La popularidad no te hace más feliz, pero tener unos pocos y buenos amigos sí

En Relaciones
Chistes
Comparte en:

En las películas, al menos las americanas, los chicos populares en el instituto son los más exitosos: tienen dinero, consiguen a la pareja ideal y están siempre felices rodeados de amigos. Sin embargo, una reciente investigación sugiere que ser popular no es sinónimo de felicidad, sino que, para los adolescentes, tener unos pocos amigos cercanos es un mejor indicador de lo felices y exitosos que serán más adelante.

La adolescencia es un momento de desafíos sociales y expectativas cambiantes. Todos sabemos que las relaciones con los compañeros son muy importantes para los jóvenes en este momento, pero ¿también tienen implicaciones en el tiempo? Un nuevo estudio sugiere que los tipos de relaciones interpersonales que los jóvenes tienen en el instituto influyen en la salud mental hasta etapa adulta.

El estudio, dirigido por investigadores de la Universidad de Virginia, y publicado en la revista Child Development, estudió a 160 adolescentes en el transcurso de 10 años, desde los 15 años hasta los 25. La muestra fue un 58% caucásica, un 29% afroamericana y un 8% raza mixta. Los ingresos familiares oscilaron entre los 40.000 y los 59.999 dólares.

Cada año, los adolescentes respondían preguntas sobre sus amistades, así como una serie de entrevistas completas para determinar su nivel de ansiedad, los problemas sociales que tenían, su nivel de autoestima o si padecían o no depresión. Los amigos cercanos de los participantes también fueron entrevistados para el estudio.

Además, los investigadores clasificaron a los diferentes tipos de amistades para determinar cuáles eran más cercanos que otros. Para saber si una amistad era de mayor calidad, el equipo habló con el amigo más cercano de cada sujeto a los 15 años. Por otra parte, los científicos evaluaron cómo de populares eran los adolescentes por el número de compañeros que dijeron que les gustaría pasar tiempo con chico o chica en cuestión, así como por lo que decían de ellos sus compañeros.

De esta manera, descubrieron que los jóvenes que pasaban más tiempo cultivando amistades cercanas cuando tenían 15 años se desempeñaban mejor a los 25 años, experimentaban menos ansiedad social, mayor sentido de autoestima y una menor cantidad de síntomas depresivos. Mientras que los adolescentes que eran populares en el instituto pero no tenían amistades tan íntimas, informaron de niveles más altos de ansiedad a los 25 años.

Ni el hecho de tener amistades más íntimas ni el de ser más popular conllevó cambios a corto plazo en la salud mental, sino que estas diferencias solo se hicieron evidentes más tarde y aparecieron independientemente de las experiencias de los jóvenes entre medias.

Por eso, los investigadores han llegado a la conclusión de que desarrollar amistades muy cercanas ayuda a las personas a sentirse mejor consigo mismas, sobre todo si ocurren en un momento en que la identidad también se está formando. Estas amistades pueden ayudar a los adolescentes a sentir apoyo en momentos difíciles y darles la oportunidad de apoyar también a los demás.

No siempre es fácil, pero desarrollar amistades profundas y duraderas puede suceder en cualquier etapa de la vida. Como todas las relaciones, toman tiempo para formarse y necesitan prioridad (como el tiempo con la familia o con su pareja). Y esto es muy importante tenerlo en cuenta en un momento en el que parece que las relaciones virtuales están sustituyendo a las reales. “A medida que la tecnología crece, cada vez es más fácil construir una red social de amigos superficiales, pero enfocar el tiempo y la atención en cultivar las conexiones cercanas con unos pocos individuos debería ser una prioridad”, explica Joseph Allen, Profesor de Psicología en la Universidad de Virginia, coautor del estudio.

El estudio también determinó que había una relación baja entre los adolescentes que tenían amistades de alta calidad y los que eran más solicitados por sus compañeros, lo que sugiere que, aunque algunos adolescentes manejan bien la popularidad y la amistad cercana, y atraen a ambos debido a características similares, para la mayoría, estos dos tipos de éxito social se deben a diferentes atributos personales, por lo que no suelen darse a la vez.

“Nuestro estudio afirma que la formación de fuertes amistades íntimas es probablemente una de las piezas más críticas de la experiencia social adolescente”, explica Allen. “Ser querido por un gran grupo de personas no puede reemplazar a las amistades profundas y de apoyo. Y estas experiencias permanecen con nosotros más allá de lo que sucederá más tarde”.

Fuente: “Close Friendship Strength and Broader Peer Group Desirability as Differential Predictors of Adult Mental Health” by Narr, RK, Allen, JP, Tan, JS, and Loeb, EL (University of Virginia). Child Development.

También te interesará...

Cosas que puedes vender por Internet, ¡y que mucha gente querrá comprar!

Comparte en: Si estás planteándote la posibilidad de abrir tu propia tienda online, pero todavía no tienes claro qué

Read More...
Beneficios para la salud de ser optimista

Resiliencia emocional ¿Cómo construirla?

Comparte en: La resiliencia podría definirse como la capacidad de afrontar la adversidad. Para la Neurociencia, por ejemplo, las

Read More...

Portugal, un país con encanto ¿Conoces todos sus rincones?

Comparte en: Portugal está cada vez más de moda y es, todavía por desgracia, un gran desconocido para los

Read More...

Deja tu comentario:

Tu e-mail no será publicado.

Mobile Sliding Menu