Las oposiciones menos solicitadas y las más asequibles

En Trabajo
Mujer delante ordenador
Comparte en:

Las oposiciones menos solicitadas son aquellas que exigen unos requisitos que no todo el mundo cumple, es decir, las oposiciones más específicas. El problema es que estas también suelen ser más complicadas.

Cuando la crisis económica arrecia, todo el mundo en paro que ve complicado encontrar trabajo, piensa lo mismo: voy a prepararme unas oposiciones. El problema es que, a pesar de que España es uno de los países con mayor número de funcionariado del mundo, aprobar unas oposiciones y sacar una plaza de funcionario no es tan fácil, sobre todo en algunas épocas.

El problema de estos últimos años es que se han producido dos procesos a la vez causados por un mismo problema: la crisis. Por un lado, cada vez más y más gente intentaba sacar unas oposiciones; por otro, al haber menos dinero, salían menos plazas. Esto ha hecho que en estos años conseguir aprobar unas oposiciones fuera casi imposible ya que el ratio de gente por plaza era elevadísimo. Es decir, por cada plaza podía llegar a haber hasta 1.000 aspirantes o más. Por lo tanto, la competición era brutal y para lograr aprobar había que ser una “máquina”.

Esto hace que mucha gente se pase años preparándose unas oposiciones para nada, estudiando y dedicando mucho tiempo, lo que puede ser muy frustrante y acabar afectando al carácter de esa persona e incluso a sus relaciones personales.

A pesar de ello, siempre hay oposiciones más accesibles que otras. Pero para que una oposición resulte fácil de aprobar hay que tener en cuenta varias cosas:

1- La facilidad del temario y de las pruebas, es decir, no todas las oposiciones piden el mismo temario, algunas son mucho más extensas y complejas que otras. Asimismo, algunas oposiciones son muy específicas y, por lo tanto, no válidas para todos.

2- Los requisitos mínimos para poder presentarse, ya que si piden licenciados, por ejemplo, y tú no eres licenciado, no podrás optar a ellas. Lee bien los requisitos para asegurarte de que puedes acceder a esa plaza, no sea que te pongas a estudiar para nada.

3- La cantidad de gente que se presenta a ellas, ya que cuanta más gente haya apuntada y menos plazas salga, más complicado.

Por lo tanto, una oposición que pudiera ser considerada asequible sería aquella con un temario muy sencillo y corto, unos requisitos mínimos que pueda cumplir casi cualquiera y muy poca gente apuntada, o no mucha gente apuntada pero sí muchas plazas. Pero lamentablemente eso no existe. Las dos primeras sí que suelen darse juntas, cuanto menores son los requisitos, más fácil suele ser el temario para que se adapte a la gente a la que va dirigida. Pero en ese caso, suelen apuntarse miles de personas, lo que hace que el ratio de personas por plaza sea muy alto y sea muy complicado aprobar y obtener una plaza.

Mientras que las oposiciones en las que hay pocos candidatos, suelen ser oposiciones muy complicadas, con un temario largo y específico, y una serie de requisitos mínimos que poca gente cumple (en relación a estudios, publicaciones, experiencia, etc.). Por lo que poca gente puede optar a ellas.

Por lo tanto, si buscas una oposición “chupada” que aprobar con la patilla, no la vas a encontrar. Es mejor que busques la oposición perfecta para ti, es decir, aquella que te interese, cuyos requisitos cumplas (cuanto más específicos y menos gente los cumpla, mejor), que puedas estudiar sin problema y a la que tampoco se presente demasiada gente.

Es importante que elijas bien. Asesórate y pide información. Puedes apuntarte a los boletines de oposiciones para que te manden alertas y así estar informado de lo último sobre este tema. O matricularte en una academia especializada ya que estas academias tienen información de primera mano y se enteran perfectamente de las plazas, las fechas, los temarios, etc. y pueden ayudarte.

Además, deberás tener mucha paciencia, tomártelo en serio y prepararte muy bien para ser la mejor y tener más oportunidades de aprobar. Es recomendable, al menos al principio, apuntarse a una academia especializada que te ayude a prepararte bien, aunque no es algo obligatorio.

También es mejor que no tengas otro trabajo ni muchas cargas familiares para poder dedicar un mínimo de 5 horas al día al estudio, aunque cuantas más horas puedas echarle, mejor. Ser el más preparado es la única manera de poder obtener una plaza.

Asimismo, deberás tener mucha paciencia y estar preparada para no aprobar a la primera, poca gente lo consigue pero con esfuerzo, dedicación y tiempo seguro que acabas consiguiendo tu sueño. No cejes en el empeño y prepárate bien. Haz muchos exámenes y test para comprobar cómo vas y ve tranquila el día de las oposiciones para dar lo mejor de ti misma.

¡Suerte!

Foto: Creado por Katemangostar – Freepik.com

También te interesará...

Cosas que puedes vender por Internet, ¡y que mucha gente querrá comprar!

Comparte en: Si estás planteándote la posibilidad de abrir tu propia tienda online, pero todavía no tienes claro qué

Read More...
Beneficios para la salud de ser optimista

Resiliencia emocional ¿Cómo construirla?

Comparte en: La resiliencia podría definirse como la capacidad de afrontar la adversidad. Para la Neurociencia, por ejemplo, las

Read More...

Portugal, un país con encanto ¿Conoces todos sus rincones?

Comparte en: Portugal está cada vez más de moda y es, todavía por desgracia, un gran desconocido para los

Read More...

Deja tu comentario:

Tu e-mail no será publicado.

Mobile Sliding Menu