Mitos sobre tatuajes

En Salud
Mitos sobre tatuajes
Comparte en:

Lo cierto es que no es en absoluto aconsejable tatuarte durante el embarazo, pero no es verdad que estos desaparezcan con el tiempo. Por eso es importante tener claros algunos mitos respecto a los tatuajes pues hay muchísimas cosas que se dicen que son verdad, pero hay otras muchas que no son en absoluto ciertas. ¿Quieres saber cuáles son los mitos más frecuentes sobre los tatuajes?

Eso de que los tatuajes desaparecen con el tiempo, no, lo sentimos por los que se arrepienten de alguno, pero no es cierto. De hecho, uno de los requisitos a la hora de hacerte un tatuaje es que te va a durar toda la vida, aunque es cierto que en muchos casos la tinta puede desgastarse un poco. Además, el tiempo, la edad, el tipo de profesional que te lo hace, la línea de la silueta o el tamaño de los tatuajes son algunos de los condicionantes que influyen en el grabado de tu piel. Y sí, está la opción del láser, pero es algo compleja y muy cara…

¿Es cierto que los tatuajes sangran? Lo que es cierto es que una pequeña herida en el cuerpo se va a producir siempre. Sin embargo, esta no ha de sangrar, al menos no tiene por qué. En algunos casos es cierto que podrían sangrar unos cinco o diez minutos, pero luego dejar de hacerlo. Y sí, también es falso que no puedas donar sangre si tienes un tatuaje. Desde el Centro de Donación de Sangre de la Cruz Roja en España se indica que sí se puede donar sangre siempre que hayan pasado cuatro meses desde que te hiciste el tatuaje.

Además, se habla mucho también de que los tatuajes de color son mucho más nocivos que los de tinta negra, pero en realidad no es así pues son igual de nocivos que el resto de los tatuajes. Sin embargo, lo que sí es cierto es que cuando quieras quitártelo en algún momento con láser el proceso sí puede ser más complicado.

También hay que tener en cuenta otro mito bastante escuchado como es el de que las personas no pueden hacerse resonancias magnéticas, y sí, es un mito. De hecho, desde hace más de veinte años las tintas que se utilizaban para hacer los tatuajes contenían metal. Y, por eso, algunas personas sufrían bastantes dolores y ardores si se sometían a una resonancia. Por suerte, el gran avance tecnológico en las tintas ya hizo que el metal desapareciera de las mismas.

¿Y qué es eso de los tatuajes se vuelven azulados con el paso del tiempo? Pues bien, esta afirmación también es falsa pues deriva de los tatuajes de muy mala calidad y que se realizaban además en las cárceles o en la milicia donde estaban encerradas. En la actualidad, la mejora en la calidad y el desarrollo de las diversas máquinas existentes para tatuar eliminaron ya en su día lo de que un tatuaje se volviera azulado.

Lo de los trabajos también ha quedado un poco atrás. ¿No sabes todavía a lo que nos referimos? Te contamos un poco más… Seguramente ya habías oído en alguna ocasión lo de que jamás encontrarías trabajo si vas tatuado. Por suerte, la cosa ha cambiado bastante. Hace ya unos pocos años la idea de estar tatuado (aunque fuera algún que otro tatuaje pequeño…) estaba bastante mal visto. De hecho, la simple visibilización de un tatuaje era algo muy en contra en una entrevista de trabajo, pero gracias a la popularidad que se ha ganado a través de los famosos en general, pero también en otras muchas más áreas formales como la política, la ciencia o la docencia, es bastante normal encontrar personas tatuadas  ya en un trabajo u otro, independientemente de si se trata de un empleo formal o de alto rango.

Se ha de ser consciente también que lo de que el dolor del tatuaje es insoportable también es una gran mentira. De hecho, los tatuajes duelen, sí, pero el dolor de estos no es insoportable. Además, el nivel de dolor o de molestia va a depender de muchísimos factores, y por norma general todo el mundo (o casi todo…) suele afirmar que duelen bastante menos de lo que ellos esperaban.

Y no, no causan cáncer. Todos sabemos lo importante que es acudir a un estudio con las medidas de sanidad más altas, que las agujas deben ser nuevas y estar esterilizadas para evitar contraer enfermedades como la hepatitis o VIH. Sin embargo, el cáncer continúa todavía siendo en la actualidad una fuerte influencia en sobre si hacerse o no un tatuaje. En muchas ocasiones lo que se afirma es que son las tintas de color y especialmente la tinta de color rojo lo que puede dar cáncer debido a los minerales como el cobalto o el aluminio. Actualmente, por suerte, los estudios utilizan ya tintas orgánicas que han sido mejoradas con el tiempo para evitar cualquier problema que pudiera producirse. Lo que sí recomiendan es evitar tatuar los lunares.

Finalmente, y no por ello menos importante o un mito menos escuchado, es la falsa creencia de que en verano uno no puede tatuarse, pero esta es una época como cualquier otra para tatuarse siempre y cuando respetes los tiempos de curación y la protección posterior al tatuaje. Si sabes que no te meterás en piscinas, playas, embalses o jacuzzis hasta dentro de al menos tres semanas como mínimo sí puedes tatuarte sin problema. Pero ten en cuenta que los primeros días con el film transparente y las altas temperaturas serás más incómodos.

Y a ti ¿ya te han quedado claros todos los mitos que hay sobre los tatuajes?

También te interesará...

Caída del cabello

¿Por qué salen calvas?

Comparte en: La alopecia de las mujeres está caracterizada por una pérdida de densidad capilar en las zonas más

Read More...
Las siesta perfecta

Dormir más puede frenar los antojos de azúcar, de verdad

Comparte en: ¿Eres de las que se despiertan en medio de la noche a comer una galleta o un

Read More...
Qué regalar junto a un libro

¿Qué regalar junto a un libro?

Comparte en: Se acerca el Día del Padre o el cumpleaños de tu progenitor y ya tienes claro que le

Read More...

Deja tu comentario:

Tu e-mail no será publicado.

Mobile Sliding Menu