Matrimonios sin sexo… ¿son más comunes de lo que pensamos?

En Relaciones
Problemas en la cama
Comparte en:

Los datos de una encuesta realizada en Estados Unidos revelan que aproximadamente 1 de cada 7 adultos vive en un matrimonio sin sexo, lo que significa que mantienen muy poca o ninguna actividad sexual. Y estos datos parecen extrapolables a otros países, por lo que son muchos los matrimonios que viven sin sexo, a pesar de lo importante que es la actividad sexual en un matrimonio feliz y duradero. ¿Por qué la actividad sexual disminuye en tantas parejas y cómo les afecta? ¿Cuáles son los factores que podrían llevar a las personas a permanecer en matrimonios sin sexo a pesar del hecho de que la experiencia tiende a ser muy angustiosa?

Un estudio publicado en el Journal of Marriage and Family ofrece algunas respuestas a estas preguntas. Los investigadores reclutaron a 77 personas que estaban involucradas en un matrimonio o ​relación de larga duración en la que deseaban tener contacto sexual con su pareja, pero no pudieron mantener una vida sexual constante durante un período de al menos seis meses (a pesar de que todos los participantes en este estudio fueron heterosexuales, los matrimonios sin sexo también existen entre parejas del mismo sexo).

Todos los participantes eran “célibes involuntariamente”, lo que significa que querían tener relaciones sexuales, pero no las tenían. Los participantes se dividieron aproximadamente en partes iguales entre hombres y mujeres, y tenían edades comprendidas entre los 18 y los 65 años, aunque la gran mayoría se encontraba en el rango entre los 30 y los 40 años. Todos los participantes completaron una encuesta en la que se les preguntó sobre las circunstancias que rodeaban su falta de actividad sexual y los efectos que había tenido sobre ellos y su relación.

Los factores más comúnmente informados que contribuyeron al declive sexual fueron la falta de deseo sexual de su pareja (para algunos esto significaba una falta de deseo sexual en general, mientras que para otros significaba una falta de interés en el sexo específicamente con el cónyuge), problemas en la relación, disfunciones sexuales (como dificultades eréctiles), problemas de apariencia física, adicciones y enfermedades y/o infidelidad. La mayoría de los participantes informaron de que sus vidas sexuales se desaceleraron gradualmente como resultado de uno o más de estos factores; sin embargo, algunos informaron de que el sexo se detuvo de repente, sin motivo aparente; y otros informaron que, para empezar, nunca tuvieron realmente una vida sexual muy buena. Es decir, numerosos factores que acabaron en el mismo problema: un matrimonio sin sexo.

Los participantes expresaron una serie de reacciones al celibato involuntario; sin embargo, fueron casi universalmente negativos y con frecuencia incluían sentimientos de frustración, depresión y rechazo. Otros informaron dificultades de concentración (por ejemplo, dificultad para pensar en otra cosa que no fuera el sexo) y baja autoestima. La mayoría dijo que la falta de sexo era un problema importante en sus vidas, causándoles depresión y problemas laborales.

Dadas estas reacciones negativas, algunas personas terminaron dejando esa relación; sin embargo, muchos continuaron porque todavía había beneficios en la relación en general, sin mencionar los altos costos asociados con la ruptura. De hecho, el 47% de los participantes reportó permanecer en un matrimonio sin sexo porque sentía que, a pesar de la falta de sexo, tenían la pareja ideal. Además, muchos se quedaron porque sentían que había demasiado pérdida al irse (por ejemplo, tenían importantes inversiones en la relación, como los niños) o porque se sentían obligados a quedarse (por ejemplo, motivaciones religiosas). Un número menor se quedó porque sentían que no tenían mejores opciones o porque temían irse. En palabras de una participante: “Tal vez esto sea lo mejor que pueda conseguir, y tengo miedo de renunciar a lo que tengo”.

Entonces, ¿cómo se las arreglan las personas que deciden continuar en un matrimonio o relación sin sexo? Un poco más de la mitad (51%) dijo que intentaron enfocar su tiempo y energía en otros lugares, como cultivar amistades o dedicarse al trabajo, hacer ejercicio o pasatiempos. Además, muchos informaron que buscaban salidas sexuales alternativas. Por ejemplo, el 79% reportó masturbarse, el 13-14% probó el sexo con cibersexo o por teléfono y el 26% admitió tener relaciones sexuales con otras personas. También hubo algunos participantes que buscaron ayuda profesional en forma de terapia individual o asesoramiento de pareja, mientras que otros informaron que “se dieron por vencidos” o se resignaron a una vida sin sexo.

Estos resultados nos dicen que los matrimonios sin sexo pueden ocurrir de varias maneras y, además, que la falta de sexo puede tener diversas consecuencias importantes para la relación. Aunque los matrimonios sin sexo pueden ser bastante angustiantes, las personas permanecen en ellos por diversas razones y se enfrentan la falta de sexo de diferentes maneras.

Nuevamente, es importante tener en cuenta que este estudio se limita solo a personas heterosexuales; sin embargo, vale la pena señalar que, en las relaciones sexuales sin sexo entre hombres y mujeres, a veces es la pareja masculina la que quiere más relaciones sexuales, mientras que otras veces es la mujer. No siempre es el hombre como algunos pueden pensar.

Lo que está claro es que un matrimonio sin sexo va minando poco a poco la relación y el amor, por lo que, si quieres ser feliz en tu matrimonio, es importante que tengas sexo de manera regular y te sientas satisfecho en este ámbito. Si no es así, es hora de hablar con tu pareja y cambiar algunas cosas.

Fuentes:

Donnelly, D. (1993). Sexually inactive marriages. Journal of Sex Research, 30, 171–179.

Laumann, E., Gagnon, J., Michael, R., & Michaels, S. (1994). The social organization of sexuality: Sexual practices in the United States. Chicago: University of Chicago.

Donnelly, D. A., & Burgess, E. O. (2008). The decision to remain in an involuntarily celibate relationship. Journal of Marriage and Family, 70, 519-535.

También te interesará...

Qué comer para ganar masa muscular

Cambios en un mes de gimnasio

Comparte en: ¿Llevas un mes en el gimnasio y todavía no has notado ningún cambio? Está claro que en

Read More...
Alcanzar el éxito

¿Cómo ser carismática?

Comparte en: El carisma es la cualidad o el don natural que tiene una persona de atraer a los

Read More...
Beneficios de subir escaleras

Beneficios de subir escaleras

Comparte en: Subir escaleras es un ejercicio muy completo que nos ayuda, sobre todo, a tonificar las piernas y

Read More...

Deja tu comentario:

Tu e-mail no será publicado.

Mobile Sliding Menu