Los 15 mejores chistes sobre el matrimonio

En Humor
Matrimonio joven
Comparte en:

El matrimonio siempre ha sido objeto de burlas, especialmente por parte de los hombres, tachándolo de una cárcel de por vida. Y, aunque en muchos casos no acaba bien y realmente se puede llegar a convertir en un “infierno”, también puede ser maravilloso. No obstante, siempre viene bien reírse un rato del tema.

– Ya no me escuchas cuando te hablo Antonio

– Lo que quieras cariño, una tortilla o lo que te venga bien, tampoco tengo mucha hambre.

 

Una pareja de novios recién casados comenta:

– Oye, una pregunta amada mía, que se me acaba de ocurrir sin motivo.

– Dime mi amor.

– Si algún yo me muriera, ¿llorarías?

– ¡Pues claro! No ves que yo lloro por cualquier tontería.

 

– Pues ya he conseguido que mi novio me hable de matrimonio, después de haber estado saliendo seis años.

– Ah, ¿si? ¿Y qué te ha dicho?

– Que tiene esposa y tres niños.

 

El marido llega al portal de su casa totalmente borracho y empieza a gritar:

– ¡Mariiiiia, Mariiiia!

La mujer se asoma a la ventana y dice:

-Ya vienes otro día borracho y quieres que te eche la llave.

-No, no, si hoy la llave la tengo, mejor tírame la cerradura, que no la encuentro.

 

Esto es un matrimonio celebrando su aniversario. La esposa le pregunta al marido:

-Cariño, ¿qué me has comprado para celebrar nuestro aniversario?

-Una tumba en el cementerio.

No veas que bronca…

Al año siguiente:

-Cariño, ¿qué me has comprado para celebrar nuestro aniversario?

– ¡Nada! Total, todavía no has usado lo que te compre el año pasado.

 

– Pues la postura favorita de mi mujer en la cama es la del pez.

– ¿La del pez? Esa no me la conozco.

– Sí, hombre. Se da la vuelta, ¡y nada!

 

– ¿Cuál es el motivo por el que desea divorciarse?

– Llevamos juntos diez años y me trata como si fuese un perro.

– ¿Su esposa le maltrata?

– No, ¡quiere que le sea fiel!

 

Llega un hombre a su casa, de madrugada y borracho, y le dice con voz ronca a su mujer:

– Amorrr mioo… ¡¡Voy a amarte!!

– ¡Si quieres vete a Júpiter, pero a mí déjame dormir!

 

– Mi mujer me ha dado un ultimátum. Dice que o le presto atención cuando habla, o no sé qué más.

 

– María se quitó de encima 70 kilos de grasa inútil.

– ¿Cómo lo hizo?

– Se divorció.

 

– Señor juez, quiero divorciarme porque desde hace diez años mi mujer me tira los platos a la cabeza.

– ¿Y por qué no se ha divorciado antes?

– Es que ahora está empezando a tener puntería.

 

Una viuda se pone en contacto con su marido a través de una medium:

– Pepe, mi querido Pepito, ¿estás ahí?

– Sí, aquí estoy.

– ¿Y qué tal estás? ¿Mejor que aquí en la Tierra conmigo?

– Sí, sí. La verdad es que mucho mejor.

– Pepito, cuéntame, ¿cómo es el Cielo?

– ¿El Cielo? ¡Pero si yo estoy en el Infierno!

 

Una mujer se despierta a las 4 de la mañana y se da cuenta de que su marido no está con ella en la cama. Va hasta la cocina y lo encuentra sentado en silencio, a oscuras, tomando una taza de café.

Enciende la luz y ve cómo el marido se quita una lágrima del ojo mientras sigue bebiendo en silencio.

– ¿Qué te pasa querido? ¿Qué haces aquí solo a estas horas de la noche?

El, girando para mirarla, dice:

– ¿Te acuerdas hace 20 años, cuando comenzamos a salir juntos, que tú tenías 16 años y yo 20?

– Claro que me acuerdo.

– ¿Y te acuerdas cuando tu padre nos encontró… en el asiento de atrás de mi coche?

– Si que me acuerdo, responde ella tiernamente acercándose a él.

– ¿Y recuerdas que tu padre me puso la escopeta en el pecho y me dijo que debía casarme contigo o me denunciaba y me pasaría 20 años en la cárcel?

– Claro cariño, también me acuerdo. Papá siempre tan furioso con mis novios. Pero, ¿a qué viene eso?

Mientras se quita otra lágrima que le corre por su mejilla y con la voz quebrándose en un lastimero llanto, él responde:

– Pues bien… hoy… precisamente el día de hoy… ¡ESTARÍA SALIENDO DE LA CÁRCEL Y SERÍA LIBRE!

 

– Cariño, ¿tú cuánto me quieres del 1 al 10?

– Yo del 1 al 10 te quiero mucho, pero del 11 al 30 me voy de viaje con mis amigos.

 

El matrimonio cenando tranquilamente, y dice la mujer:

– Pepe, ¿sabes que el cura que nos casó ha muerto?

Y Pepe la mira de reojo y le dice:

– El que la hace, la paga.

También te interesará...

Cosas que puedes vender por Internet, ¡y que mucha gente querrá comprar!

Comparte en: Si estás planteándote la posibilidad de abrir tu propia tienda online, pero todavía no tienes claro qué

Read More...
Beneficios para la salud de ser optimista

Resiliencia emocional ¿Cómo construirla?

Comparte en: La resiliencia podría definirse como la capacidad de afrontar la adversidad. Para la Neurociencia, por ejemplo, las

Read More...

Portugal, un país con encanto ¿Conoces todos sus rincones?

Comparte en: Portugal está cada vez más de moda y es, todavía por desgracia, un gran desconocido para los

Read More...

Deja tu comentario:

Tu e-mail no será publicado.

Mobile Sliding Menu