¿Los chicos buenos siempre pierden?

En Trabajo
Ser bueno o egoísta
Comparte en:

Seas un chico o una chica, seguro que has oído mil veces la frase “los chicos buenos siempre pierden” o “los chicos buenos nunca llegan los primeros”. Eso implica que las buenas acciones pasan desapercibidas y que para alcanzar el éxito hay que ser egoísta y pisar a los demás. Sin embargo, si tú eres una persona amable y agradable, no debes cambiar tu forma de ser, seguro que también consigues tus metas sin tener que pasar por encima de los demás.

Una buena persona es amable y desinteresada, siempre dispuesta a ayudar a los demás. Mientras que una persona egoísta solo piensa en sí misma y coge de los demás todo lo que necesita para conseguir sus propósitos, sin importarle nada más. Y esa parece ser la fórmula del éxito para muchas personas, pero ¿puede un buen chico, o una buena chica, ser el primero?

Chicos buenos vs. Chicos egoístas

Puedes encontrarte buenas personas y personas egoístas en todas partes: en el trabajo, entre tus amigos, en tu vecindario, en tus clases de yoga…

Piénsalo. Seguro que en tu trabajo hay un chico o chica que siempre busca el reconocimiento del jefe, o incluso un ascenso, a pesar de que la acción por la que quiere ser recompensado no ha sido solo cosa suya, sino labor del todo el equipo. Mientras que un chico bueno comparte el reconocimiento con su equipo, el malo quiere llevarse todos los halagos, aunque no los merezca.

Del mismo modo, probablemente hayas tenido alguna vez un amigo al que no le importaban cancelar los planes que había hecho contigo para hacer algo que consideraba una mejor oportunidad. Sin embargo, esperaba que tú siempre abandonaras tus planes por él. Ese chico acababa siempre con una pareja impresionante, mientras que tú te quedabas soltero porque cancelabas tus citas por él. Claramente, era un mal amigo.

La gente agradable hace felices a los demás, pero se agotan

La gente amable generalmente tiene un gran corazón. Debido a esto, está en su naturaleza tratar de ayudar a otros al confiar en ellos y trabajar en equipo. En su opinión, este trabajo en equipo puede ayudar al grupo a lograr más. Debido a sus interacciones con las personas, tienden a recibir ayuda y apoyo de esas personas cuando lo necesitan.

Desafortunadamente, trabajar con otros tratando siempre de hacer que la otra persona se sienta bien a menudo puede llevar al agotamiento. También puede agotar hacer elogios a los demás, pero nunca recibir uno. Esto puede hacer que estas personas se sientan poco apreciadas. A su vez, sienten que han decepcionado a alguien, y eso realmente puede pesar en su autoestima. Y, probablemente, los demás se aprovechen de ellos debido a su forma de ser.

Las personas egoístas son felices, pero ignoran a los demás

Las personas egoístas son asertivas porque saben lo que quieren. Si eres una persona egoísta, muchas veces estás dispuesto a romper las reglas para ganar. No tienes miedo de que los demás sepan lo que has logrado y, aunque a veces parezcas egoísta, esto puede ayudar a recordarle a las personas que eres un activo a tener en cuenta. También has aprendido a no preocuparte demasiado por lo que otras personas piensan de ti.

El éxito y la intimidación no suelen ganar muchos amigos, así que, si eres egoísta, es posible que muchas personas no te quieran. Pero el ser egocéntrico hace que no siempre puedes hacer todo el trabajo por tu cuenta, por lo que estás obligado a quedarte atrás en alguna ocasión.

¿Cómo tener éxito siendo un buen chico?

Lo ideal es que te comprometas con tu forma de ser. Mira la lista anterior de pros y contras y ten claro que tanto ser un buen chico como alguien egoísta ofrece aspectos buenos y malos en lo que se refiere a personalidad y carácter. Por lo tanto, es lógico que al juntar esos dos rasgos de carácter te conviertas en un individuo más ideal. Por lo tanto, para tener éxito siendo amable debes tener en cuenta estos consejos:

1. Sé amable, pero también un poco egoísta. Cuando las personas buenas llegan a extremos, otros pueden aprovecharse de ellas y las personas amables seguirán dando porque es su naturaleza ayudar. Esto puede hacer que otros confundan la amabilidad con la debilidad. Y seamos sinceros, la vida es la supervivencia del más apto. Pero la bondad puede lograr grandes cosas cuando las personas aprenden cuándo ser egoístas y cuándo dar.

A corto plazo, ser una persona egoísta tiene beneficios, pero eventualmente envenena el ambiente, ya que otros se vuelven malos a su alrededor. A largo plazo, ser una buena persona vale la pena, aunque te arriesgas a agotarte ayudando a los demás.

2. Alcanza la mejor versión de ti mismo. Determina lo que quieres lograr. Si estás dispuesto a luchar realmente por eso, entonces probablemente debas enfocar tu atención allí. Por ejemplo, tal vez no seas muy generoso cuando se trata de crear un evento de caridad, pero tal vez estés mucho más dispuesto a ayudar para que un restaurante tenga éxito. ¡Estupendo! Puedes ser egoísta con esa causa al mismo tiempo que reclutas a un equipo de personas de ideas afines para que te ayuden.

A continuación, hay que construir confianza. Incluso si conoces a cien personas que quisieran ayudar a que un restaurante tenga éxito, nadie querrá ayudarte si no eres amable. En este caso, es posible que necesites ser un poco desinteresado y ayudar a los demás para que vean que también vale la pena ayudarte. Además, es necesario un sistema de apoyo. Sería bueno tener a esas personas a tu lado en el futuro para otras tareas que puedan surgir.

Sé humilde cuando lo necesites y reconoce tu trabajo cuando sea necesario. Y si estás trabajando con un equipo, asegúrate de promover un buen comportamiento y no un comportamiento negativo o egoísta.

Si sigues estos consejos, es posible que puedas alcanzar el éxito siendo un buen chico o chica. El trabajo duro y la determinación pueden llevarte lejos, pero saber cuándo ser egoísta y cuándo confiar en los demás puede llevarte aún más lejos. No se trata de usar a las personas, sino de aprender cuándo el trabajo en equipo es la mejor opción para alcanzar tu éxito y, en última instancia, el éxito de quienes te rodean.

No tienes que elegir entre uno y otro, solo saber cuándo debes actuar de cada manera.

También te interesará...

Cosas que puedes vender por Internet, ¡y que mucha gente querrá comprar!

Comparte en: Si estás planteándote la posibilidad de abrir tu propia tienda online, pero todavía no tienes claro qué

Read More...
Beneficios para la salud de ser optimista

Resiliencia emocional ¿Cómo construirla?

Comparte en: La resiliencia podría definirse como la capacidad de afrontar la adversidad. Para la Neurociencia, por ejemplo, las

Read More...

Portugal, un país con encanto ¿Conoces todos sus rincones?

Comparte en: Portugal está cada vez más de moda y es, todavía por desgracia, un gran desconocido para los

Read More...

Deja tu comentario:

Tu e-mail no será publicado.

Mobile Sliding Menu