Mujeres piratas en la historia

En Ocio y Cultura
Piratas
Comparte en:

La mujer ha tenido un papel muy importante a lo largo de la historia a pesar de la desigualdad de género en los siglos anteriores. Ha habido mujeres que han tenido relevancia en una gran variedad de áreas, como la política, la pintura, la literatura, la ciencia, la medicina, etc. No obstante, también han destacado en otras profesiones situándose al margen de la ley, como piratas, bandoleras o gangsters.

En este caso, nos centraremos en las mujeres piratas. De las que más historias se conocen son de las pertenecientes a Europa, América colonial y del continente asiático. Cada procedencia de estas mujeres guerreras era diferente. Muchas de ellas eran pertenecientes al proletariado, se dedicaban al campo, a la servidumbre o la prostitución, en algunos casos se trataba de ex esclavas. Igualmente, también coincidían en ideas nacionalistas en contra de las dominaciones extranjeras de su país. Pero también se lanzaron a la aventura mujeres de origen burgués –hijas de comerciantes, abogados o funcionarios–, nobles y, sorprendentemente, se conocen historias de princesas y reinas que acabaron siendo piratas.

Mujeres piratas más famosas de la historia

  • En esta lista no podía falta Anne Bonny (1698-1782). Nació en Irlanda, pero cuando era una niña se mudó junto a su familia a la isla New Providence de las Bahamas. Allí su padre logró convertirse en un mercader rico y con éxito. Sin embargo, desheredó a nuestra protagonista al casarse con un marinero y pirata pobre, James Bonny. Posteriormente, decidió dedicarse a la piratería y se volvió a casar en Altamar con el famoso pirata, Calico Jack.
  • Mary Read (1690-1721). Su historia parece una novela de ficción. Cuenta la leyenda que cuando Mary era pequeña, su madre la hizo pasar por un niño cuando murió su hermano mayor para recibir ayuda económica de la abuela paterna del niño. A partir de ese momento, se vistió siempre de varón y actuó como tal. Se alistó en el ejército inglés y luego en una unidad holandesa. Más tarde, conoció a Anne Bonny en el momento que empezó a formar parte del barco de Rackham. Finalmente, ambas fueron condenadas en 1720 por pertenecer y participar en bandas piratas.
  • Alvilda, la princesa guerrera sueca (siglo V). La historia cuenta los inicios de piratería de Alvilda por motivos relacionados a los matrimonios concertados entre reinos. En su caso, se negó a casarse con un príncipe danés. Por esta razón, decidió irse de casa junto a su hermana y se puso al mando de una tripulación de mujeres. Sin embargo, fue capturada vestida de pirata por el príncipe danés despechado.
  • Ching Shih (1775-1844). Los viajeros de origen europeo siempre han hablado de mujeres chinas que vivían de la piratería y participaban también en combates. La más conocida fue sin duda Ching Shih, descrita como mujer inteligente, violenta y manipuladora. Se casó con el famoso pirata, Zheng Yi, y a su muerte, se quedó al mando de su gran flota pirata –tenía más de 70.000 personas a su cargo–. Atacaba a las poblaciones de la costa China meridional y a los barcos de cualquier bandera.
  • Grace O´Malley (1530-1603). Famosa por ejercer la piratería de una forma inhumana y sanguinaria junto a su gran flota. Sus operaciones se situaban en las costas de Inglaterra e Irlanda para asaltar principalmente barcos de origen turco y español. En su último encarcelamiento logró aliarse con la reina de Inglaterra.
  • Sadie Farrell (1869). Conocida como Sadie La Cabra por golpear en el estómago a sus enemigos, era líder de una banda de ladrones en Nueva York. Durante una pelea perdió una oreja, lo que le hizo alejarse de las calles. Quiso convertirse en pirata al ver el robo frustrado de una corbeta por la calle Charlton Gang, así que días después robó un barco más grande junto con ese grupo y se dedicó a navegar arriba y abajo de los ríos Hudson y Harlem robando a otros barcos y secuestrando personas para pedir un rescate. Los agricultores de la zona se agruparon para luchar contra ellos y tuvieron que dejar el pirateo. Después, se reconcilió con su antiguo rival, quien le devolvió su oreja, llevándola desde ese momento colgada al cuello.

También te interesará...

Amor fuerte

¿Cómo saber si estás enamorada (y si él lo está de ti)?

Comparte en: Muchos niños juegan de pequeños, con una margarita, al juego de “Me quiere, no me quiere”, lo

Read More...
Blanqueadores naturales

Descubre 6 alimentos que tiñen tus dientes y otros 6 que los blanquean

Comparte en: A todos nos gusta tener los dientes blancos pero sabemos que hay bebidas y alimentos, como el

Read More...
Burlas

Cómo actuar ante las burlas

Comparte en: Las burlas pueden ser muy crueles y humillantes, sobre todo si vienen de parte de una persona

Read More...

Deja tu comentario:

Tu e-mail no será publicado.

Mobile Sliding Menu