Las pesadillas recurrentes reflejan tus frustraciones

En Estilo de vida
Pesadillas
Comparte en:

¿Últimamente no paras de soñar lo mismo? ¿Casi todas las noches te despiertas con una sensación angustiosa tras haber tenido la misma pesadilla? Un estudio sugiere que estos sueños recurrentes angustiosos reflejan las frustraciones diarias.

Las pesadillas o los sueños recurrentes son producto de nuestras vivencias y preocupaciones diarias. Mientras dormimos, nuestra mente se libera y afloran a ella todos aquellos pensamientos que por el día reprimimos; sensaciones a las que, por distintos motivos, no damos salida en nuestra vida consciente, por lo que afloran cuando nuestro inconsciente es el dueño. Es la manera que tiene nuestro cerebro de gestionar la ansiedad y las preocupaciones, por eso es normal que los sueños recurrentes o pesadillas repetidas signifiquen algo o nos estén queriendo avisar de algo que ocurre en nuestra vida.

Así, según una reciente investigación realizada por Netta Weinstein, de la Universidad de Cardiff, la primera en investigar si la frustración diaria de las personas o el cumplimiento de las necesidades psicológicas se manifiestan en sus sueños, las personas cuyas necesidades psicológicas básicas de conexión, autonomía y sensación de competencia no se cumplen tienen una mayor probabilidad de experimentar un mal sueño recurrente y de analizar negativamente sus sueños.

Convirtámonos en Freud por un momento.

Para llegar a esta conclusión, los investigadores realizaron dos estudios. En el primero, se pidió a 200 personas que reflexionaran sobre su sueño recurrente más común. El segundo estudio analizó las anotaciones que 110 personas hicieron durante un período de tres días en su “diario de sueños”.

Esto sirvió para analizar si las experiencias relacionadas con las necesidades psicológicas en la vida diaria están relacionadas con el nivel más profundo de procesamiento que proporcionan los sueños, y que los sueños llamados “malos” podrían ser “restos” de experiencias diarias sin procesar.

Los resultados de ambos estudios muestran que las frustraciones y las emociones asociadas con necesidades psicológicas específicas influyen en los temas de los sueños de las personas. Así, los participantes cuyas llamadas necesidades psicológicas no se cumplieron, ya sea de forma más duradera o cotidiana, se sintieron más frustrados e informaron de que tenían sueños más negativos, como sueños aterradores o pesadillas, o en los que aparecían emociones tristes o enojadas.

Cuando se les pidió interpretar sus propios sueños, tendieron a hacerlo utilizando más palabras negativas. Mientras que los participantes cuyas necesidades psicológicas se cumplieron tenían más probabilidades de describir sus sueños positivamente.

“Las emociones negativas del sueño pueden ser el resultado directo de los sueños angustiosos y pueden representar el intento de la psique de procesar y dar sentido a experiencias diurnas especialmente desafiantes psicológicamente hablando”, explica Weinstein, autora principal del estudio.

Además, las personas que se sentían frustradas con su situación diaria solían tener sueños recurrentes en los que se caían, fracasaban o eran atacados. Según Weinstein, los sueños recurrentes pueden ser más sensibles a las experiencias psicológicas angustiosas que una persona todavía no ha procesado.

No obstante, hay que tener en cuenta que el trabajo tiene algunas limitaciones. Las medidas eran de naturaleza retrospectiva y, por lo tanto, estaban sujetas a un sesgo de recuerdo. Además, el Estudio 2 mostró grandes cantidades (45.8%) de datos faltantes, principalmente debido a que los participantes no recordaron sus sueños, y los resultados basados ​​en este estudio pueden haber visto afectados por eso.

¿Qué hacer?

No obstante, siempre se ha sabido que los sueños reflejan nuestra emociones y experiencias diarias, por lo que, si últimamente tienes sueños angustiosos o pesadillas recurrentes, es una buena idea que analices tu vida diaria por si acaso esos sueños reflejan frustraciones o carencias emocionales.

Puede tratarse de un problema en el trabajo, con la familia o con la pareja. No ignores tus sueños e intenta averiguar dónde se hayan esas carencias o frustraciones para poder ponerles remedio. Quizá sea momento de cambiar tu vida, buscar un trabajo nuevo o romper con tu pareja. Analiza bien cómo te sientes y si eres feliz o no en tu día a día. Puede que tus sueños te estén advirtiendo sobre algo que te niegas a ver o a aceptar.

Fuente: Weinstein, N., Campbell, R. & Vansteenkiste. Linking psychological need experiences to daily and recurring dreams. M. Motiv Emot (2017). https://doi.org/10.1007/s11031-017-9656-0

También te interesará...

Cosas que puedes vender por Internet, ¡y que mucha gente querrá comprar!

Comparte en: Si estás planteándote la posibilidad de abrir tu propia tienda online, pero todavía no tienes claro qué

Read More...
Beneficios para la salud de ser optimista

Resiliencia emocional ¿Cómo construirla?

Comparte en: La resiliencia podría definirse como la capacidad de afrontar la adversidad. Para la Neurociencia, por ejemplo, las

Read More...

Portugal, un país con encanto ¿Conoces todos sus rincones?

Comparte en: Portugal está cada vez más de moda y es, todavía por desgracia, un gran desconocido para los

Read More...

Deja tu comentario:

Tu e-mail no será publicado.

Mobile Sliding Menu