Demasiada felicidad puede causar el síndrome del corazón roto

En Salud
Síndrome del corazón roto
Comparte en:

El síndrome de Takotsubo, o síndrome de corazón roto, es un síndrome cardiaco agudo que simula un infarto agudo de miocardio. El síndrome fue descrito inicialmente en la población japonesa, pero recientemente se ha detectado en los EE UU y en Europa. Suele darse con mayor frecuencia en mujeres postmenopáusicas de entre 55 y 75 años y, hasta ahora, había estado relacionado con el estrés y el dolor, pero un reciente estudio ha descubierto que también puede aparecer tras eventos felices.

El síndrome de Takotsubo recibe su nombre de la trampa japonesa para pulpos que tiene una forma similar a la del corazón cuando se hincha en su parte inferior, algo parecido a lo que ocurre en el corazón de las personas que padecen esta enfermedad.

El síndrome de Takotsubo, o síndrome de corazón roto, es una condición rara caracterizada por un debilitamiento de los músculos del corazón. Puede causar dolores en el pecho y pérdida de aliento. La condición incluso puede ser fatal para aquellos que desarrollan un shock cardiogénico, que sucede cuando el corazón no puede bombear suficiente sangre al cuerpo. Para aquellos que sobreviven, pero tienen un shock cardiogénico, pueden fallecer años más tarde por complicaciones (obstrucción del tracto de salida del ventrículo izquierdo, accidentes cerebrovasculares o formación trombos).

A diferencia de los síndromes coronarios agudos (ACS), los pacientes con esta enfermedad no tienen una coronariopatía detectable por angiografía ni tampoco una enfermedad arterial coronaria no obstructiva. El síndrome del corazón roto causa que el ventrículo izquierdo del corazón se hinche en la parte inferior, mientras que permanece estrecho en la parte superior.

El tratamiento consiste en una terapia sintomática y de apoyo, como la administración de betabloqueantes, aspirina y diuréticos. Si se adoptan las medidas apropiadas en la fase aguda de la enfermedad, la recuperación suele durar unas semanas, pero si no, pueden darse las complicaciones antes indicadas.

Causas del síndrome de corazón roto

La investigación sobre la enfermedad, que se publicó en el European Heart Journal, analizó los datos de 1.750 pacientes que habían sido diagnosticados con síndrome del corazón roto en todo el mundo. Utilizando información del Registro Internacional de Takotsubo, una base de datos alojada en el Hospital Universitario de Zurich (Suiza), los investigadores observaron que 485 pacientes desarrollaron la enfermedad luego de un desencadenante emocional definitivo.

De los pacientes que desarrollaron la enfermedad después de un desencadenante, la gran mayoría (96%) había experimentado un evento triste o traumático, como la muerte de un miembro de la familia, un divorcio reciente, un accidente, una enfermedad o un problema de relación. Pero el 4% restante desarrolló el síndrome del corazón roto después de un evento feliz o alegre, como una fiesta de cumpleaños, una boda o incluso un partido ganado de fútbol.

Por otra parte, la gran mayoría de los pacientes con síndrome de corazón roto, ya fuera que la condición fuera provocada por un evento feliz o triste, fueron mujeres posmenopáusicas, lo que lleva a los investigadores a creer que oleadas irregulares de hormonas pueden contribuir a la condición.

Este estudio está ayudando a los investigadores a comprobar cómo funcionan los mecanismos de retroalimentación entrelazados dentro del cuerpo. Los investigadores esperan estudiar los patrones de ondas cerebrales de los pacientes que experimentan el “síndrome del corazón feliz” y compararlos con los que experimentan la variedad del “corazón roto” para que puedan comprender mejor las interacciones del cerebro y el corazón y cómo se procesan las emociones dentro del cuerpo.

Fuente:

“Happy heart syndrome: role of positive emotional stress in takotsubo syndrome”, Jelena R. Ghadri, Annahita Sarcon, Johanna Diekman, Dana Roxana Bataiosu, Victoria L. Cammann, Stjepan Jurisic, Lars Christian Napp, Milosz Jaguszewski, Frank Scherff, Peter Brugger et al. European Heart Journal, Volume 37, Issue 37, 1 October 2016, Pages 2823–2829, https://doi.org/10.1093/eurheartj/ehv757

Foto: Freepik.com

También te interesará...

Cosas que puedes vender por Internet, ¡y que mucha gente querrá comprar!

Comparte en: Si estás planteándote la posibilidad de abrir tu propia tienda online, pero todavía no tienes claro qué

Read More...
Beneficios para la salud de ser optimista

Resiliencia emocional ¿Cómo construirla?

Comparte en: La resiliencia podría definirse como la capacidad de afrontar la adversidad. Para la Neurociencia, por ejemplo, las

Read More...

Portugal, un país con encanto ¿Conoces todos sus rincones?

Comparte en: Portugal está cada vez más de moda y es, todavía por desgracia, un gran desconocido para los

Read More...

Deja tu comentario:

Tu e-mail no será publicado.

Mobile Sliding Menu