Las mujeres bisexuales tienen niveles elevados de sexualidad y rasgos psicopáticos

En Relaciones
Riesgos del alcohol
Comparte en:

Al menos, eso afirma un estudio publicado en la revista Evolutionary Psychological Science, que también afirma que la bisexualidad es una orientación sexual distinta en las mujeres que en los hombres.

Scott W. Semenyna, de la Universidad de Lethbridge, uno de los autores del estudio, explica que la motivación inicial del estudio, que puede parecer un tanto extraño a priori, fue “estudiar ciertos patrones que parecían estar acumulándose en la literatura académica sobre individuos bisexuales y mujeres bisexuales en particular. Las mujeres bisexuales difieren en algunas formas importantes, como la personalidad, el deseo sexual y la relativa apertura al sexo casual, tanto de los hombres homosexuales como de las personas heterosexuales o de las lesbianas. Mi interés específico en la superposición entre la orientación sexual, los rasgos de la tríada oscura (psicopatía, narcisismo y maquiavelismo) y la socioexualidad surgió de dos hallazgos clave. En primer lugar, las mujeres bisexuales informan una elevada socioexualidad (es decir, mayor comodidad, deseo y compromiso con la actividad sexual no comprometida) en comparación con las mujeres heterosexuales o las lesbianas. En segundo lugar, las mujeres bisexuales informan niveles ligeramente más bajos de dos rasgos de personalidad: honestidad / humildad y escrupulosidad, que otros grupos de orientación sexual”.

“Estos rasgos de personalidad se han relacionado tanto con niveles más altos de los rasgos de la Tríada Oscura, como con una mayor sociosexualidad. Estos hallazgos pasados ​​sugieren que la orientación sexual femenina puede compartir algunas relaciones únicas con las variables relacionadas con la personalidad y la sexualidad, y queríamos profundizar en esas posibles conexiones”.

De este modo, a través de la investigación realizada, los autores encontraron que las mujeres bisexuales tendían a tener una puntuación más alta en las medidas de socioexualidad y psicopatía que las mujeres estrictamente heterosexuales o lesbianas.

Los hallazgos se basaron en dos encuestas de un total de 1.093 estudiantes mujeres en la Universidad del Medio Oeste de Canadá. El estudio utilizó la escala de atracción sexual Kinsey, que abarca desde exclusivamente heterosexuales hasta exclusivamente homosexuales.

“La visión general de este estudio es que la sociosexualidad comparte una relación curvilínea (U invertida) con la orientación sexual femenina”, explicó Semenyna. “Las mujeres heterosexuales y lesbianas no tienden a diferir unas de otras en su relativa precaución hacia la actividad sexual no comprometida. Las mujeres en el medio del espectro de la orientación sexual, especialmente las que son “moderadamente bisexuales”, son algo menos cautelosas sobre la actividad sexual no comprometida”.

“Junto a estos cambios en sociosexualidad hay cambios en algunos rasgos de personalidad de la Triada Oscura, particularmente la psicopatía”, explicaron los autores. “Estos cambios son sutiles, pero son interesantes. (Los hombres suelen obtener una puntuación más alta en todos los rasgos de la Tríada Oscura, así como mayor interés en el sexo casual que las mujeres)”.

“Esta evidencia es consistente con la hipótesis de que la bisexualidad femenina y la homosexualidad femenina son el resultado de diferentes procesos de desarrollo. Si la bisexualidad femenina y la homosexualidad fueran simplemente el resultado de los mismos procesos de desarrollo subyacentes, uno esperaría que cualquier diferencia entre las mujeres heterosexuales y bisexuales en la personalidad o el interés en el sexo casual sería aún mayor cuando se comparan mujeres heterosexuales y lesbianas”.

“En cambio, lo que observamos es que las mujeres lesbianas y las heterosexuales no difieren en estas variables, a pesar de la diferencia drástica en hacia quién se sienten sexualmente atraídos”, dijo Semenyna. “Mientras que las mujeres bisexuales tienen niveles más altos de estos rasgos que las mujeres heterosexuales o lesbianas”.

