajo y lo dejarás.

Después, debes revisar bien tus gastos, tanto los fijos como los puntuales. Comprueba cuánto gastas en seguros, electricidad, gas o telefonía. La liberalización de todos estos servicios ha hecho que surjan compañías que ofrecen precios mucho más baratos. Quizá puedas cambiar de compañía en algún caso y ahorrarte mucho dinero. O dejar de pagar alguno de estos servicios que no son necesarios, como la televisión de pago, por ejemplo. Si te cuesta llegar a fin de mes, quizá debas tener menos caprichos.

Del mismo modo, seguro que hay actividades que te suponen un desembolso importante y que no necesitas realizar o incluso en las que gastas a lo tonto, como el gimnasio al que nunca vas. Puedes salir a correr o a montar en bici, igualmente sano y mucho más barato.

Planifica en qué vas a gastar tu dinero cada mes, dejando claro cuánto vas a dedicar a comida, ocio, etc. De esta forma, sabrás cuánto puedes gastar en cada partida y si puedes salir a cenar todos los viernes a un restaurante o alguno debes quedarte en casa tomando unas ricas hamburguesas compradas en el supermercado. No se trata tampoco de que te amargues en casa sin hacer nada, pero hay muchas actividades divertidas que requieren poco o ningún gasto. Incluso si sales con los amigos de fiesta, puedes tomarte una cerveza o diez combinados, en tu mano está gastar más o menos.

En la comida seguro que puedes ahorrar también mucho dinero si sabes comprar. Algunos estudios muestran que puedes ahorrarte entre 200 y 300 euros al año si cambias tus hábitos de compra y miras bien el precio. Para empezar, cuando vayas a comprar hazlo con una lista de aquello que realmente necesitas, evitando caprichos que suelen suponer mucho dinero y, además, un perjuicio para tu salud. Compara precios entre marcas y entre supermercados; quizá la fruta está muy barata en una tienda y la carne en otra. No dudes en comprar marcas blancas, tienen productos de gran calidad a mejor precio. Compra aquello que realmente vayas a consumir, no acabes tirando la mitad de la compra a la basura porque se ha estropeado o pasado de fecha. Y respecto a eso, mira bien la fecha de caducidad de los productos. Por último, no tires la comida sobrante, seguro que puedes hacer un caldo, croquetas o algún otro plato.

Otro aspecto en el que normalmente podemos ahorrar es el automóvil y la gasolina. Además de buscar el mejor seguro para tu coche, es posible que lo uses demasiado. Quizá te compensa ir al trabajo en transporte público. Valora las diferentes opciones y haz cálculos.

Elimina totalmente, al menos hasta que hayas conseguido ahorrar, gastos superficiales y caprichos que suponen mucho dinero, como la ropa. Seguro que con los 10 pantalones que tienes te basta. O que no te hace falta una nueva colonia de 80 euros, cuando las hay muy frescas y alegres por mucho menos dinero. Si te paras a pensarlo, seguro que descubres asombrado que gastas mucho dinero que cosas que no necesitas, acumulando objetos innecesarios en casa que, lo mismo, ni llegas a usar nunca. Si rebuscas, seguro que hasta encuentras algún vestido o jersey con la etiqueta puesta, sin estrenar.

Por último, si te cuesta controlarte a la hora de ir a comprar con la tarjeta, puedes dejar esta en casa y salir solo con el dinero justo para evitar gastar más. O abrirte una cuenta de ahorro en el banco para meter todos los meses una cantidad determinada que no puedas tocar. Tu dinero se mantendrá seguro y generarás algo más de intereses.

Foto: Creado por Dooder – Freepik.com

También te interesará...

Problemas financieros en la pareja

Cómo ahorrar dinero en poco tiempo

Comparte en: Saber cómo ahorrar dinero es la base de unas buenas finanzas personales y la clave para conseguir

Read More...
Cómo ahorrar

Consejos para ahorrar

Comparte en: Afrontar los gastos sin quedarse a cero y mantener un colchón que pueda sacarnos de un apuro

Read More...
Beneficios de sudar

¿Qué hacer para poder adelgazar rápido?

Comparte en: Ya sea por la operación biquini, por el remordimiento por atracón post-navidad o simplemente porque tenemos algunos

Read More...

Deja tu comentario:

Tu e-mail no será publicado.

Mobile Sliding Menu