Mitos y realidades del Síndrome Premenstrual

En Salud
Dolor de tripa
Comparte en:

Hoy en día, todavía existen muchas mujeres que no saben diferenciar los mitos de las realidades que tienen que ver con el Síndrome Premenstrual.

Este síndrome alude a todos los cambios físicos y psíquicos que se producen antes de la menstruación y desaparecen normalmente con el último sangrado. El Síndrome Premenstrual es conocido como SPM o PMS (Premenstrual Syndrome, en inglés).

Es el conjunto de síntomas variables que se presentan antes de la menstruación entre, aproximadamente, un 30 y un 80% de las mujeres en edad fértil, aunque las molestias aumentan cuando envejecen, y son mucho más frecuentes entre los 30 y 40 años de edad, cada vez más cercanos a la menopausia.

La mayoría de teorías que explican el Síndrome Premenstrual se centran sobre todo en los cambios hormonales, es decir, en el desequilibrio originado entre los estrógenos y la progesterona, una mala nutrición o el estrés. Es decir, existe una estrecha relación de este síndrome con algunos cambios biológicos, culturales, sociales o psicológicos.

Es cierto que, aunque la mayoría de las mujeres, como decíamos anteriormente, experimenta los síntomas del síndrome premenstrual durante sus años fértiles, es más frecuente en las mujeres que se encuentren entre el final de los 20 años y los 40, que hayan tenido al menos un hijo, mujeres con antecedentes familiares o personales de depresión grave, o bien con antecedentes de depresión posparto o trastorno afectivo del estado de ánimo.

También es cierto que todavía muchas mujeres dudan de la existencia de este síndrome, sin embargo, algunos estudios que se han realizado lo convierten en una realidad. El Síndrome Premenstrual es un síndrome tanto físico como emocional, originado, en gran medida, por la falta de progesterona.

Sabemos que probablemente aún no tengas claras algunas cosas relacionadas con él, así que aquí te dejamos algunos mitos y realidades sobre el Síndrome Premenstrual para que los tengas en cuenta:

  1. Seguro que alguna vez escuchaste a tu abuela decir que no era bueno lavarse o incluso cortarse el pelo. Sin duda, un mito que debes sacar de tu cabeza, pues la realidad es que no existe ningún problema. Debes cuidar tu cabello como lo haces habitualmente y no  preocuparte por nada más, y por supuesto que puedes ducharte. Otro gran mito, sí, porque la única realidad de eso es que, cuando nos bañamos con agua fría o templada, la menstruación baja en menor cantidad porque los vasos sanguíneos se estrechan debido a la temperatura, pero cuando regreses a tu temperatura basal inicial tu regla seguirá bajando como siempre. Por tanto, mantén una higiene personal normal.
  2. Además, si eres de las que adora ir al gimnasio a ponerse en forma, no dudes ni un segundo si asistir o no a esa clase de zumba que tanto te gusta cuando estás con el periodo. ¡Adelante! Lo de que no se puede hacer ejercicio es simplemente un mito, ya que en realidad los especialistas recomiendan realizar actividad física de manera regular, pues se liberan endorfinas que te pueden ayudar a calmar los dolores propios de estos días.
  3. Seguro que también has reflexionado más de una vez sobre si tienes más hambre durante el ciclo premenstrual o no. Pues debes saber que este es uno de los muchos mitos que existen acerca de este síndrome. La realidad es que se puede tener algo de ansiedad o más inestabilidad emocional, pero que lo único que provocan es, quizás, una necesidad mayor de comer más seguido. No lo confundas con hambre.
  4. Otro gran mito es el de la ausencia de dolor antes de que baje la regla. Pues no. La realidad es que a una mujer le puede doler el vientre tanto si está ovulando como si ya tiene el período, dado que durante la ovulación las paredes del vientre están preparándose para expulsar el endometrio.
  5. Este no es tan común pero también es un mito. ¿Qué sucede con los ácidos? Todavía se cree que alimentos como el limón o la naranja son alimentos ácidos que cortan la menstruación. Sin embargo, la única realidad es que los alimentos que ingerimos no alteran de ninguna forma la sangre ni la menstruación.
  6. No cabe duda de que todo lo que se refiere a una menor capacidad de razonar durante el Síndrome Premenstrual es un auténtico mito, pues la verdadera realidad es que el SPM no afecta a la reacción que tienen las mujeres a un estímulo nervioso.
  7. Y no, los cambios de humor no son un mito. Si experimentas grandes cambios de humor y los de tu alrededor lo notan, quizás sí que puedes relacionarlo con uno de los síntomas premenstruales, pues la realidad es que tu cuerpo está experimentando grandes cambios por la caída de las hormonas. Sin embargo, debes tener en cuenta que, aunque la progesterona provoque algunos cambios en el organismo, que pueden producir también cambios en el comportamiento de la mujer, las alteraciones ambientales o el entorno de la mujer pueden favorecer estos cambios de humor. La progesterona no es la única causa de los trastornos anímicos que se pueden llegar a padecer.

Probablemente ahora te encuentres mucho mejor sabiendo que algunos de los numerosos consejos que has ido oyendo a lo largo de la vida sean más bien mitos que no afectan para nada a la mujer y que la realidad es otra bien distinta.

También te interesará...

Problemas financieros en la pareja

Cómo ahorrar dinero en poco tiempo

Comparte en: Saber cómo ahorrar dinero es la base de unas buenas finanzas personales y la clave para conseguir

Read More...
Cómo ahorrar

Consejos para ahorrar

Comparte en: Afrontar los gastos sin quedarse a cero y mantener un colchón que pueda sacarnos de un apuro

Read More...
Beneficios de sudar

¿Qué hacer para poder adelgazar rápido?

Comparte en: Ya sea por la operación biquini, por el remordimiento por atracón post-navidad o simplemente porque tenemos algunos

Read More...

Deja tu comentario:

Tu e-mail no será publicado.

Mobile Sliding Menu