• Buscar
×

¿Cómo se debe pelar un mango?

¿Cómo se debe pelar un mango?

El mango es una fruta deliciosa y muy saludable, pero, sin duda, difícil de pelar sin mancharse o destrozar parte del mango. ¿Cómo pelarlo para no mancharte ni estropearlo? ¿Cómo quitar la piel que queda cuando ya has quitado parte? Echa un ojo a estos trucos.

Índice

¿Cómo pelar un mango?

Los mangos no se pueden pelar como otras frutas, es decir, con un cuchillo eliminando poco a poco la piel, ya que, si el mango está maduro, la combinación de su piel dura con la pulpa blanda hace que se deshaga y se llene todo del jugo, manchando tus manos, la cocina y dejando el mango menos deseoso a la vista al aplastarlo.

Para evitar que esto suceda, lo que debes hacer es aprovecharte de su hueso plano, que te puede ayudar a pelar el mango sin que se deshaga.

Lo primero que debes hacer es averiguar la orientación de este hueso plano. Para ello, apoya el mango en la mesa, lo normal es que se quede colocado de tal manera que el hueso plano esté paralelo a la superficie de la mesa.

Luego, haz dos cortes paralelos a ambos lados del hueso, a 1 cm más o menos del mismo para no darte con el hueso al cortar. Así obtendrás dos partes solo con pulpa y una pequeña con casi solo hueso.

Por último, con un cuchillo pequeño y afilado, haz una incisión por el perímetro junto a la piel, y varios cortes longitudinales y transversales, pero sin llegar atravesar la piel. Después, con una cuchara puedes ir separando esos cortes fácilmente y comiéndolos. Otra opción es darle la vuelta a la piel como si fuera una granada.

También puedes quitar la piel con un vaso. En este caso, debes hacer dos cortes longitudinales a lo largo del mango, cerca del hueso, separando el mango en tres partes, dos con casi toda la pulpa y otra con el hueso. Coge una de las partes y colócala en el borde del vaso. Baja la parte haciendo que el borde del vaso vaya separando la pulpa de la piel. Esta quedará dentro del vaso y la piel, ya sin nada, en tu mano. Haz lo mismo con el otro trozo.

Si a pesar de los trucos no eres capaz de hacerlo sin mancharte, existen vaciadores de mango en las tiendas que pueden ayudarte a deshuesarlo. Pero prueba primero estos trucos, son tan fáciles que seguro que te salen bien.

Beneficios del mango

El mango es una fruta deliciosa que, además, nos aporta muchos beneficios gracias a los aminoácidos, vitaminas A, C y E, flavonoides, beta-caroteno, niacina, calcio, hierro, magnesio y potasio que nos aporta. Por eso, puede ayudarnos a:

- Mejorar la vista gracias a su aporte de vitamina A, una vitamina esencial para la vista que previene la ceguera nocturna, los errores de refracción, el ojo seco, el ablandamiento de la córnea, la picazón y ardor en los ojos.

- Mejorar la digestión gracias a las enzimas digestivas que tiene que ayudan a descomponer las proteínas. También previene le estreñimiento al ser rico en fibra.

- Prevenir y tratar la anemia gracias a su alto contenido en hierro y vitamina C, que ayuda a absorber el hierro.

- Estimular la memoria y mantener las células cerebrales activas ya que contiene glutamina, el aminoácido más abundante del organismo que está implicado en numerosos procesos.

- Luchar contra el cáncer gracias a su alto contenido en fenoles como quercetina, isoquercitrin, astragalin, fisetina, ácido gálico… sustancias que evitan el crecimiento de las celúlas tumorales a inducen la apoptosis de estas células.

- Proteger la piel y las mucosas por su alto contenido en betacaroteno que protege la piel, las mucosas, los ojos y el corazón frente a la acción de los radicales libres.

- Mantener en buena forma el sistema músculo-esquelético gracias a su aporte de potasio y magnesio. Además, es rico en vitamina K que ayuda a absorber el calcio.

- Fortalecer el sistema inmunitario gracias a los minerales y vitaminas antioxidantes, junto con los compuestos fenólicos, que contiene que, además, nos ayudan a vivir más.

-Controlar la diabetes al mantener la glucosa en niveles controlables y mejorar los niveles de insulina.

Y, por supuesto, se puede usar en muchas recetas, por lo que hace nuestra alimentación más saludable y deliciosa.

Fuente:

Medrano, A. & others (2014) Mango: agroindustrial aspects, nutritional/functional value and health effects. Disponible en: https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/25561099

Redacción: Irene García

¿Te ha gustado? 0

También te puede interesar