Los hombres que desean tener un bebé son menos propensos a querer tener relaciones sexuales

En Relaciones
Problemas sexo
Comparte en:

Incongruente, ¿no? Pero esto es lo que afirma una investigación que revela que la sexualidad masculina es mucho más compleja de lo que pensábamos hasta ahora. No solo nosotras somos complicadas.

La investigación, publicada en The Journal of Sexual Medicine, afirma que los hombres que quieren tener un bebé también tienden a informar niveles más bajos de deseo sexual debido a diversos factores que influyen en el nivel de deseo sexual de ellos.

“Durante años, el debate en la literatura científica se ha centrado en el deseo y la excitación sexual femenina, argumentando que la sexualidad femenina es muy compleja y está llena de problemas psicológicos y relacionales”, explica uno de los autores del estudio, Filippo M. Nimbi de la Universidad Sapienza de Roma y el Instituto de Sexología Clínica.

“La sexualidad masculina ha sido subestimada y considerada como mecánica y simple (estímulo, erección y orgasmo) y desde 1997 incluso ‘hiper medicalizada’ (desde la creación de Viagra). En nuestra experiencia clínica, la situación es un poco diferente. Los problemas psicológicos, relacionales y culturales son muy importantes para la sexualidad de los hombres. Con este proyecto, queríamos analizar la respuesta sexual masculina a partir de la fase de deseo, la parte más desconocida”.

“Lo que está claro es que la sexualidad masculina es considerablemente más compleja de lo que se pensaba anteriormente: una erección dura y rígida no es suficiente para explicar el funcionamiento de los hombres”, dijo Nimbi.

Para su estudio, los investigadores encuestaron a 298 hombres italianos heterosexuales sobre una amplia variedad de temas que podrían influir en sus niveles de deseo sexual.

De esta manera, los investigadores descubrieron que los niveles de energía, la depresión, el miedo, la gravedad de la eyaculación precoz, la compatibilidad de las relaciones, la angustia sexual, la falta de pensamientos eróticos, la respuesta sexual subjetiva y el conservadurismo sexual estaban relacionados con el deseo sexual de los hombres.

“El mensaje importante de este estudio es que el deseo en los hombres está fuertemente influenciado por estereotipos sexuales y de género, como la idea de que ‘la erección es el elemento más importante para satisfacer a la pareja’. Además, los sentimientos y las emociones tienen un papel clave en la sexualidad “, explicó Nimbi.

“Nos enfrentamos a una realidad en la que no estamos acostumbrados a sentir y disfrutar el placer de un encuentro sexual. Principalmente, tenemos prisa y solo nos enfocamos en el orgasmo, pero la sexualidad (y el placer) es mucho más”.

El miedo y la falta de pensamientos eróticos en particular fueron los causantes principales de los niveles más bajos de deseo sexual.

Sorprendentemente, los investigadores también descubrieron que el deseo de tener un bebé estaba negativamente asociado con el nivel de deseo sexual. En otras palabras, los hombres que deseaban hijos tenían menos probabilidades de querer tener relaciones sexuales. El estudio no abordó directamente a qué se debe esto, aunque Nimbi y sus colegas escribieron que podría atribuirse a miedos inconscientes sobre los cambios en el estilo de vida y las responsabilidades adicionales.

“Todavía hay muchas preguntas abiertas”, remarcó Nimbi. “Por ejemplo, este estudio ha resaltado algunos de los principales factores psicosociales que afectan al deseo sexual, pero hay muchos otros. El deseo sexual tiene profundas implicaciones sobre cómo se trata el comportamiento sexual en contextos éticos, médicos, sociales, legales y religiosos. Nos gusta considerar este estudio como un punto de partida hacia una comprensión más profunda de la sexualidad tanto para los médicos como para los investigadores, pero también para el público en general”.

“En un mundo en el que vivimos apurados, deberíamos encontrar tiempo para relajarnos y dedicarnos al sexo, dejando la prisa fuera del dormitorio (o donde sea que tengamos relaciones sexuales). El buen sexo necesita tiempo, relajación, despreocupación y una buena pareja”, agregó.

Así que ya sabes, no es cierto que los hombres siempre tengan ganas de hacer el amor y que baste con tocarlos un poco para que se exciten. Las preocupaciones y los miedos, como una posible paternidad, pueden hacer que sus niveles de libido caigan por los suelos y no tengan ganas de hacer el amor. Si ves que tu pareja últimamente está rara y no quiere mantener relaciones sexuales, pregúntale qué le pasa porque es probable que algo le preocupe.

Fuente: “Expanding the Analysis of Psychosocial Factors of Sexual Desire in Men“, Francesca Tripodi, Roberta Rossi, and Chiara Simonelli, Science Direct, https://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S174360951731874X.

Foto: Creado por Katemangostar – Freepik.com

También te interesará...

¿Diamantes? Sí ¿Dónde? En Moon Diamonds

Comparte en: Así es, la compra y la venta de diamantes que Moon Diamonds hace posible, y que se

Read More...

Mujeres con canas, ¿cómo hacer para que queden bien?

Comparte en: ¿Canas? Detrás de esto se oculta todo un proceso fisiológico en el que participan los folículos pilosos:

Read More...

¿Te casas? ¿Bautizas a tu bebé? No te preocupes, Cotton Bird te ayuda a que tus invitaciones sean las más ideales

Comparte en: La web Cotton Bird lo hace posible, para que tus invitados, ya sean de boda o del

Read More...

Deja tu comentario:

Tu e-mail no será publicado.

Mobile Sliding Menu