Ideas para guardar zapatos

En Estilo de vida
Ideas para guardar zapatos
Comparte en:

Lo sabemos… a lo largo de todos estos años has acumulado más zapatos en tu armario que recuerdos, y es que ser fan de los tacones y los zapatos en general es algo muy común entre nosotras, las mujeres. El problema viene cuando ya no caben más en el armario ¿dónde guardar tus nuevos Jimmy Choo? ¿Y los Manolo Blahnik? Nosotras te ayudamos…

Si tienes una casa muy grande y un armario vestidor hecho a medida ya tienes claro dónde vas a poder dejar todos tus zapatos ¿no? Que todas esas baldas que se han colocado en el armario sirvan para algo. Sin embargo, si tu casa es más bien normalita y un vestidor ni te cabe ni te lo puedes permitir… y tus Jimmy Choo o tus Manolo Blahnik son algún capricho durante las Navidades o tras la paga extra de antes del verano, te recomendamos otros sitios ideales para poder guardar tus zapatos.

Normalmente, la entrada de muchas casas suele tener una especie de armario o mueble pequeño “tipo zapatero” donde se pueden guardar algunos zapatos. Quizás aquí lo mejor es que guardes los zapatos que te pones más en el día a día

por eso de no estar entrando a todas las partes de la casa con ellos… y mucho menos si es parqué, mejor dejarlos aquí.

O en el mueble de dentro de tu habitación, en el mismo armario donde tienes la ropa pide que te hagan un módulo vertical, es decir, destina todo un cuerpo de tu armario a tus maravillosos zapatos para mantenerlos todos en orden. En los estantes inclinados según algunos expertos el espacio se aprovecha mucho mejor.

¡Cuélgalos!

No todo va a ser guardar los zapatos en diferentes cajas de almacenamiento… también puedes optar por colgar tus zapatos. Son estantes de tela a modo de casillero que vas a poder colgar de cualquier barra de armario. Estantes plegables que se pueden lavar perfectamente y donde podrás guardar el calzado que quieras. Aunque si prefieres no tenerlos colgados de un almacenaje desplegable con diferentes compartimentos nada más abras tu armario, tranquila porque también existe la posibilidad de que apiles tus zapatos en cestas y/o cajitas. Algo que puede hacer crecer más tu zapatero, a lo alto o a lo ancho, como tú prefieras. Son de tela y tienen una tapa abatible que se cierra con velcro. Una idea estupenda para acceder a los zapatos fácilmente. ¡Los encontrarás a la primera! Y si lo que quieres es evitar olores porque no has tenido más opción que guardar tus zapatos junto a tu ropa entonces opta mejor por guardar todos tus zapatos en cajones cerrados. Evitarás que tu ropa huela y los tendrás en un buen lugar y ¡cómodo!

Sabemos que los zapatos pueden ser una de las cosas que más espacio van a ocupar en tu armario y por eso son muchas las mujeres que escogen el bajo cama para guardarlos. De hecho, este suele ser un buen sitio para ello, aunque no es lo más efectivo en algunas ocasiones porque cogerás la costumbre de quitarte los zapatos en la habitación, o si se te olvida sacarlos la noche anterior, tendrás que despertar a tu pareja si él se levanta más tarde que tú.

Otra opción es detrás de la puerta. Si lo que quieres es tener todos tus zapatos organizados y que además estén a la vista y no en cajones (un modelo con otro, un zapato caído por detrás que no te deja abrir ni cerrar el cajón o cosas así), ponlo detrás de la puerta y gana espacio. Además, hay distintos modelos en algunas tiendas u online y puedes tener el organizador de zapatos que tú quieras ¡y detrás de la puerta de tu habitación!

Y, en el caso de que tengas algo más de espacio en alguna parte de la casa que no sea la habitación y algo ahorrado para coger ese mueble zapatero de Ikea que tanto te gusta, cómpralo porque podría ser un mueble ideal hecho especialmente para guardar todos tus zapatos. Además, ten en cuenta que los hay de diseños muy prácticos y útiles, y de diferentes tamaños.

Y, por último, ten en cuenta también que en el caso de que tengas pocos zapatos o de que los que te pones entre diario para ir a trabajar son dos o tres pares también puedes comprar un banco zapatero para dentro de la habitación. Es ideal porque permite aprovechar pequeños espacios y se integra en ella como un elemento más de la decoración de tu habitación.

Predilección por los zapatos

¿Por qué tantos zapatos? Pues lo cierto es que según algunos datos recogidos la compra de zapatos podría producir un efecto antidepresivo y llegar a reducir la ansiedad en muchas ocasiones. Se puede considerar para muchas mujeres como una experiencia bastante agradable pues el cerebro libera serotonina, el neurotransmisor asociado al bienestar y la felicidad. El simple hecho de comprar unos zapatos nuevos que realmente nos sientan bien sirve para despejar la mente y, por eso, muchas veces se considera hasta una opción mucho más económica que ir al psicólogo.

Según un estudio realizado por la Universidad de Kansas, “el 90% de la personalidad revela lo que cada uno lleva en sus pies”. Para realizar la investigación fueron los profesionales de dicho estudio quienes hicieron que 63 estudiantes analizaran las imágenes de 208 personas que habían completado una ficha con sus particularidades personales. A los 63 individuos se les pidió que indicaran la edad, el sexo, la clase social, pero también algunas características de la personalidad de estos. Las coincidencias alcanzaron porcentajes muy altos, así que podría decirse que la ciencia lo confirma. La compra de zapatos nuevos ayuda a combatir el estrés.

¿Tendrá algo que ver con la infancia?

Son muchas las mujeres que al parecer tienen una gran predilección por los zapatos, y es que el zapato o un par de zapatos, al menos cuando éramos algo más jóvenes, eran objetos cotidianos a los que se les atribuía un poder mágico en algunas películas. De media, además, las mujeres pueden tener hasta un mínimo de cinco pares (poco, muy poco para algunas, claro), pero los adoramos, sí, porque nos permiten darle el toque final a nuestra apariencia del día a día, porque hablan de nosotras… Ya sean unas zapatillas Converse o unos zapatos de salón… Porque marcan nuestro estilo y nos permiten romper conjuntos quizás demasiado formales, porque nos hacen lucir más sexys o bailar sobre la pista algún sábado que otro, pero sobre todo porque nos ofrecen la posibilidad de cambiar nuestra imagen en tan solo un segundo.

Así que, ten los que quieras, pero ¡guárdalos bien 😉!

También te interesará...

Cómo elegir colchón

¿Cómo elegir un colchón?

Comparte en: A la hora de dormir plácidamente y descansar, el colchón es la parte más importante de una

Read More...
Por qué salen caries

¿Por qué salen caries?

Comparte en: Quizás lo primero que debemos hacer es definir el término, y es que no todo el mundo

Read More...
Beneficios de escribir

Pautas para escribir un libro

Comparte en: ¿Brújula o mapa? La autora Elisabeth Benavent es una de esas maravillosas autoras que están haciéndonos ver

Read More...

Deja tu comentario:

Tu e-mail no será publicado.

Mobile Sliding Menu