• Buscar
×

¿Es verdad que los polos opuestos se atraen?

¿Es verdad que los polos opuestos se atraen?

Seguramente más de una vez hayáis escuchado la expresión de “los polos opuestos se atraen”. Es verdad que en muchas ocasiones nos sentimos atraídos por personas que son completamente opuestas a nosotros, pero, ¿este tipo de relaciones perduran en el tiempo?

Índice

¿Los polos opuestos se atraen?

Por regla general, en las relaciones de amistad casi siempre somos más afines con las personas que son iguales a nosotros, en cambio, cuando se trata de relaciones amorosas la cosa cambia. Normalmente, se piensa que el tópico de “los polos opuestos se atraen” es el elegido por la mayoría de individuos. Aunque lo más lógico fuera que formáramos una pareja con la persona que más se nos pareciera para complementarnos.

En contraposición a esta idea, se presenta un estudio llevado a cabo por investigadores de la Universidad de Wellesley de Massachusetts y la Universidad de Kansas (Estados Unidos). En él se confirma que las parejas que son más afines, coincidiendo en gustos e ideales, son las que de verdad sobreviven a largo plazo.

Para llevar a cabo este experimento, los expertos realizaron una encuesta sobre las características de su personalidad, valores, tiempo de la relación, cercanía o hobbies a 1.523 parejas para calcular el porcentaje de similitud entre ellos. Al final, averiguaron que la frecuencia de las variables mencionadas llegaba al 86% y que, tras el seguimiento, establecieron que el 23% volvieron a tener contacto con su pareja –porcentaje que coincide con las parejas que en el cuestionario obtuvieron un alto nivel de rasgos similares.

En otras palabras, se podría decir que establecer relaciones sentimentales o de amistad con personas similares a nosotros es muy normal, incluso, se podría catalogar como defecto psicológico. Uno de los motivos puede coincidir en que nos concienciamos de que la mayoría de las personas no son capaces de cambiar. Por ejemplo, las diferencias que en un principio podían atraernos en un futuro pueden causar problemas y alterar la armonía de la relación e, incluso, llegar a la ruptura.

Por último, lo más normal es que las parejas en las que ambos son similares en caracteres y gustos tengan una relación sólida porque al poseer los mismos valores resulta mucho más fácil empatizar con el otro para lograr resolver los problemas de pareja. En cambio, es muy difícil convivir en relación con alguien totalmente opuesto porque podría desencadenar enfrentamientos diarios al no ponerse de acuerdo y olvidarse de que “el amor puede con todo”.

A pesar de todo, los polos opuestos también pueden funcionar

A pesar de los datos de este estudio, lo cierto es que, si miras a tu alrededor, seguro que conoces más de una pareja en la que ambos miembros son muy diferentes y tienen intereses totalmente opuestos en temas como la música, los libros, el ocio… Así, puede que a uno le encanta la música clásica e ir de museos, y al otro la música electrónica y los festivales de música, pero, a pesar de eso, son felices juntos. ¿Cómo es posible?

Según los psicólogos Linda y Charlie Bloom, autores del libro Secrets of Great Marriages: Real Truths from Real Couples About Lasting Love, esas diferencias, en lugar de resultar un problema, pueden añadir mucha pasión y gracia a la relación, también en su faceta más sexual.

Además, lo opuesto puede generar una especie de tensión que mantenga viva la llama de la pasión en el tiempo. Sin el contrapeso que proporciona la otra persona, la seguridad se traduce en aburrimiento. Cuando se está de acuerdo en todo, la rutina puede acabar envolviéndonos.

La motivación interna es fundamental para que una relación sea comprometida y duradera, y esa motivación puede venir determinada por las diferencias entre ambos. La diferencia, que tanto nos asusta a veces, es algo que puede ser bueno. Así lo afirma Bloom, quien explica que esa diferencia puede hacer que en una relación se produzca excitación, nervios, dinamismo, actividad y creatividad.

Por lo tanto, ser opuesto en algunos aspectos puede generar muchos desafíos interesantes hacer que la pareja esté viva y funcione.

No obstante, según estos expertos en psicología, también es importante que exista armonía y paz y equilibrio entre las diferencias y la armonía. Una pareja tiene que tener también cosas en común, como los objetivos principales de la vida, ya que, si no, todo podría acabar estallando si las peleas son continuas. No podemos mantener una relación con alguien completamente opuesto y diferente a nosotros, alguien cuyos valores y personalidad difieren y choquen con los nuestros en todo. El amor no lo puede todo, a veces no es suficiente quererse mucho, hay que saber entenderse.

Existen las diferencias enriquecedoras, como las musicales o culturales, pero otras más profundas sí pueden conllevar problemas desde un primer momento.

Fuente:

Universidad de Wellesley de Massachusetts y la Universidad de Kansas

Redacción: Esperanza Pavón

¿Te ha gustado? 0

También te puede interesar