Mitos sobre nutrición

En Salud
Hambre
Comparte en:

No cabe duda de que el sobrepeso y la obesidad son problemas cada vez más graves en la sociedad actual. El control de peso, además, es un problema de prioridad para la salud pública en general debido justamente a eso, al creciente aumento de casos de personas que padecen este tipo de trastornos y/o enfermedades.

Y sí, es un problema, pero también es un problema lo que ve y lee la población cada día: mensajes animando a perder peso. Sí, para mejorar la salud, pero con dietas aterradoras y que simplemente se van poniendo cada vez más y más de moda por esta creciente cultura del adelgazamiento desde hace muchos años en nuestra sociedad. Y el problema precisamente no está en las dietas normales que podrían ayudarnos a bajar de peso de forma progresiva sino más bien en todas aquellas dietas sin una base científica y que se tratan en realidad de dietas muy peligrosas que solamente empujan a seguir una dieta para adelgazar y ya, y cuanto más rápido mejor ¿no? Pues no, porque de esta manera solo mejoramos el aspecto físico, pero nos olvidamos por completo de nuestra salud.

¿Habéis oído hablar de las dietas milagro?

Son todas esas dietas que sin base científica de ningún tipo pretenden hacer creer a muchas personas que poseen cualidades estupendas para perder peso y de forma muy rápida, ¿y qué dicen de la salud? De eso nada. Además, lo único que hacen estas dietas es exagerar propiedades y efectos que en absoluto han sido probados. Hay diferentes tipos de dietas mágicas y es importante diferenciarlas para saber reconocerlas cuándo nos topemos con ellas.

Dietas mágicas hipocalóricas. Este tipo de dietas son las que se caracterizan por poseer un bajo contenido de energía que se obtiene de alimentos poco variados. En una dieta hipocalórica extrema no hay que comer nada y, por eso, se conoce también con el nombre de ayuno terapéutico o ayuno total.

Dietas disociativas. Estas son dietas que se basan en la teoría de que los alimentos engordan por sí mismos cuando estos se consumen según distintas combinaciones. Es decir, que se puede comer de todo, pero no durante la misma comida. Se evitan aquí, por tanto, las mezclas de lípidos e hidratos de carbono y se eliminan todos los que tengan en su composición dos macronutrientes.

Dietas excluyentes. Estas dietas son las que consisten en eliminar de la alimentación algún nutriente. El problema está precisamente en que esta carencia ocasiona una patología y, además, eliminan un nutriente, lo que puede llevar a problemas de salud irreversibles.

Pero ¿por qué tantos mitos sobre nutrición?

Los mitos son relatos tradicionales y forman parte del sistema de creencias de una cultura o una comunidad. Actualmente podría considerarse que existen mitos de todo tipo y, en cuanto a nutrición y alimentación en general, mucho más. Pero ¿por qué hay tantos mitos sobre nutrición ¿Quieres saber cuáles son? ¿Qué es real y qué no?

En relación con las dietas milagro de las que ya hablábamos anteriormente hay que tomar nota de un mito bastante frecuente en el que se asegura que esas dietas mágicas son una muy buena manera para perder peso y no volverlo a aumentar. Pero ¿es cierto? No, de hecho no son en absoluto la mejor forma de perder peso ya que estas simplemente hacen reducir, y mucho, las comidas y evitar ciertos tipos de alimentos y que, aunque en principio sí hacen que el individuo pierda peso, también hace que se gane enseguida otra vez el peso recuperado porque suele ser bastante complicado continuar con ellas durante un largo periodo de tiempo. La gran mayoría se cansan y vuelven a coger los kilos perdidos.

Otro mito bastante común es el de que los productos de grano como son la pasta, el arroz y el pan engordan y que estos deben evitarse siempre a la hora de perder peso. Pero la realidad es que los productos de grano son importantes también en una dieta. Además, cualquier producto de grano es cualquier alimento hecho con trigo, arroz, avena, cebada o cualquier otro cereal. Para bajar de peso de forma saludable no hay que eliminarlos de la dieta, sino simplemente aumentar la cantidad de ejercicio cada día, comer menos y establecer un plan de alimentación saludable que reemplace lo menos “sano”. Es decir, incluir frutas, vegetales, alimentos con proteína, productos lácteos bajos en grasa y granos, sí, pero integrales.

“Algunas personas pueden comer de todo y aún así consiguen bajar de peso”, ¿os suena? Claro, es otro gran mito sobre nutrición. Y no, no es la realidad claro está. De hecho, para perder peso lo que una necesita es quemar más calorías de las que se comen y se beben. Puede parecer así a simple vista que algunas coman lo que coman no engorden o incluso pierdan peso, pero lo cierto es que para poder peso como tal hay que utilizar más energía de la que se ingiere a través de los alimentos.

“¿De lo bajo en calorías o bajo en grasa puedo comer todo lo que quiero?” Claro, responderían muchos, pero no os equivoquéis porque que un producto sea muy bajo en calorías no significa que no vaya a hacerte engordar o que te haga porque sí perder peso. De hecho, hay muchos alimentos procesados que son bajos en grasa o incluso sin grasa, pero que pueden llegar a tener más calorías que el mismo alimento con la cantidad completa de grasa porque les añaden sal, harina, almidón o azúcar para mejorar su sabor y también su textura.

Y seguramente también de este mito hayáis oído hablar, el de reducir el consumo de carbohidratos para bajar de peso, pero ¿por qué es un mito? Porque los carbohidratos vienen en distintas formas: simples y complejos. Los carbohidratos simples son los que encontramos en galletas, caramelos y demás dulces. Estos carecen de vitaminas, minerales y fibras. Sin embargo, los carbohidratos complejos como el pan de trigo integral o la fruta tienen muchos nutrientes muy buenos y necesarios para su organismo. Asegúrate primero de enterarte de qué tipo de carbohidrato es…

¿Te has dado cuenta de cuántos mitos hay sobre nutrición? Ten cuidado y vigila lo que comes en algunos aspectos, pero sobre todo vigila… ¡lo que lees!

También te interesará...

Cómo elegir colchón

¿Cómo elegir un colchón?

Comparte en: A la hora de dormir plácidamente y descansar, el colchón es la parte más importante de una

Read More...
Por qué salen caries

¿Por qué salen caries?

Comparte en: Quizás lo primero que debemos hacer es definir el término, y es que no todo el mundo

Read More...
Beneficios de escribir

Pautas para escribir un libro

Comparte en: ¿Brújula o mapa? La autora Elisabeth Benavent es una de esas maravillosas autoras que están haciéndonos ver

Read More...

Deja tu comentario:

Tu e-mail no será publicado.

Mobile Sliding Menu