¿La infidelidad se hereda?

En Relaciones
Etapas de la intimidad
Comparte en:

Según un estudio realizado recientemente, las personas son más propensas a engañar a su pareja si creen que sus padres fueron infieles.

La infidelidad es un tema que preocupa a muchas parejas ya que casi todo el mundo, en algún momento de su vida, ha sido infiel, lo ha pensado, conoce a alguien que lo ha sido muy cercano o, aún peor, le han sido infiel.

Y es que parece que cada vez hay más parejas infieles. Algunos opinan que la era de la monogamia está llegando a su fin y que es momento de poner sobre el tablero la posibilidad de establecer relaciones abiertas, en las que la infidelidad no existiría como tal ya que estaría permitido mantener sexo con otras personas fuera de la pareja. Sin embargo, la mayoría de personas son reticentes a esta idea ya que, para ellos, la base del amor es la fidelidad y la honestidad, por eso no ven compatible el sexo fuera del matrimonio con la estabilidad amorosa.

En base a este aumento de la infidelidad, Dana A. Weiser y Daniel J. Weigel decidieron investigar sobre el tema. “Considero que la infidelidad es muy interesante de estudiar porque en los EE. UU. la infidelidad es casi universalmente condenada, pero un porcentaje grande de personas comete infidelidades (entre las parejas casadas de EE. UU., la tasa de infidelidad es de aproximadamente 15-20%)”, explicó la profesora Weiser, de la Universidad de Texas Tech University.

“Hay muchos estudios sobre cómo las experiencias familiares moldean las relaciones y comportamientos sexuales de los individuos, y teníamos curiosidad sobre si la infidelidad también estaba influenciada por las experiencias familiares”.

El estudio, formado por tres partes, incluyó a un total de 1.254 participantes y descubrió que la infidelidad de los padres se asociaba con una mayor propensión de los hijos a participar ellos mismos en una infidelidad. En otras palabras, los niños que pensaban que sus padres habían sido infieles eran significativamente más propensos a engañar a sus parejas en sus propias relaciones adultas.

“La experiencia de una infidelidad parental no significa que un individuo esté condenado a participar en la infidelidad”, dijo Weiser. “Hay muchos otros factores, como la satisfacción de las relaciones, que juegan un papel extremadamente importante en la predicción de la infidelidad. Esto significa dedicar mucho tiempo a mantener la relación y establecer una comunicación de alta calidad, lo que contribuirá en gran medida a reducir la probabilidad de infidelidad en su propia relación”.

“Todavía hay muchas preguntas por responder; específicamente, ¿por qué existe esta asociación entre la infidelidad de los padres y la propia infidelidad? “, dijo Weiser. “Este trabajo sugiere que la socialización es al menos una explicación parcial. Se necesita más trabajo para evaluar los factores biológicos, psicológicos y contextuales para explicar esta asociación”.

Sin embargo, la infidelidad parental no pareció tener un impacto significativo en la capacidad de los hijos para confiar y sentirse competentes en sus propias relaciones amorosas. Pero los investigadores encontraron evidencias de que los mensajes familiares sobre la infidelidad jugaron un gran papel.

“Nuestra investigación indica que la infidelidad de los padres envía mensajes que permanecen en la memoria de los hijos al crecer sobre la mayor aceptabilidad de la infidelidad, y estas comunicaciones se internalizan y se utilizan para construir sistemas de creencias “, escribieron Weiser y sus colegas en el estudio.

Es decir, si has visto que tus padres eran infieles, hay más posibilidades de que, cuando seas mayor, no te parezca tan horrible el hecho de ser infiel. Algo que puede resultar sorprendente ya que tal vez debería ser al revés y, al haber visto cómo tus padres se divorciaban o su relación se estropeaba por temas de infidelidad, no querer replicar lo mismo en tu propia vida. Sin embargo, parece que en muchos casos no es así.

Así que si tu pareja te ha sido infiel, quizá se deba a un mal ejemplo que le dieron sus padres, aunque eso no es excusa para haber traicionado vuestra relación. Y es que las infidelidades son muy difíciles de superar y perdonar y, generalmente, conllevan al final de la relación.

Fuente: “Exploring intergenerational patterns of infidelity”, Dana A. Weiser, Daniel J. Weigel, http://onlinelibrary.wiley.com/doi/10.1111/pere.12222/full

También te interesará...

Cosas que puedes vender por Internet, ¡y que mucha gente querrá comprar!

Comparte en: Si estás planteándote la posibilidad de abrir tu propia tienda online, pero todavía no tienes claro qué

Read More...
Beneficios para la salud de ser optimista

Resiliencia emocional ¿Cómo construirla?

Comparte en: La resiliencia podría definirse como la capacidad de afrontar la adversidad. Para la Neurociencia, por ejemplo, las

Read More...

Portugal, un país con encanto ¿Conoces todos sus rincones?

Comparte en: Portugal está cada vez más de moda y es, todavía por desgracia, un gran desconocido para los

Read More...

Deja tu comentario:

Tu e-mail no será publicado.

Mobile Sliding Menu