El matrimonio es más beneficioso para los hombres que para las mujeres

En Relaciones
mujer con vestido blanco
Comparte en:

Son muchos los estudios que se han realizado acerca de los beneficios de estar casado tanto en temas de salud como de esperanza de vida. Así, los matrimonios felices están más sanos, viven más tiempo y tienen menos problemas emocionales. Sin embargo, un nuevo estudio sugiere que las mujeres obtienen muchos menos beneficios de casarse que los hombres.

Esta investigación, realizada por el University College London, la London School of Economics y la London School of Hygiene and Tropical Medicine, descubrió que las mujeres solteras no sufren los mismos efectos negativos para la salud que los hombres solteros. De hecho, las mujeres de mediana edad que nunca se habían casado tenían prácticamente las mismas posibilidades de desarrollar síndrome metabólico (una combinación de diabetes, hipertensión arterial y obesidad) que las mujeres casadas. Y a pesar de que mostraron niveles ligeramente más altos de un biomarcador que significa un mayor riesgo de problemas respiratorios, fue mucho menor que el riesgo de enfermedad para los hombres solteros. Lo mismo ocurrió con un biomarcador de problemas cardíacos que se elevó en un 14 por ciento en los hombres, pero apenas se notó en las mujeres.

El equipo analizó información sobre más de 10.000 personas nacidas en Inglaterra, Escocia y Gales en la misma semana de la primavera de 1958.

No casarse ni convivir con una pareja es menos perjudicial para las mujeres que para los hombres“, dijo el Dr. George Ploubidis, científico de salud de la población del Instituto de Educación de UCL. Es decir, “estar casado parece ser más beneficioso para los hombres”.

La investigación también mostró que divorciarse no tenía un impacto dañino en la salud futura de hombres o mujeres, siempre y cuando encontraran una nueva pareja a largo plazo. Y las mujeres que se divorciaron a mediados y finales de los 20 tenían un 31 por ciento menos de probabilidades de síndrome metabólico en comparación con las que seguían casadas.

“Numerosos estudios han encontrado que las personas casadas tienen mejor salud que las solteras”, agregó el Dr. George Ploubidis. “Sin embargo, nuestra investigación muestra que las personas que experimentan separación, divorcio y segundas nupcias tienen niveles muy similares de salud en la mediana edad que aquellos que están casados desde jóvenes con la misma persona”.

Investigaciones anteriores también han demostrado que los hombres experimentan un declive inicial después del divorcio, pero a largo plazo tienden a volver a su estado de salud anterior al divorcio. “Sorprendentemente, aquellos hombres que se divorciaron cerca de los 30 años y no volvieron a casarse posteriormente tenían menos probabilidades de padecer condiciones relacionadas con la diabetes en la madurez temprana en comparación con los que estaban casados”.

Este estudio es el primero en investigar los vínculos entre el estado civil y la salud en la edad madura en una muestra grande de población a la que se sometió a exámenes médicos.

Antes, se pensaba que el matrimonio beneficiaba a las personas debido a una miríada de razones físicas y psicológicas. Por ejemplo, que las esposas animaban a sus maridos a mantenerse en buena forma física, comer adecuadamente y visitar a su médico. En contraste, se pensaba que las mujeres se beneficiaban emocionalmente porque valoraban estar en una relación.

Pero este nuevo estudio mostró que, si bien hubo un pequeño impacto en la salud de los hombres que nunca se habían casado, parecía que una relación a largo plazo -sin necesidad de pasar por el altar- era suficiente para mantener a la gente feliz y saludable.

No obstante, cuando hablamos de matrimonio hay que tener en cuenta que hay mucho más detrás que la salud. Y es que uno de los objetivos del matrimonio es afirmar el compromiso que las parejas tienen para su propia estabilidad y para el beneficio de sus hijos. Por eso, muchos se casan después de haber nacido sus hijos. “La conclusión es que los padres casados ​​son mucho más propensos a permanecer juntos, independientemente de la edad o la educación”. Para algunos padres es más importante que sus hijos vivan en familia que la felicidad propia o la salud.

De todas formas, son muchos otros los estudios que afirman que estar casado es beneficioso para la salud. Por ejemplo, un importante estudio realizado en 2011 descubrió que estar casado reducía el riesgo de muerte prematura en un 15 por ciento. Y una investigación de 2017 de la Organización Mundial de la Salud descubrió que el matrimonio podía reducir el riesgo de ansiedad y depresión, y que los que se casaban eran mucho menos propensos a sufrir depresión que aquellos que se quedaron solteros.

Así que ya sea por tus hijos, por tu salud o por tu esperanza de vida, si estás casado, trata de tener un matrimonio feliz que dure mucho tiempo. Sobre todo si eres hombre.

Fuente: The American Journal of Public Health.

También te interesará...

Cosas que puedes vender por Internet, ¡y que mucha gente querrá comprar!

Comparte en: Si estás planteándote la posibilidad de abrir tu propia tienda online, pero todavía no tienes claro qué

Read More...
Beneficios para la salud de ser optimista

Resiliencia emocional ¿Cómo construirla?

Comparte en: La resiliencia podría definirse como la capacidad de afrontar la adversidad. Para la Neurociencia, por ejemplo, las

Read More...

Portugal, un país con encanto ¿Conoces todos sus rincones?

Comparte en: Portugal está cada vez más de moda y es, todavía por desgracia, un gran desconocido para los

Read More...

Deja tu comentario:

Tu e-mail no será publicado.

Mobile Sliding Menu