Mujeres en el ejército de Israel

En Trabajo
Mujeres en el ejército
Comparte en:

Ya son 1.000 las mujeres que se han unido este pasado verano a las Fuerzas de Defensa de Israel (FDI), el nombre genérico utilizado para designar a las fuerzas armadas israelíes, fundadas en 1948 por David Ben-Gurión, líder sionista, sindicalista, periodista, político y estadista israelí. Entre los objetivos de las FDI se encuentran la defensa de la existencia, la integridad territorial, la soberanía del Estado de Israel y la protección de sus habitantes.

Además, las Fuerzas de Defensa de Israel cuentan con las tres armas de los principales ejércitos del mundo: la Fuerza Aérea (la más avanzada de la región); una pequeña y eficaz Marina de Guerra; y la Fuerza de Tierra compuesta por Infantería, Blindados, Ingenieros de Combate, Logística e Inteligencia, y la Guardia de Fronteras.

En cuanto al servicio regular se sabe que Israel cuenta con una constante actividad militar en las fronteras de este país desde 1948, y es por eso por lo que el gran número de militares profesionales va en aumento. El servicio militar obligatorio lo pueden realizar la mayoría de los ciudadanos israelíes mayores de 18 años, tanto hombres como mujeres, durante un largo período de reserva, pero siempre con excepciones por motivos religiosos, físicos o psicológicos. Los hombres realizan un servicio militar de 32 meses y las mujeres un servicio de 24.

Ambos, por supuesto, cuentan con la posibilidad de ser contratados si el ejército los requiere, durante al menos unos años o incluso, en algunas ocasiones, de por vida. La duración del servicio militar obligatorio depende de la edad, del sexo y de la profesión de estos, y a todos aquellos inmigrantes que hayan cumplido servicio regular en sus países de origen se les descuenta dicho periodo de sus obligaciones cuando llegan a Israel.

Para hacer historia

Según las últimas cifras militares, un total de 1.050 mujeres se unieron a las unidades de combate durante el año pasado, y aproximadamente 1.000 lo hicieron durante el verano, que es cuando el ejército tiene fijados sus días de reclutamiento para las unidades de combate. Mujeres que desean la igualdad y que sirven en estas unidades del ejército, mujeres que están haciendo historia en su país.

Esta cifra supone todo un récord en cuanto a reclutamiento femenino en unidades de campo se refiere, que se ha generado, además, un día después de que la Fuerza Aérea de Israel anunciase el nombramiento de la primera mujer comandante de un escuadrón de vuelo: el Escuadrón 122 de la Fuerza Aérea, también conocido como Nachshon, que opera aviones de vigilancia participando en operaciones encubiertas a cientos y miles de kilómetros de Israel, y que está situado en la base de la Fuerza Aérea de Nevatim (sur de Israel).

A pesar de que la mayoría de las misiones del escuadrón permanecen encubiertas, sus capacidades no han hecho más que aumentar en los últimos años debido a la gran confianza que la Fuerza Aérea ha depositado en los aviones de inteligencia (muy por encima de los drones), que están manejados por analistas de inteligencia aérea que procesan y analizan los datos que aparecen en sus pantallas durante la misión, supervisan todas las unidades que participan en la misión en el terreno y proporcionan información operativa en tiempo real a los aviones de combate, a los aviones de reabastecimiento de combustible y a otras aeronaves. Además, el hecho de que los aviones estén tripulados es un factor crítico en el éxito de una operación entera, y si además le añadimos que las mujeres están al mando, como es el caso de la primera mujer comandante israelí, mucho mejor.

Este récord, la cifra de las 1.000 mujeres que se han unido a las unidades de combate este verano y que no ha dejado indiferente a nadie, ha sido reconocida tanto por grupos feministas como políticos. Galia Wolloch, directora del grupo de mujeres Na’amat, declaró que “las cifras muestran la necesidad operacional de las mujeres soldado en las Fuerzas de Defensa de Israel”. Además, Wolloch agradeció al jefe de personal y al ejército por seguir con esta tendencia. Na’amat es una organización de mujeres israelíes que forma parte del movimiento laborista sionista. Na’amat fue fundada en 1921 y es considerado el mayor movimiento femenino de Israel. Cuenta con 800.000 miembros femeninos y la mayoría de ellas son voluntarias.

En los últimos años, el número de soldados de combate femenino se ha disparado, casi quintuplicando sus cifras en los últimos cinco años. No obstante, cabe destacar que, aunque todavía hoy son muchos los críticos de la integración de género que consideran la inclusión de la mujer en el ejército como un experimento social peligroso con ramificaciones potenciales para la seguridad nacional, por suerte contamos con numerosos defensores y defensoras que lo pregonan día tras día como una medida completamente necesaria, que ya se ha implementado además en muchos otros países occidentales. Mujeres que han estado tradicionalmente exentas de cumplir el servicio militar, y que ya en 2017 eran aceptadas en el ejército de sus países. En 2017, Chad, Eritrea, Israel, Libia, Corea del Norte, Sudán, Túnez y Noruega ya permitían su inclusión, y desde hace algunos años también otros muchos como Alemania, Australia, Canadá, Corea del Sur, Dinamarca, España, Finlandia, Francia, Nueva Zelanda, Polonia, Rumanía y Suecia.

