¿Es normal no sentir deseo por tu pareja?

En Relaciones
Falta de deseo sexual
Comparte en:

La verdad es que no, sentimos decírtelo pero no es normal no sentir deseo por tu pareja. Una de las claves de una buena relación es el sexo y la atracción sexual, así que si tu pareja no despierta en ti nada de deseo, algo val. Analicemos las causas.

  1. Tu marido ha engordado y se ha quedado calvo. Seguro que cuando empezaste con él era un loco del gimnasio y las dietas, con una tableta en el estómago y una melena increíble. Y ahora le miras y solo ves un hombre más viejo, calvo y gordo, cuya tableta hace tiempo que quedó engullida por sus lorzas. Vale, lo aceptamos, no es nada atractivo sexualmente hablando. Al menos físicamente.

¿Solución?

Si vuestros problemas sexuales radican en que tu pareja se ha dejado en los últimos años y ahora no atrae sexualmente a nadie, ni siquiera a ti, pero por lo demás sigues enamorada y no quieres acabar la relación, tiene fácil solución, aunque quizá te dé vergüenza llevarlo a cabo: debes decírselo. De manera sutil y  cariñosa, claro, nada de soltarle: “Cariño, estás gordo como una vaca y ya no me pones, adelgaza o el sexo se acabó para nosotros”. No hace falta ser cruel. Puedes decirle que habéis cogido unos kilos demás y que deberíais hacer dieta y volver a pisar el gimnasio, ayudarle a ponerse en forma o hacerle ver que el sexo entre vosotros ha disminuido notablemente porque no es muy agradable ni cómodo tener encima un peso de 120 kilos. Busca la manera más adecuada de hacerle ver que debe adelgazar, no solo por vuestra salud sexual, sino también por evitar un infarto, y seguro que en cuanto empiece a estar más en forma, las ganas de sexo vuelven. Eso sí, para el pelo hay más difícil solución, pero los calvos pueden ser realmente sexys.

  1. El sexo con él es monótono y aburrido. ¿Cada vez que te pones a practicar sexo con él empiezas a pensar en otras cosas, como la lista de la compra o los correos que tienes que mandar al día siguiente? Así es imposible sentir deseo por nadie, y mucho menos disfrutar o llegar al orgasmo.

¿Solución?

Activa vuestra vida sexual. Si el sexo se ha convertido en lo mismo semana tras semana –el misionero después de ver la serie los jueves por la noche-, debes cortar por lo sano y reactivar vuestra ilusión con nuevas posturas, juegos sexuales, aparatos nuevos… Hay mil opciones. Podéis visitar juntos un sex shop y elegir entre las miles de opciones que ofertan este tipo de tiendas. Consoladores, esposas, lencería sexy, juegos, lubricantes de sabores… Elegid aquello que más os ponga a tono y corred a casa a probarlo.

También podéis hacer real alguna fantasía sexual que siempre hayáis tenido y nunca os hayáis atrevido a realizar. En el sexo no vale la timidez, menos aún en una pareja seria en la que debe de haber la confianza suficiente como para poder decirle a tu marido que te pone mucho que se disfrace de Han Solo, por ejemplo. Haced que el sexo vuelva a resultar divertido y placentero y verás cómo vuelves a sentir deseo por tu pareja.

  1. Ya no sientes lo mismo por él. Reconócelo, ya no le quieres o, al menos, no le quieres de la misma forma. Vuestra relación se ha convertido en algo monótono y es más un compañero de casa que un marido y un amante. Las mariposas que sentías al verle hace tiempo que volaron y la llama del amor está realmente apagada. Ya no quedan ni cenizas.

¿Solución?

Lo primero que debes hacer es analizar tus sentimientos por él y aclararte sobre lo que quieres y a dónde va vuestra relación. Si ya no queda nada de amor, no hay mucho que puedas hacer. Lo mejor es que lo aceptes y busques el mejor momento para decirle que lo vuestro se ha terminado y es mejor que sigáis caminos separados. Por muy duro que resulte, es lo más honesto y lo mejor para vosotros ya que continuar en una relación solo por cariño o conformismo solo os traerá infelicidad, amargura y, a la larga, es posible que hasta odio. Déjalo antes de que vaya a peor, seguro que todavía podéis rehacer vuestras vidas y encontrar el amor y el deseo sexual en otras personas.

Si no tienes totalmente claros tus sentimientos por él y piensas que todavía hay algo que salvar, debes también hablar seriamente con él, contarle lo que sientes y lo que te pasa y tratar de buscar cuál es el problema, por qué habéis llegado a esta situación y cómo se puede resolver. Quizá un terapeuta de pareja os ayude. O solo necesitéis poner las cartas sobre la mesa, aclarar lo que os pasa y buscar caminos nuevos para vuestra relación. Trabajar más en vuestra relación, volver a tener citas y encender la chispa sexual puede hacer que esas cenizas se transformen en ascuas y luego en un fuego vivo que haga que volváis a sentiros enamorados y felices. Al menos, intentadlo, os lo debéis.

También te interesará...

¿Diamantes? Sí ¿Dónde? En Moon Diamonds

Comparte en: Así es, la compra y la venta de diamantes que Moon Diamonds hace posible, y que se

Read More...

Mujeres con canas, ¿cómo hacer para que queden bien?

Comparte en: ¿Canas? Detrás de esto se oculta todo un proceso fisiológico en el que participan los folículos pilosos:

Read More...

¿Te casas? ¿Bautizas a tu bebé? No te preocupes, Cotton Bird te ayuda a que tus invitaciones sean las más ideales

Comparte en: La web Cotton Bird lo hace posible, para que tus invitados, ya sean de boda o del

Read More...

Deja tu comentario:

Tu e-mail no será publicado.

Mobile Sliding Menu