×
  • Buscar

El humor puede ayudarte a evitar la depresión

El humor puede ayudarte a evitar la depresión

La depresión es, sin duda, una de las enfermedades mentales más habituales en nuestro mundo. Por eso, son muchas las investigaciones que se llevan a cabo para obtener datos tan interesantes como que el humor puede ayudar a disminuir las reacciones emocionales negativas en personas vulnerables a la depresión, según una nueva investigación publicada en la revista Brain and Behavior. Los hallazgos ofrecen evidencia preliminar de que el humor podría ser una estrategia efectiva de regulación emocional para evitar que las personas vulnerables a este problema acaben cayendo en una depresión.

Índice

Anna Braniecka, profesora asistente de la Universidad de Ciencias Sociales de SWPS y Humanidades en Polonia, explica el por qué de esta investigación. “Pasé muchos años trabajando con pacientes deprimidos y esto me hizo darme cuenta de que es importante proporcionar a las personas vulnerables herramientas basadas en evidencia para lidiar con experiencias emocionales negativas. De hecho, en algunas personas vulnerables, incluso un estado de ánimo ligeramente más bajo puede convertirse en depresión clínica, y el factor principal que subyace en este proceso es la capacidad deteriorada para regular las emociones negativas ".

"El uso de estrategias adaptativas de regulación de las emociones en personas en riesgo de depresión debería aumentar su resistencia frente a las experiencias tristes, sin embargo, todavía no hay suficiente conocimiento científico para determinar qué estrategias son particularmente beneficiosas a este respecto. Por eso, decidimos llenar este vacío investigando una de las estrategias más prometedoras y al mismo tiempo menos estudiadas: el humor”.

El humor es útil para combatir la depresión

“El humor ha sido ampliamente reconocido como beneficioso para la salud durante años, y muchos psicoterapeutas creen que es una técnica de tratamiento poderosa. Aunque cada vez hay más estudios que avalan que el uso del humor frente a la adversidad implica una serie de mecanismos reguladores adaptativos, aún no se había estudiado su uso en personas vulnerables a la depresión”.

El estudio se llevó a cabo con 55 pacientes con depresión mayor remitida y encontró evidencia de que el uso del humor podría amortiguar las reacciones emocionales negativas.

Los participantes vieron una serie de 28 imágenes negativas, como escenas de guerra y personas enfermas. Después de ver cada imagen, los participantes calificaron sus respuestas emocionales.

Luego, los investigadores dieron instrucciones a los participantes para ver más de estas imágenes. Pero esta vez, se les pidió a los participantes que comentaran sobre ellas. Algunas veces se les dijo a los participantes que comentaran la situación representada en la foto de manera humorística, mientras que otras veces se les pidió que generaran comentarios positivos sobre la imagen. A veces simplemente se les pidió que describieran lo que veían.

Cuando se les pidió a los participantes que hicieran un comentario humorístico, tendieron a informar menos emociones negativas y más emociones positivas después de ver la imagen. Se descubrió que el humor es más efectivo que regular las emociones negativas de forma espontánea y tan beneficioso como la reevaluación positiva, que es una de las estrategias de regulación emocional más poderosas.

"Estos hallazgos pueden tener un valor práctico principalmente para las personas en riesgo de depresión, en particular para aquellos que ya han experimentado un episodio depresivo en el pasado, porque están en el grupo de mayor riesgo de depresión adicional", explica Braniecka.

“Sin embargo, debe enfatizarse que, debido a la naturaleza preliminar de este estudio, extraer implicaciones prácticas requiere cierta precaución. No obstante, podemos afirmar que la reevaluación humorística de los eventos negativos no solo reduce las emociones negativas, sino que también mejora efectivamente las emociones positivas y aumenta la distancia psicológica de la adversidad".

Por lo tanto, parece que el humor podría ampliar el repertorio de herramientas adaptativas de las personas deprimidas para lidiar con experiencias potencialmente depresivas y, a la larga, mejorar su resistencia.

Además, el estudio también demostró que hacer humor de situaciones adversas es realmente difícil y requiere un esfuerzo considerable por parte de las personas vulnerables, lo que puede conducir a su renuencia y a la falta de éxito en la aplicación de esta estrategia. Debe tenerse en cuenta que el mecanismo de distanciamiento se aplica solo a aquellos tipos de humor que se relacionan con situaciones adversas, mientras que, para las personas deprimidas, la confrontación humorística con la adversidad puede ser demasiado exigente. Además, encontrar humor en situaciones negativas puede parecer incongruente o inapropiado para los pacientes deprimidos, lo que resulta en su reticencia.

Si es así, una forma de humor más simple que no esté relacionada con una situación negativa podría ser más accesible y, además, puede tener efectos más fuertes, ya que permite cortar los materiales negativos y desviar toda la atención hacia estímulos divertidos. Aunque esta forma de humor no proporciona una forma de reevaluar la situación negativa y, por lo tanto, no puede activar el mecanismo de distanciamiento, su falta de relación con el factor estresante y su contenido puramente positivo podrían evocar emociones positivas más intensas y proporcionar una distracción mucho más fuerte de un estado de ánimo negativo.

Es decir, para las personas con tendencia a la depresión es más complicado hacer humor cuando están tristes o preocupadas. “Sin embargo, los resultados mostraron que a los participantes les fue sorprendentemente bien: en la gran mayoría, generaron comentarios humorísticos a situaciones adversas y los encontraron subjetivamente divertidos. Lo que es más, la incapacidad de los participantes para generar humor no deterioró su estado de ánimo, lo que puede ser muy prometedor para la práctica, especialmente porque la sensibilidad para vencer el estrés está en la vulnerabilidad a la depresión, generalmente alta".

"El análisis del contenido de los comentarios humorísticos también parece optimista, ya que indica que, a pesar de la fuerte inclinación de las personas deprimidas hacia las interpretaciones negativas, aplican casi exclusivamente un tipo de humor positivo y de buen carácter. En consecuencia, los resultados obtenidos también pueden alentar a los especialistas en salud mental, así como a familiares y amigos, a apoyar a las personas deprimidas a tomar las preocupaciones cotidianas con menos seriedad y abordarlas de una manera humorística y, por lo tanto, menos amenazante, incluso si cuando parezca un gran desafío”, agregó Braniecka.

El estudio proporciona por lo tanto evidencia inicial de los beneficios del humor, pero los investigadores enfatizaron que se necesita más investigación para poder aplicar estos resultados al campo de la psicología.

“Debido a que este estudio es el primer paso en este campo emergente de investigación, el diseño fue experimental e incluyó un contexto de laboratorio específico. Se necesita más investigación para saber cómo actúa el humor en situaciones de la vida real que reflejan el funcionamiento diario en la vulnerabilidad a la depresión”, explicó Braniecka.

"Además, investigamos una forma particular de humor: la reevaluación humorística de la adversidad, mientras que aún se desconoce el impacto de otras formas de usar esta estrategia, como bromas no relacionadas o reírse de uno mismo”.

Fuente:

Fuente:

“Is it worth turning a trigger into a joke? Humor as an emotion regulation strategy in remitted depression”, Anna Braniecka  Małgorzata Hanć  Iwona Wołkowicz  Agnieszka Chrzczonowicz‐Stępień  Agnieszka Mikołajonek  Monika Lipiec. First published: 21 January 2019 https://doi.org/10.1002/brb3.1213

Redacción: Irene García

¿Te ha gustado? 0

También te puede interesar