Vemos como son cada vez más los ejércitos que están permitiendo que sean más las mujeres que sirvan en posiciones de combate por consideraciones prácticas y no por una simple imposición social. Tanto ellas como los hombres deben luchar por esa igualdad de género, en general, pero sobre todo por esa igualdad de género en el ámbito laboral donde hay tanta discriminación. De hecho, “a la sociedad israelí aún le queda mucho trabajo por delante para garantizar la igualdad de género en un país donde la influencia del extremismo religioso, tanto en el ámbito político como social, sigue en aumento”, afirmaba Itxaso Domínguez en esglobal. Y porque a pesar de muchos avances, un índice desarrollado por primera vez en el año 2013 por el Instituto Van Leer aseguraba que la idea de la igualdad de género es todavía una realidad muy lejana para las mujeres en Israel, en donde estas son objeto de discriminación y están más expuestas a la violencia. Asimismo, otro estudio realizado en 2016 por la Universidad Ben-Gurión, afirmaba que “alrededor del 40% de las mujeres israelíes han sufrido violencia física, psicológica o verbal por parte de sus parejas”.

Entre los cuatro pilares sobre los que reposa la desigualdad encontramos en primer lugar los obstáculos universales derivados de estereotipos, la educación sexista (incluidos los medios de comunicación, la publicidad y las artes), y la socialización de niños y niñas para adaptarse a las normas de conducta patriarcales. Asimismo, a este factor se le debe añadir el mito enormemente extendido en Israel de que “ya existe la igualdad de género en el país”, pero solamente si se compara con el resto de los Estados del vecindario, como es el caso de El Líbano o Jordania, contemplados como dos de los peores países para las mujeres. Y no, por supuesto que un país como Israel no puede conformarse con eso. Hay que seguir luchando por la igualdad de género en el ámbito laboral en Israel, en el país en el que las mujeres también marcaron un antes y un después. Mujeres importantes que hicieron y siguen haciendo hoy historia. Mujeres que han demostrado que “sí se puede”. Golda Meir, Tzipi Livni u Orit Gadiesh son algunas de ellas.

  • Golda Meir. Aunque fuera ucraniana de nacimiento, Golda Meir, conocida como la “Dama de Hierro”, apodo que se le asignó gracias a su política intransigente y su estilo de liderazgo, fue una política, diplomática y la quinta ministra de Israel tras el ministro Yigal Alón. Meir fue la primer mujer ministra en Israel y la segunda en asumir un cargo tan alto. Antes de ser jefa de Gobierno, Meir fue embajadora del Estado de Israel en la Unión Soviética, ministra de Trabajo, ministra de Interior y ministra de Relaciones Exteriores. Fue elegida secretaria general de Mapai en 1966 y la primera mujer en dirigir un partido político importante en Israel.
  • Tzipi Livni. Nacida en Tel Aviv (Israel) y política que fue líder del partido político Kadima, de ideología centrista. Livni también fue Ministra de Asuntos Exteriores y viceprimera ministra de Israel. La segunda mujer, tras Golda Meir, en ocupar la cartera de Exteriores en el país. Tzipi fue teniente en las Fuerzas Armadas Israelíes y trabajó para el Mossad (agencia de inteligencia de Israel) a principios de 1980. En la actualidad T. Livni vive en Tel Aviv donde nació, está casada y tiene ocho hijos.
  • Orit Gadiesh. De nacionalidad israelí-estadounidense, Orit Gadiesh se ha convertido en la presidenta actual de Bain & Company (firma de consultoría de gestión). Gadiesh es hoy una de las líderes en industria internacional de consultoría estratégica más reconocida por su gran experiencia. Se unió a la empresa en el año 1977 tras graduarse en la Escuela de Negocios de Harvard y es considerada, además, según la revista Forbes, como una de las mujeres más poderosas del mundo.

Finalmente, recordemos que todavía quedan muchos objetivos por alcanzar, por eso hay que seguir luchando en todas partes y desde todos los ámbitos para conseguirlo.

Fuente: https://www.timesofisrael.com/breaking-record-some-1000-women-join-idf-combat-units-this-summer/

También te interesará...

Cosas que puedes vender por Internet, ¡y que mucha gente querrá comprar!

Comparte en: Si estás planteándote la posibilidad de abrir tu propia tienda online, pero todavía no tienes claro qué

Read More...
Beneficios para la salud de ser optimista

Resiliencia emocional ¿Cómo construirla?

Comparte en: La resiliencia podría definirse como la capacidad de afrontar la adversidad. Para la Neurociencia, por ejemplo, las

Read More...

Portugal, un país con encanto ¿Conoces todos sus rincones?

Comparte en: Portugal está cada vez más de moda y es, todavía por desgracia, un gran desconocido para los

Read More...

Deja tu comentario:

Tu e-mail no será publicado.

Mobile Sliding Menu