No obstante, como casi todos estos estudios, tiene algunas limitaciones, por lo que no se puede tomar al pie de la letra.

“Si bien la investigación sobre la sexualidad femenina y la orientación sexual de las mujeres ha crecido en las últimas décadas, tenemos una necesidad desesperada de más datos para cerrar las brechas sustanciales de nuestro conocimiento”, comentó Semenyna.

“La mayor advertencia en el presente estudio es que las diferencias de orientación sexual en la psicopatía aún no se han replicado. Es decir, hacen falta más estudios realizados por investigadores independientes”.

“La otra advertencia es que este estudio se realizó en una muestra extremadamente extraordinaria (es decir, occidental, educada, industrializada, rica y demócrata). No está claro si estas diferencias se aplican solo a estudiantes universitarios, si pueden existir diferencias similares en la población general, o qué posible variación intercultural existe en estos patrones”, dijo Semenyna.

“La naturaleza transversal del estudio también evita que se establezcan conexiones causales. Primero tenemos que establecer estas diferencias de potencial como confiables, luego tenemos que interpretar por qué pueden existir estas diferencias y qué significan. En resumen, este estudio es un hilo extremadamente pequeño en un tapiz grande que se está tejiendo lentamente, pero está lejos de ser completo”.

Semenyna también enfatizó que el estudio no debe ser malinterpretado como un ataque contra la bisexualidad o las mujeres bisexuales. “He visto ciertas críticas en línea del estudio que sugieren que las mujeres bisexuales son ‘cachondas’, o que estamos tratando de pintar a las mujeres bisexuales en una luz negativa. Esencialmente, se acusa a la investigación de ser “bifobia” “, explicó. “Creo que esto es desafortunado por varias razones. El primero de ellos es que el objetivo de la ciencia es investigar y comprender, e informar resultados independientemente de cuán bien se ajusten a nuestras preconcepciones y preferencias. La investigación científica de las minorías sexuales es un paso importante hacia una mayor comprensión y, en última instancia, una mayor aceptación”.

“La segunda razón es que no veo nada intrínsecamente malo en que las personas se sientan cómodas y persigan comportamientos sexuales casuales y tengan la libertad de hacerlo. Las diferencias de orientación sexual en la socioexualidad, así como en la psicopatía, son tan grandes como las diferencias sexuales típicas encontradas en estos rasgos, con un promedio de hombres que puntúan ligeramente más alto que las mujeres en promedio”, dijo Semenyna.

“Sugerir que estas diferencias en sociosexualidad o psicopatía pintan a las mujeres bisexuales en una luz negativa es difamar al mismo tiempo a los hombres, quienes de manera similar obtienen puntuaciones más altas que las mujeres heterosexuales en estos rasgos. Ver la variación normal (es decir, la diversidad) en la personalidad humana y el comportamiento sexual como algo problemático es, en última instancia, contraproducente tanto para el progreso científico sobre estos temas como para la aceptación social”.

Fuente: “Not Straight and Not Straightforward: the Relationships Between Sexual Orientation, Sociosexuality, and Dark Triad Traits in Women“, Charlene F. Belu, Paul L. Vasey, and P. Lynne Honey, Scott W. Semenyna.

También te interesará...

Qué regalar a mi esposo

¿Qué regalar de cumpleaños para mi esposo?

Comparte en: ¿Llega el cumpleaños de tu marido y no sabes qué regalarle? ¿Tienes la sensación de que cada

Read More...
Pareja riendo

El humor puede ayudarte a evitar la depresión

Comparte en: La depresión es, sin duda, una de las enfermedades mentales más habituales en nuestro mundo. Por eso,

Read More...
Beneficios de la masturbación

Ovulación y excitación

Comparte en: ¿Es cierto que, cuando estamos ovulando, tenemos más ganas de hacer el amor? ¿A qué se debe

Read More...

Deja tu comentario:

Tu e-mail no será publicado.

Mobile Sliding Menu