¡Cuidado con las caries en Navidad!

En Salud
Dulces
Comparte en:

Las comilonas, los dulces y el alcohol que se consumen en grandes cantidades en estas fechas aumentan la posibilidad de padecer caries y otros problemas dentales, por lo que es buena idea que sigas una serie de consejos para evitar acabar las fiestas con más kilos de los deseados y unas cuantas caries.

Los cambios de rutina en la alimentación durante estas fiestas, junto con el aumento de la ingesta de dulces, pone en peligro nuestra salud bucal, por eso es importante seguir una serie de consejos para que a la cuesta de enero no se le una la factura del dentista.

Según indica el odontólogo Iván Malagón: “Después de Navidad, muchos son los pacientes que acuden a consulta con problemas de caries y problemas dentales, tanto adultos como niños. En el caso de los más pequeños, más del 50% son producidos por un excesivo consumo de azúcar y una inadecuada rutina de higiene”.

Y es que muchas veces no somos conscientes de la importancia que tiene lo que consumimos en nuestra salud bucodental. Existe una gran cantidad de alimentos muy perjudiciales para la salud de nuestros dientes y de los tejidos que los rodean, por lo que es importante controlar la cantidad y frecuencia de ciertos alimentos durante todo el año para evitar daños como la caries.

Estos consejos son útiles siempre, pero es fundamental que los tengas más en cuenta en estas fechas, cuando las comilonas familiares y la relajación de las costumbres hacen que sean más necesarios que nunca.

  1. La regla básica: Cepillar los dientes después de cada comida. Aunque lo mínimo recomendable es cepillarse 3 veces al día, si se come entre medias conviene lavarse los dientes también. Además, nunca debes acostarte sin haberte lavado los dientes y haber usado hilo dental.

Recuerda además que en la boca no solo hay dientes y que también debes mantener una correcta higiene de tu lengua y paladar ya sea mediante limpiadores linguales o con el propio cepillo. Para evitar que las encías se inflamen, masajéales suavemente con movimientos circulares en cada cepillado.

Antes de usar un colutorio es mejor que consultes a un especialista ya que no todos son convenientes en todos los casos y algunos no deben usarse de manera continuada.

También es fundamental que cambies tu cepillo cada 3 meses o perderá su eficacia.

  1. Cuidado con el turrón y los dulces navideños: Es mejor el turrón duro que el blando o el de chocolate ya que estos últimos contienen más cantidad de azúcar. Pero si te pierde el turrón de chocolate, opta por el negro ya que posee propiedades antioxidantes y cardioprotectoras y menos azúcares.
  2. Navidad igual a exceso de azúcar: En estas fechas no solo se consume gran cantidad de turrón, sino también golosinas y dulces de todo tipo que pueden causar problemas de inflamación de encías en los niños y adultos que llevan aparatos de ortodoncia. Asimismo, los dulces más duros pueden fracturar los dientes, destrozar los empastes y dañar los trabajos de ortodoncia. Ten en cuenta también que las bacterias que producen caries se alimentan especialmente de los alimentos ricos en azúcares.
  3. Cuidado con las bebidas con azúcar: Consumir en exceso bebidas azucaradas puede ser muy agresivo para los dientes, especialmente para el esmalte. Si quieres endulzar el café o las infusiones, mejor usa aspartato, estevia u otros edulcorantes. Pero no te fíes de los productos “light” o sin azúcar, ya que es posible que contengan fructosa, glucosa y otros azúcares, igualmente dañinos para los dientes.
  4. Evita las bebidas carbonatas y/o los zumos ácidos. Este tipo de bebidas descalcifican el esmalte de los dientes, provocando un desgaste prematuro. Mientras que el café, el té o el vino pueden teñirlos. Al beber este tipo de bebidas, usa pajita para que toquen lo menos posible tus dientes.
  5. Limita el alcohol: Es mejor evitar el alcohol y elegir bebidas sin, pero si quieres brindar en condiciones o tomarte una copa, elige vino tinto ya que el vino blanco y el champán son más agresivos para tus dientes.
  6. Cuidado con los cambios bruscos de temperatura en los alimentos, que pueden causar un aumento de la sensibilidad e, incluso, inflamaciones de los vasos sanguíneos del interior de tus dientes.
  7. Aumenta la ingesta de proteínas, calcio, flúor y vitaminas A, C, D y K.
  8. El tabaco, un gran enemigo para los dientes: El tabaco es malo para la salud general, pero también para nuestra salud dental ya que provoca pérdida en la permeabilidad de las mucosas, es decir, disminuye la oxigenación de los tejidos, causando un envejecimiento prematuro y deteriorando la salud de los tejidos que rodean al diente.
  9. Y, por supuesto, acude a tu odontólogo en cuanto notes algún problema, no lo dejes pasar ya que, cuanto más tiempo transcurra, más aumentará el problema y más complicado, caro y doloroso será el tratamiento. Y no olvides las revisiones anuales como medida de prevención.

Fuente: Iván Malagón, odontólogo.

También te interesará...

Qué regalar a mi esposo

¿Qué regalar de cumpleaños para mi esposo?

Comparte en: ¿Llega el cumpleaños de tu marido y no sabes qué regalarle? ¿Tienes la sensación de que cada

Read More...
Pareja riendo

El humor puede ayudarte a evitar la depresión

Comparte en: La depresión es, sin duda, una de las enfermedades mentales más habituales en nuestro mundo. Por eso,

Read More...
Beneficios de la masturbación

Ovulación y excitación

Comparte en: ¿Es cierto que, cuando estamos ovulando, tenemos más ganas de hacer el amor? ¿A qué se debe

Read More...

Deja tu comentario:

Tu e-mail no será publicado.

Mobile Sliding Menu