¿Es normal no sentir nada cuando tienes relaciones?

En Relaciones
Erección mañanera
Comparte en:

Aunque nos cueste creerlo hay muchísimas mujeres en el mundo que no sienten nada al tener relaciones con su pareja. Las relaciones sexuales, el sexo en sí, hace referencia al conjunto de comportamientos que realizan al menos dos personas con el objetivo de dar o recibir placer sexual.

Según la doctora Tammy Nelson “lo más importante para que las mujeres consigan cualquier tipo de placer sexual es que se sientan seguras”, y a su vez afirma que “las mujeres son como sistemas de protección antivirus, se cierran en banda si sienten que algo amenaza el sistema”.

Como sabemos, la respuesta sexual está regulada por diversos neurotransmisores, entre ellos el guanosín monofosfato cíclico (GMPc), que es la misma sustancia que ayuda a que se produzcan las erecciones. El GMPc funciona de forma similar en el clítoris, provocando que se llene de sangre y salga de “su pequeña guarida”. El cuerpo sencillamente no se lo pasará bien si no recibe las instrucciones correctas del cerebro y del sistema endocrino.

Pero ¿qué solución dar a la mujer que no siente placer? Según otra conocida doctora de Michigan (Estados Unidos), Emily Morse, “la masturbación es una de las mejores maneras de que una mujer vuelva a retomar el contacto con sus deseos y fantasías sexuales más primarios”. “Tiene que activar sus propios puntos de respuesta para recordar lo que se siente sin la presión de una pareja. Es como volver a hacer ejercicio después de haberlo dejado un tiempo”.

No obstante, lo que sí que está claro es que saber lo que te gusta y lo que no lleva su tiempo. Es probable que tu clítoris esté involucrado por completo cuando va a comenzar el acto sexual, ya que es el único órgano del cuerpo humano que funciona exclusivamente para ofrecer sensaciones de placer, pero algunos de ellos son tan sensibles que la estimulación directa puede resultar bastante dolorosa. Según T. Nelson, muchas mujeres se olvidan de involucrar el resto de sus cuerpos en la experiencia. “No entres a saco y vayas directamente a los genitales, es preciso que empieces por las zonas colindantes”, afirma. Además, en un estudio llevado a cabo en el año 1994 se descubrió que respirar profundamente y moverse más durante la actividad sexual podía mejorar la experiencia.

Pero, aunque hay mil formas de que nos estimulen y también hacerlo nosotras mismas, hay todavía muchas mujeres que siguen haciéndose esta pregunta cada día: ¿por qué no siento nada? Mujeres preocupadas que desean averiguar cuál es el origen del problema para encontrar la mejor solución. Por norma general, lo que está claro es que la ausencia de placer durante las relaciones sexuales se debe principalmente a factores físicos o psicológicos ya que en muchas ocasiones es consecuencia de disfunciones sexuales o algún tipo de enfermedad. En otras, por el contrario, se relaciona más bien con los problemas que puedas tener con tu pareja o algunos trastornos emocionales.

En estos casos, lo ideal es solucionarlo para disfrutar por completo de las relaciones íntimas, aunque siempre teniendo claro previamente cuál es verdaderamente la causa e iniciar, por tanto, el tratamiento o la terapia adecuados. Cuando se conoce la causa, es mucho más sencillo solucionar el problema. Sea lo que sea. Porque cuando una mujer no siente placer al hacer el amor se culpa a ella misma o a su pareja y por ello es importante saber primero la causa. Además, todas las mujeres están capacitadas para sentir un orgasmo (o varios), tal y como afirman los expertos.

Sin embargo, según algunos estudios alrededor del 20% de las mujeres en España padece anorgasmia, que significa que no ha experimentado nunca un orgasmo (anorgasmia primaria) o que los ha tenido con anterioridad, pero, por algún motivo, ha dejado de experimentarlos o los tiene de vez en cuando (anorgasmia secundaria). En ninguno de los dos casos existe, por tanto, ningún tipo de incapacidad física para sentir el orgasmo por lo que solamente hay que saber encontrar las herramientas para disfrutar de nuevo del orgasmo.

Existen, por supuesto, ciertos hábitos que pueden afectar a la capacidad de sentir o no orgasmos en la mujer. Por ejemplo, tomar determinados fármacos o ingerir alcohol, haber tenido una educación muy estricta por parte de los padres, el desconocimiento del propio cuerpo por una cuestión de “tabús”, el miedo a perder el control o las influencias de la pareja son algunos de los muchos factores que pueden llevar a no disfrutar plenamente de la sexualidad.

Existen diferentes tipos de anorgasmia:

Anorgasmia primaria: la sufre quien nunca ha obtenido el orgasmo, ni a través del coito ni por masturbación, a pesar de poder eyacular normalmente.

Anorgasmia secundaria: la sufre quien, tras una época de haber tenido orgasmos con normalidad, deja de experimentarlos de forma sistemática.

Anorgasmia absoluta: cuando no es capaz de alcanzar el orgasmo mediante ningún procedimiento (autoestimulación, heteromasturbación, etc.).

Anorgasmia relativa: cuando se es incapaz de llegar al clímax de una forma determinada.

Anorgasmia situacional: cuando puede alcanzar el orgasmo sólo en determinadas circunstancias específicas.

Tratamiento de la anorgasmia

La anorgasmia es tratable y tiene buen pronóstico, siempre y cuando el paciente coopere con el terapeuta. El tratamiento suele resultar efectivo en alrededor del 95% de los casos y este va encaminado a eliminar todas las actitudes negativas y prejuicios en torno a la sexualidad en general, y al orgasmo en particular; mejorar la relación, a través de la comunicación entre la pareja; y a elaborar un programa de habilidades sexuales que consiste básicamente en realizar una serie de ejercicios específicos.

Todo ello, por tanto, es fundamental. De hecho, cualquier mujer que padezca de anorgasmia debería visitar a su ginecólogo para que pueda identificar o descartar condiciones médicas existentes una vez se haya realizado una evaluación física completa.

También te interesará...

Cosas que puedes vender por Internet, ¡y que mucha gente querrá comprar!

Comparte en: Si estás planteándote la posibilidad de abrir tu propia tienda online, pero todavía no tienes claro qué

Read More...
Beneficios para la salud de ser optimista

Resiliencia emocional ¿Cómo construirla?

Comparte en: La resiliencia podría definirse como la capacidad de afrontar la adversidad. Para la Neurociencia, por ejemplo, las

Read More...

Portugal, un país con encanto ¿Conoces todos sus rincones?

Comparte en: Portugal está cada vez más de moda y es, todavía por desgracia, un gran desconocido para los

Read More...

Deja tu comentario:

Tu e-mail no será publicado.

Mobile Sliding Menu