La crisis reduce en un 40% las mujeres directivas

En Trabajo
Mujeres directivas
Comparte en:

Si ya eran pocas las mujeres que alcanzaban puestos de CEO o directivas de grandes empresas, la crisis ha hecho que la presencia de mujeres en estos puestos se redujera hasta un 40%. La buena noticia es que las mujeres fracasan menos que los hombres (por algo será).

La Fundación Internacional de la Mujer Emprendedora, Fidem, ha denunciado recientemente que la crisis ha pasado factura también a la desigualdad entre hombres y mujeres en el ámbito empresarial. Así, la presidenta, Joana Amat, afirmó en la entrega de los XX Premis Fidem que actualmente las mujeres ocupan sólo el 11,8% de los puestos directivos de España, una clara disminución respecto a 2009 cuando representaban el 19,5%.

Según Amat, “la crisis ha empeorado la situación de desigualdad, aumentando la brecha salarial y reduciendo la contratación de mujeres directivas”. Por el contrario, explica, el índice de fracaso de la mujer emprendedora que se convierte empresaria es más bajo que el del hombre porque, en general, se reinventa y persevera más que este.

Y es que las mujeres cuentan con una serie de características (generalmente) que hace que puedan brillar allí donde los hombres no lo consiguen. Por ejemplo, son expertas en oportunidades, son mucho más estratégicas, tienen una gran capacidad para establecer redes de contacto profesionales y personales, son especialistas en cultivar relaciones con un propósito, etc.

Por eso, son muchos los estudios que afirman que situar a una mujer de CEO de una empresa aumenta las posibilidades de éxito de la misma ya que las mujeres abordan la resolución de problemas y la toma de decisiones de manera diferente a sus homólogos masculinos y es esta diversidad (que solo se da si hay tanto mujeres como hombres en puestos de responsabilidad) lo que fortalece un negocio y lo impulsa hacia adelante.

A pesar de ello, todavía son muchas las empresas y personas reacias a colocar a mujeres válidas y capaces en puestos de líder ya que temen que la maternidad pueda apartarles de sus labores empresariales, algo totalmente injusto para las mujeres.

Para Marko, las mujeres deben poder ser madres sin renunciar a su carrera profesional: “no podemos perder el 50% del talento”, afirma. Añade que “la conciliación entre la vida laboral y familiar no es solo una cuestión de horarios, como se suele plantear erróneamente, sino que debe ser una idea transversal que se plasme en todos los ámbitos de funcionamiento de la empresa”.

Para ello, es fundamental cambiar el chip de los empresarios y hacerles ver que contar con mujeres en su plantilla, y en puestos de responsabilidad, no solo es algo justo, sino que redundaría en beneficio de la empresa ya que, como hemos comentado previamente, estas capacidades diferentes de las mujeres con respecto a los hombres hacen que una empresa alcance el éxito de manera más sencilla y disminuye las posibilidades de fracasar.

También te interesará...

Cosas que puedes vender por Internet, ¡y que mucha gente querrá comprar!

Comparte en: Si estás planteándote la posibilidad de abrir tu propia tienda online, pero todavía no tienes claro qué

Read More...
Beneficios para la salud de ser optimista

Resiliencia emocional ¿Cómo construirla?

Comparte en: La resiliencia podría definirse como la capacidad de afrontar la adversidad. Para la Neurociencia, por ejemplo, las

Read More...

Portugal, un país con encanto ¿Conoces todos sus rincones?

Comparte en: Portugal está cada vez más de moda y es, todavía por desgracia, un gran desconocido para los

Read More...

Deja tu comentario:

Tu e-mail no será publicado.

Mobile Sliding Menu