• Buscar
×

¿Es normal no sentir cosquillas?

¿Es normal no sentir cosquillas?

La gran mayoría de las personas notan en su cuerpo cuando les hacen cosquillas una sensación, a veces de presión, otras de malestar, algo completamente lógico ya que se está presionando sobre esa zona determinada y, por supuesto, con ese fin. Que la persona se retuerza por la sensación extraña que le llega a producir ese cosquilleo.

Índice

¿No te gustan las cosquillas?

Las cosquillas pueden ser más suaves, es decir, como un tipo de masaje bien por la espalda o por el cuello, o algo bruscas. Y, sin duda, para la mayoría de la gente son lo segundo y tienen, por decirlo de alguna manera, una connotación negativa. ¿Por qué? Pues bien, “las cosquillas” se han asociado siempre a “algo que la gente hace para molestar, en cierto sentido, a la otra persona” porque esto suele ser algo incómodo para quien las recibe. Eso sí, el que las hace disfruta demasiado, y el otro, que al principio puede reírse, poco a poco siente más bien molestia e incluso a veces dolor.

Tal y como lo definen, las cosquillas son esa sensación o estimulación producida por el roce suave sobre algunas partes del cuerpo provocando sensaciones agradables o desagradables y generalmente de risa involuntaria. Pueden producirse también cuando se efectúa presión en dichas zonas y especialmente cuando lo realiza otra persona con un vínculo afectivo, pero las cosquillas también se generan cuando el sujeto cree que va a ser tocado. Como decíamos, al principio las cosquillas son placenteras, pero a medida que pasa el tiempo, suelen convertirse en algo más desagradable.

Tan desagradables que algunas pueden llegar a ser procedimientos de tortura de muchas formas y la más popular, sin duda, las que hacemos o nos hacen en las plantas de los pies. Con cualquier modalidad de cosquillas se pueden utilizar instrumentos como plumas, cepillos o cualquier tipo de objeto con superficie aterciopelada o que simplemente provoque cosquillas. No obstante, el más común de todos es la pluma. Y a pesar de que lo que se pretende siempre es ir incrementando poco a poco la presión hasta sofocar al individuo y hacerle sufrir, no todo el mundo siente las cosquillas. Sí, suena raro, pero es verdad.

¿Por qué no siento cosquillas?

Pues bien, al ser las cosquillas una respuesta nerviosa a un estímulo lo que sucede es que no todas las personas las sienten igual. De hecho, en algunas de ellas se activa la segregación de endorfinas generando risa y euforia, pero en otras se encienden los centros de alerta y tensión cerebrales generando una respuesta de rabia o disgusto que, por supuesto, no es nada placentera. Además, lo cierto es que sentimos cosquillas porque nuestro cuerpo está programado para alertarnos por lo que, si nuestro instinto de supervivencia es más alto, más cosquillas sentiremos.

Sin embargo, el hecho básicamente de que algunas personas no tengan cosquillas es debido a su sensibilidad. Es decir, puede que en esas áreas su sensibilidad no esté tan desarrollada y pueda dominar, por tanto, el impulso nervioso en forma de risa. Hay que saber que en cada persona la sensibilidad es distinta, sobre todo dependiendo de la parte del cuerpo en que se hagan las cosquillas por lo que para muchos es motivo de risa incontrolable, otros pueden dominarlo a la perfección. Pero ¿hay verdaderos motivos por los que las personas no llegamos a sentir cosquillas? La respuesta está clara.

Según algunos estudios, tener autocontrol sobre nuestros propios impulsos nerviosos puede hacer que no las sintamos o no lo hagamos como los demás. Además, es posible que tampoco se sientan al tener cierta apatía para reírse porque posiblemente no se encuentra ni en el lugar ni en el momento adecuado y también puede deberse a la predisposición que se tiene para no reírse. Utilizar ropa muy gruesa también puede ser otro de los motivos ya que esta parece amortiguar los movimientos encaminados a hacer cosquillas o simplemente porque la zona de las cosquillas está en un punto completamente distinto “al más común” en las personas.

Así que, ya sabes, si quieres buscarle las cosquillas a alguien, opta por más sitios… ¡Suerte!

¿Te ha gustado? 0

También te puede interesar