• Buscar
×

Mi jefe me ignora, qué tengo que hacer

Mi jefe me ignora, qué tengo que hacer

Sentirse bien en el trabajo, valorada y respetada por los compañeros y el jefe es fundamental para trabajar, ser eficaz, productivo y acudir contento al trabajo cada día. Si tu jefe te ignora, sigue estos consejos:

Índice

¿Por qué me ignora?

No hay nada peor que ser ignorado por un jefe. Eso significa que importas poco para él y que difícilmente vas a lograr ascensos o subidas de sueldo (aunque también puede ser que te libres de un despido si realmente pasa de ti).

Es difícil saber las causas, puede que sea porque tiene algún problema personal contigo, porque no le caes bien, porque cree que puedes suplantarle, porque no confía en ti o en tu trabajo...

Estas son algunas señales de que tu jefe te ignora:

- No tienes voz en las reuniones de trabajo, tu jefe da la palabra al resto de tus compañeros, pero a ti apenas te deja intervenir en ellas, por lo que quedas siempre en un segundo plano.

- A pesar de todo tu empeño en hacer bien tu trabajo, cumplir con todos los plazos y entregar todo sin fallos, tu jefe nunca te da un feedback favorable.

- Cuando tenéis una conversación, nunca mantiene el contacto visual contigo.

- Olvida sus promesas o acuerdos contigo, como subirte el suelo, darte un proyecto importante, ascenderte… Y, por el contrario, premia a otros compañeros que trabajan peor que tú.

- Notas que le caes mal y que no te tiene simpatía.

Consejos si tu jefe te ignora

No obstante, sentirse ignorado y nada valorado por el jefe no es nada agradable. Para conseguir acabar con este problema, prueba estos consejos:

1- Asegúrate de que realmente es un problema permanente y no algo casual que haya ocurrido un día o dos. Nunca te saluda, no te hace caso cuando hablas en una reunión, te deja fuera de todas las decisiones, se “olvida” de mandarte los correos informativos, no hace caso de los informes y trabajos que le presentas, etc.

2- Averigua a qué se debe ese desprecio. Puede ser motivos profesionales (celos de ti, no estás trabajando bien…) o personales (rivalidades, disputas, antiguas historias de amor…). Si el problema es tu trabajo, lo único que debes hacer es mejorar ese aspecto para que vuelva a hacerte caso.

3- Habla con él cara a cara, es lo mejor para solucionar el problema. Puedes decirle algo como “He notado que últimamente la comunicación entre nosotros no acaba de funcionar”. No le eches la culpa directamente a él ni digas “Me estás ignorando”. Es una manera poco sutil de abordarle y lograr algo.

4- No comentes este problema con tus compañeros de trabajo, puede que no te guarden el secreto y llegue a oídos de tu jefe por alguien que no seas tú, lo que puede acarrearte más problemas.

5- Si hablando con él no consigues nada, te mira como si estuvieras loca y sigue tratándote igual, habla con algún superior a él para intentar buscar una solución como cambiarte de departamento, de jefe directo, etc.

6- Si a pesar de todo no logras nada y la situación es insostenible, tu trabajo te produce ansiedad y malestar y no quieres seguir trabajando así, quizá ha llegado el momento de dar un cambio, pedir un traslado a otro departamento, buscar un nuevo trabajo en otra empresa o, incluso, cambiar de tipo de trabajo y realizar ese sueño que siempre has tenido en tu mente pero nunca te has permitido realizar. Puede que el problema sea que tu jefe no sabe ser un buen líder, y eso difícilmente cambiará. 

¿Te ha gustado? 0

También te puede interesar