• Buscar
×

¿Es verdad que los hombres siempre tienen ganas?

¿Es verdad que los hombres siempre tienen ganas?

A pesar de ser un tema prácticamente indiscutible en nuestra sociedad debemos ser conscientes de que a medida que pasan los años y avanzan las investigaciones científicas, esta idea va cayendo sobre su propio peso.

Índice

¿Los hombres siempre quieren sexo?

“Los hombres siempre tienen ganas” o “ellos siempre están dispuestos” son frases que seguimos escuchando habitualmente, pero los estudios lo desmienten y es que el bajo deseo sexual afecta tanto al género masculino como al género femenino, aunque seamos nosotras quienes nos hallemos ante un estereotipo fijado.

Es importante dejar de encajar el modelo de sexualidad masculina en una sexualidad completamente infalible, eficaz e indudable. Según el psicólogo y autor José Bustamante, “no es verdad que los varones están siempre obsesionados con el sexo”. De hecho, los hombres pueden tener falta de deseo sexual y no tienen por qué cumplir a la fuerza, no siempre están dispuestos a mantener relaciones sexuales.

Y por supuesto, si nuestra pareja tiene pocas ganas no debemos obsesionarnos con que será nuestra culpa. Las mujeres llevamos muy mal que nuestra pareja nos diga que no, “que hoy no le apetece”. Sin embargo, y para evitarnos disgustos innecesarios, debemos hablar previamente con él y buscar juntos soluciones antes de culparnos, ya que probablemente no tenga nada que ver con nosotras y le sigamos gustando como el primer día.

¿Por qué no tiene ganas de sexo?

Y es que a veces ellos también están cansados y no tiene por qué existir problema alguno ni tratarse de algo anormal o patológico. ¿Por qué los hombres entienden que nosotras no tengamos ganas siempre, y al contrario no? Pues bien, lo cierto es que al ser algo tan extendido los hombres que tienen parejas con bajo deseo sexual lo comprenden porque el patrón está establecido así. Ellos lo toman como algo normal, pues esto es “más común y frecuente”, pero se equivocan. Tanto hombres como mujeres pueden tener falta de apetito sexual por diversos factores y no debemos asumir el rol de “mujer con poca libido”, pero tampoco debemos tomarnos como algo personal que nuestro chico no tenga ganas y creer siempre que es por nuestra culpa.

A pesar de que el deseo sexual es el gran desconocido de la sexualidad humana, esta falta en un hombre puede venir condicionada por varios factores:

- En primer lugar, el bajo deseo sexual en hombres se debe a una disfunción sexual o inseguridad ejecutoria, es decir, un hombre que presente problemas para sentir el deseo sexual, para excitarse o para lograr los orgasmos por algún motivo.

- En segundo lugar, debido al estrés y al cansancio, causas que minan el deseo sexual masculino, sobre todo entre los 30 y 39 años, según un estudio de investigación europeo.

- Y, en tercer lugar, por los problemas en la relación. Las frecuentes discusiones generan el distanciamiento entre ambos, por lo que la falta de complicidad y comunicación están muy pero que muy presentes. Esto influye en los hombres también, aunque en menor medida.

¿Y cuál es la causa en mujeres?

Por el contrario, la falta de deseo sexual en las mujeres viene condicionada normalmente por el trabajo o las tareas domésticas y por los conflictos con la pareja. Y es que lo que sucede es que la incorporación de la mujer al trabajo y sobre todo el desempeño de tareas de gran responsabilidad ha provocado que las mujeres carezcan de tiempo suficiente para compaginar esto a su vez con las tareas domésticas, incrementando la prevalencia de la falta de deseo sexual.

No obstante, algunos expertos señalan que en la mayoría de los casos se debe a la conflictividad con la pareja, algo no tan importante para ellos como veíamos arriba. Existen muchas situaciones que pueden acabar generando confrontación entre ambos miembros de la pareja y, por tanto, insatisfacción. Si además le añadimos que no hay comunicación, el deseo sexual en la mujer se reduce y mucho.

Por su parte, las estadísticas dicen que más del 95% de la población, tanto femenina como masculina, sufrirá una dificultad sexual en algún momento de su vida, por lo que se vuelve a confirmar que los hombres no se excitan solamente apretando un botón. La sexualidad masculina es tan compleja como la femenina.

Otro dato que nos sirve como ejemplo es la explicación que da a esto el sexólogo Juan Carlos Kusnetzoff, “el hombre adulto normal suele tener una disfunción eréctil cada cinco o seis intentos de coito, por lo que el hombre no debería ser capaz de conseguir una erección con cualquier mujer, en cualquier momento y en cualquier situación”.

Por tanto, lo único que está claro es que cuanto antes nos quitemos estos modelos de sexualidad masculina mucho mejor para nosotras. Ni a nosotras “nos duele siempre la cabeza” ni “ellos siempre tienen ganas”.

¿Te ha gustado? 0

También te puede interesar