Mujeres médicas en la historia

En Ocio y Cultura
mujeres médicas
Comparte en:

Hoy en día no nos asombramos cuando acudimos al hospital debido a algún malestar y nos atienda una mujer. Incluso una proporción elevada de mujeres –superior a los hombres– se encuentra en las aulas de medicina. En cambio, esto no ha sido siempre así. La mujer ha tenido que luchar desde tiempos remotos para poder participar en la disciplina de la medicina.

Se tiene constancia de que las mujeres practicaron la medicina desde las primeras sociedades (3000 a.C.) a través del descubrimiento de las propiedades medicinales de las plantas. Posteriormente, en la antigua civilización egipcia, los que se encargaban de esta profesión eran principalmente sacerdotes, aunque también existieron escuelas de medicina dirigidas para mujeres.

En la Antigua Grecia hubo una ley que estuvo vigente durante varios años que prohibía a toda mujer el ejercicio de la Medicina y de la práctica de la Obstetricia. Sin embargo, se conoce la historia de una mujer, llamada Agnodice, que se disfrazó de hombre para ir a estudiar con Herófilo de Calcedonia –famoso médico y anatomista de Alejandría.

A su regreso a Atenas, continuó disfrazada para ejercer de médica en la ciudad. Al despertar la envidia entre sus compañeros de trabajo por sus éxitos, la acusaron de abusar de sus pacientes. En el momento de su comparecencia ante la autoridad, Agnodice tuvo que revelar a los jueces que era mujer. Como resultado, le retiraron el cargo por violación y la condenaron a la pena de muerte por haber ejercido la medicina siendo mujer. No obstante, las mujeres de la ciudad se rebelaron ante esta decisión y consiguieron que Agnodice continuara con vida.

En cuanto a la civilización romana, se conoce que las mujeres sí que fueron aceptadas como médicas y, además, muchas de ellas de prestigio. Por ejemplo, Filista y Lais escribieron tratados que influyeron posteriormente en obstetricia, Salpe de Lemmos sobre enfermedades de los ojos, y Metrodora, sobre las del útero, estómago y riñones. Cabe destacar los tratados de la ginecóloga Aspacia escritos en el siglo II, que fueron los más importantes sobre anticonceptivos y abortifacientes hasta el siglo XI.

Mujeres importantes en la medicina

Entre otras mujeres importantes de la medicina se encuentra Elizabeth Blackwell, la primera mujer médica en los Estados Unidos. Se graduó en la universidad médica de Ginebra de Nueva York en 1849 y también fue una de las fundadoras de la enfermería de la capital para mujeres y niños.

Gerty Thresa Cori fue la primera mujer a nivel mundial en ser galardonada con el Premio Nobel de Fisiología y Medicina gracias a descubrir el mecanismo por el que el glucógeno se convierte en ácido láctico en el tejido muscular y luego es resintetizado en el cuerpo y almacenado como una fuente de energía.

Rosalyn Yalow obtuvo el Premio Nobel de Fisiología y Medicina en 1977 por la técnica del  radioinmunoensayo, que permite analizar químicamente los tejidos y sangre humanos para detectar enfermedades, entre ellas la diabetes.

Finalmente, Florence Nightingale es reconocida por ser la fundadora de la enfermería moderna y por su participación en la guerra de Crimea. El Día Internacional de la Enfermería se celebra en la fecha de su cumpleaños.

Foto:Designed by Freepik

 

También te interesará...

Cosas que puedes vender por Internet, ¡y que mucha gente querrá comprar!

Comparte en: Si estás planteándote la posibilidad de abrir tu propia tienda online, pero todavía no tienes claro qué

Read More...
Beneficios para la salud de ser optimista

Resiliencia emocional ¿Cómo construirla?

Comparte en: La resiliencia podría definirse como la capacidad de afrontar la adversidad. Para la Neurociencia, por ejemplo, las

Read More...

Portugal, un país con encanto ¿Conoces todos sus rincones?

Comparte en: Portugal está cada vez más de moda y es, todavía por desgracia, un gran desconocido para los

Read More...

Deja tu comentario:

Tu e-mail no será publicado.

Mobile Sliding Menu