• Buscar
×

¿Es verdad que los hombres son más tolerantes al alcohol que las mujeres?

¿Es verdad que los hombres son más tolerantes al alcohol que las mujeres?

No es extraño escuchar miles y miles de tópicos sobre las mujeres y en contra de ellas, como, por ejemplo, que aguantan menos la bebida que los hombres, pero esta vez no se puede negar que, en cuanto al alcohol, las mujeres somos menos tolerantes que ellos. Te contamos por qué.

Índice

El alcohol afecta a la capacidad de autocontrol, por lo que puede confundirse con un estimulante. El principal componente de las bebidas alcohólicas es el etanol o el alcohol etílico, cuya concentración es distinta dependiendo del proceso de elaboración. Las fermentadas como el vino, la cerveza o la sidra, que tienen una graduación entre los 4º y 15º están producidas por la fermentación de azúcares o de cereales. Las derivadas, entre 40º y 50º, con mayor concentración de alcohol son el whiskey, el ron, el vodka, etc.

Los efectos del alcohol en el organismo son numerosos y diversos. Específicamente, el etanol es una potente droga psicoactiva con un elevado número de efectos terciarios que pueden afectar de manera grave a nuestro organismo.

¿Cuáles son los efectos inmediatos que produce el alcohol en el organismo?

El alcohol ingerido es absorbido en el aparato digestivo, y desde ahí pasa a la circulación sanguínea donde permanece hasta dieciocho horas. Unos minutos después de haber bebido, pueden aparecer una serie de efectos dependiendo de la cantidad que se haya bebido, como la desinhibición, la euforia, la ira, la relajación, el aumento de sociabilidad, la dificultad para hablar y asociar ideas, la descoordinación motora y la intoxicación aguda.

No obstante, cuando la concentración de alcohol en la sangre alcance o supere los tres gramos de alcohol por litro pueden aparecer somnolencia, coma o incluso la muerte.

¿Qué influye en los efectos del alcohol?

Es cierto que a pesar de que los efectos dependen de la cantidad consumida, también existen otras circunstancias que pueden agravar la situación como la edad, el peso y el sexo, la cantidad y rapidez de la ingesta, la combinación con bebidas carbónicas, la comida o la combinación con otras sustancias.

Por ejemplo, los jóvenes son más sensibles a los efectos del alcohol; el alcohol afecta de modo más grave a las personas con menos tamaño; cuánta más cantidad de alcohol se beba en menos tiempo, mayor será la probabilidad de intoxicación; si lo combinamos con bebidas carbonatadas como la tónica o el Red Bull también se acelera la intoxicación; y si estamos tomando tranquilizantes, relajantes o calmantes, se potencian los efectos sedantes del alcohol.

Por último, hay que tener en cuenta que la comida es otro factor fundamental, ya que aunque nunca se debe beber con el estómago vacío, tampoco debemos hacerlo con exceso de comida. Normalmente los alimentos ricos en proteínas y en carbohidratos complejos o grasas son los más adecuados, dado que su consumo acelera el metabolismo y el alcohol se procesa más rápido también.

Por tanto, ¿son ellas más intolerantes?

Como decíamos anteriormente, el alcohol afecta de modo más grave a las personas con menor tamaño, y por norma general, la mujer pesa menos que el hombre, al igual que el tamaño de sus órganos internos es proporcionalmente más pequeño. Por tanto, menores cantidades de alcohol pueden producir daños en el cuerpo de una manera más rápida.

Y a pesar de que es cierto que muchas personas creen que es un mito y consideran que pueden verse igual de afectadas las mujeres que los hombres, está científicamente comprobado que no es así. Y que, efectivamente, las mujeres toleramos menos el alcohol, pero porque, en general, somos más pequeñas. Teniendo el mismo tamaño y masa corporal, podrían aguantar lo mismo. 

De hecho, según los expertos, el consumo de riesgo es aquél que se refiere al consumo de alcohol (OH) regular de 20 a 40 gr diarios de alcohol en mujeres y de 40 a 60 gr diarios en varones. O lo que es lo mismo: el consumo que se "puede permitir" dentro de una seguridad es de 1 UBE (unidad de bebida estándar) en mujeres y 2 UBEs en hombres. Es decir, los varones pueden beber más, pero, como decíamos, porque suelen tener más masa corporal. 

Según los estudios, existen más factores además del peso y el tamaño de los hombres, más altos y pesados que las mujeres, que demuestran que la tolerancia es menor. ¿Cuáles son?

Como sabemos, el porcentaje de grasa en el cuerpo de las mujeres es mayor que en el cuerpo de los hombres. La grasa no absorbe el alcohol, por lo que la concentración de este será aún mayor en la sangre. Según documentos de la EFSA (Agencia Europea de Seguridad Alimentaria), los hombres tienen el 60% de agua corporal frente al 55% de las mujeres, es decir que sí tienen mayor índice de agua en los tejidos. Este hecho también se explica por la mayor presencia de grasa en los tejidos femeninos, ya que los lípidos no son solubles en agua.

No obstante, en todo este proceso, la hidratación corporal no juega ningún papel, ya que los tejidos no absorben el alcohol, sino que entra en el torrente sanguíneo y se metaboliza por el hígado. Por lo tanto, este factor biológico no debería ser tan importante a la hora de decidir si los hombres toleran mejor el alcohol que las mujeres.

Otro factor de tipo fisiológico que influye, sin duda, es la menor concentración de la enzima “alcohol deshidrogenasa”, la encargada de metabolizar el alcohol antes de que llegue a la sangre, por lo que las mujeres tardan más en procesarlo y, por consiguiente, eliminarlo. 

Además, durante el periodo menstrual el procesamiento de alcohol también es aún más lento por factores hormonales. De hecho, las mujeres que toman píldoras anticonceptivas son más intolerantes al alcohol.

Y, según un estudio realizado en Italia, el estómago actúa como una barrera protectora contra la penetración de las bebidas alcohólicas en el cuerpo, pero el estómago juega un papel significativo de protección en el metabolismo del alcohol en los hombres y menos importante, o quizá insignificante, papel en las mujeres, lo que podría explicar también estas diferencias.

Por lo tanto, es cierto que los hombres pueden tolerar mejor el alcohol que las mujeres y beber más, pero, como veíamos la razón principal es su mayor masa corporal, además del metabolismo más lento. Sea como sea, el alcohol en exceso es muy malo para la salud, tanto de hombres como de mujeres, así que conviene evitarlo y beber con moderación, ya que incrementa el riesgo de sobrepeso, enfermedades cardiovasculares, depresión, cáncer, etc. 

Fuente:

 

  • White, A.; Castle, I.J.; Chen, C.; et al. Converging patterns of alcohol use and related outcomes among females and males in the United States, 2002 to 2012. Alcoholism: Clinical and Experimental Research 39:1712–1726, 2015. PMID: 26331879

Redacción: Ana Ruiz

¿Te ha gustado? 0

También te puede interesar