Las personas intelectualmente humildes son más sabias de lo que parece

En Estilo de vida
Beneficios de la lectura
Comparte en:

Las personas que son intelectualmente humildes tienden a obtener mejores calificaciones en una prueba de conocimiento general, según una nueva investigación publicada en The Journal of Positive Psychology. Los nuevos hallazgos también proporcionan información sobre los rasgos particulares que podrían explicar el vínculo entre la humildad intelectual y la adquisición de conocimiento.

“Ha resultado interesante observar cómo la gente piensa acerca de la humildad intelectual y los conceptos relacionados. Cuando se trata de creencias, las personas tienden a apreciar que otros tienen una mentalidad abierta, pero también pueden ver a las personas que no están seguras de sus creencias como débiles o pueden ver a quienes cambian su punto de vista como inestables o manipuladores”, dijo la autora del estudio Elizabeth J Krumrei-Mancuso, profesora asociada de psicología en la Universidad de Pepperdine.

“Estas percepciones sociales pueden hacer que las personas teman admitir la falibilidad en su pensamiento. Pueden creer que deben confiar en sus puntos de vista, lo que puede hacer que las personas tengan miedo de cambiar de opinión”.

Esta investigación fue motivada por el deseo de comprender el valor potencial de la humildad intelectual. ¿Nos beneficia reconocer nuestra falibilidad intelectual? Y si es así, ¿de qué manera?

Para examinar cómo ser humilde acerca de los propios conocimientos se asociaba con la adquisición de más conocimientos, Krumrei-Mancuso y sus colegas realizaron cinco estudios con casi 1.200 participantes en total.

“Observamos que la humildad intelectual se relacionaba con la inteligencia cristalizada (la utilización de las habilidades intelectuales ya aprendidas), pero no con la fluida (la capacidad de adquirir nuevos conceptos y de adaptarse a las nuevas situaciones). Los niveles más altos de humildad intelectual se asociaron con poseer un conocimiento más general, pero no se relacionaron con la capacidad cognitiva”, dijo Krumrei-Mancuso.

“Los vínculos observados entre la humildad intelectual y poseer un conocimiento más general pueden explicarse por el hallazgo de que la humildad intelectual se asoció con una evaluación más precisa de los conocimientos generales de uno. Es decir, saber (¡y estar dispuesto a admitir!) lo que no sabes puede ser el primer paso para buscar nuevos conocimientos”. Es decir, si no te crees es el más listo, estarás más abierto a aprender cosas nuevas.

Su primer estudio encontró que las personas que no eran intelectualmente humildes (y estaban de acuerdo con afirmaciones como “Mis ideas intelectuales suelen ser superiores a las ideas de otros”) tendían a sobreestimar sus habilidades cognitivas, que se evaluaron con pruebas de vocabulario, aritmética, razonamiento y habilidades espaciales. Pero las personas más intelectualmente humildes no obtuvieron una mejor o peor puntuación en promedio en las pruebas cognitivas.

El segundo estudio de los investigadores encontró que las personas intelectualmente humildes tendían a tener un promedio de calificaciones ligeramente más bajo en la universidad en comparación con aquellas que eran más arrogantes intelectualmente.

Para su tercer estudio, los investigadores cambiaron a una medida más completa de la humildad intelectual. Descubrieron que las personas que estaban de acuerdo con afirmaciones como “Doy la bienvenida a diferentes formas de pensar sobre temas importantes” y “Estoy dispuesta a cambiar de opinión una vez que se ha compuesto sobre un tema importante” tendían a ser mejores para discriminar entre conceptos reales y ficticios, indicando que tenían un mayor nivel de conocimiento.

El cuarto estudio encontró que aquellos que eran más humildes intelectualmente tenían más probabilidades de informar de participar y disfrutar de tareas cognitivas desafiantes, y también de tener una alta motivación para buscar conocimientos y nuevas experiencias.

El estudio final encontró que aquellos que eran más humildes intelectualmente tendían a estar más motivados para aprender y obtener nuevos conocimientos, en lugar de estar motivados por recompensas externas (como las calificaciones escolares). Los participantes intelectualmente humildes también estaban más abiertos a considerar evidencia alternativa, y más dispuestos a cambiar de perspectiva.

“Encontramos que la humildad intelectual se relaciona con una serie de otras variables que podrían facilitar el aprendizaje. Esto incluía el pensamiento reflexivo, la necesidad de cognición, el compromiso intelectual, la curiosidad intelectual, la apertura intelectual, el pensamiento de mente abierta y una motivación intrínseca para aprender para obtener conocimiento”, explicó Krumrei-Mancuso.

“Hemos teorizado que la humildad intelectual, como una conciencia no amenazadora de la falibilidad intelectual de uno, puede liberar a las personas de preocupaciones egoístas sobre su corrección intelectual y, por lo tanto, permitirles gastar una mayor energía en esfuerzos cognitivos, exploración y aprendizaje sin tener que soportar la carga mental o las preocupaciones por equivocarse”.

El estudio, no obstante, como toda investigación, incluye algunas advertencias.

“Dada la investigación limitada en esta área, tomamos un enfoque amplio en este trabajo. Algunos de nuestros resultados fueron mixtos, en particular al comparar diferentes medidas de humildad intelectual”, dijo Krumrei-Mancuso. “Sería beneficioso continuar estudiando cómo la humildad intelectual se relaciona con el aprendizaje con el uso de diseños de investigación experimental. Esto puede aclarar algunas de las inconsistencias y matices de los resultados de nuestra investigación en los estudios que realizamos “.

Pero, en general, ser humildes intelectualmente hablando puede ayudarnos a aprender más cosas y ampliar nuestros conocimientos.

Fuente:

“Links between intellectual humility and acquiring knowledge”, Elizabeth J. Krumrei-Mancuso, Megan C. Haggard, Jordan P. LaBouff & Wade C. Rowatt. Received 17 Jul 2018, Accepted 29 Dec 2018, Published online: 14 Feb 2019. https://doi.org/10.1080/17439760.2019.157935

También te interesará...

Cosas que puedes vender por Internet, ¡y que mucha gente querrá comprar!

Comparte en: Si estás planteándote la posibilidad de abrir tu propia tienda online, pero todavía no tienes claro qué

Read More...
Beneficios para la salud de ser optimista

Resiliencia emocional ¿Cómo construirla?

Comparte en: La resiliencia podría definirse como la capacidad de afrontar la adversidad. Para la Neurociencia, por ejemplo, las

Read More...

Portugal, un país con encanto ¿Conoces todos sus rincones?

Comparte en: Portugal está cada vez más de moda y es, todavía por desgracia, un gran desconocido para los

Read More...

Deja tu comentario:

Tu e-mail no será publicado.

Mobile Sliding Menu