¿Cuánto dura un ataque de ansiedad?

En Salud
Ataque de pánico
Comparte en:

La ansiedad es el estado mental que se caracteriza por una gran inquietud, una intensa excitación y una extrema inseguridad. Pero ¿qué la provoca? ¿Cuáles son los síntomas más frecuentes? ¿Se pueden producir ataques de ansiedad? ¿Cuánto suelen durar? Te lo contamos todo en este artículo.

La ansiedad podría definirse como una respuesta del organismo ante situaciones límites. Por norma general, suele caracterizarse por una sensación de angustia leve o miedo, y la aparición de aceleración del ritmo cardiaco y la respiración, sudoración o sensación de flojera. En algunas ocasiones, la ansiedad puede ocurrir cuando una persona teme que algo malo va a suceder. También la ansiedad se ha relacionado con el estrés o la tensión muscular.

Lo que hay que tener claro es que un ataque de ansiedad no debe confundirse con un ataque de pánico. De hecho, el ataque de pánico puede ocurrir sin ningún desencadenante específico siendo los síntomas más graves que en el caso de la ansiedad. Sin embargo, la ansiedad suele relacionarse con un evento o situación específica, no es una afección diagnosticable, es menos severa que un ataque de pánico, suele desarrollarse de manera gradual cuando una persona está algo ansiosa y, además, implica síntomas físicos. Además, un ataque de ansiedad suele implicar el temor de que ocurra alguna cosa o problema específico. Los síntomas, asimismo, incluyen preocupación, intranquilidad y síntomas físicos como son los cambios en la frecuencia cardiaca. El ataque de pánico es distinto. Este no tiene un disparador específico, puede ser un síntoma de trastorno de pánico, presenta varios síntomas, puede suceder si una persona se siente tranquila o ansiosa y en algunas ocasiones puede ocurrir de manera repentina e inesperada.

¿Cómo saber que se trata entonces de un ataque de ansiedad?

Será una visión global del problema lo que llevará al médico a interpretar que se trata realmente de un ataque de ansiedad. Para ello se necesitan mínimo, por tanto, cuatro síntomas físicos o psíquicos, aunque la palabra “ataque o crisis” da una idea de la brusquedad de su aparición y el atributo “ansiedad” ya describe esa sensación de angustia. Además, existen algunas señales que indican que se trata efectivamente de una crisis de ansiedad y no de otra cosa.

Señales cognitivas de un ataque de ansiedad

– miedo intenso sin tener un peligro inmediato real

– pérdida de contacto con la realidad y desapego del entorno

– temor a la pérdida de control y “volvernos locos”

– miedo a perder la consciencia

– miedo a una muerte súbita

Señales fisiológicas

– se dispara el ritmo cardiaco

– se sufren palpitaciones

– se produce dolor muscular, especialmente en el pecho

– se produce sensación de ahogo

– sudoración

– dolores estomacales

– mareos

– hormigueos o incluso temblores

Sabemos, por tanto, que la ansiedad es un problema muy frecuente en muchas personas. Algo como el miedo intenso podría provocar un ataque de ansiedad paralizante, pero cuando queremos describir el ataque de ansiedad como tal lo debemos hacer como “la aparición súbita, inesperada y temporal sin motivo de miedo o malestar intenso que va acompañada de una serie de síntomas concretos”. ¿Cuáles son estos síntomas?

Los síntomas más comunes de un ataque de ansiedad pueden agruparse en tres aspectos muy concretos:

– los síntomas que se perciben mentalmente.

– los síntomas a nivel fisiológico: taquicardia, sudoración, temblor o sacudidas, sensación de ahogo, dolor o molestias en el tórax, náuseas o malestar abdominal, sensación de mareo, inestabilidad o aturdimiento y los escalofríos o la sensación de calor.

– las conductas a partir de las cuales se evitan determinadas situaciones.

¿Cuánto dura un ataque de ansiedad?

Los síntomas ya descritos y que suelen ser los que forman la crisis de ansiedad mayormente suelen presentarse en un tiempo breve desde que comienza el ataque. Suele ser muy súbito pues en poco tiempo alcanza una intensidad bastante alta. Lo más habitual es que desde el primer signo hasta el punto culminante de la crisis no pasen más de diez minutos. Sin embargo, se debe tener en cuenta también que la duración de un ataque de ansiedad por norma general suele ser bastante variable ya que puede ir desde unos pocos minutos hasta unas horas. Eso sí, lo que se debe tener en cuenta es que sobre todo sus efectos pueden durar muchas horas ya que cuando se superan los momentos más intensos puede que los síntomas de ansiedad continúen.

¿Y cómo prevenirlo?

Hay que recordar que la ansiedad es un sentimiento normal de temor ante situaciones amenazantes o difíciles y que, aunque por sí misma no es mala porque nos alerta y nos motiva para hacer frente a los peligros, se convierte en realidad en un verdadero problema cuando sus episodios son frecuentes, intensos o aparecen sin motivo alguno. Para prevenir, por tanto, la ansiedad y por consiguiente los ataques de ansiedad es fundamental llevar un estilo de vida saludable, evitar el consumo de drogas y sustancias que la causan, practicar ejercicio físico de forma regular que suele ayudar a despejar la mente y evitar sentimientos ansiosos y hacer técnicas de relajación para combatir en la medida de lo posible la ansiedad y estas crisis de ansiedad.

¿Podemos sufrir un ataque de ansiedad durmiendo?

Lo cierto es que sí. De hecho, cuando el sujeto se queda dormido es mucho más común sufrir un ataque de ansiedad que si el ataque de ansiedad es diurno. Las personas más proclives a sufrir un ataque de ansiedad mientras duermen suelen ser las mismas que experimentan un periodo bastante alto de estrés, aquellos que, por ejemplo, padecen apnea del sueño o que tienen reflujos gástricos.

Por norma general, las características de los ataques nocturnos suelen ser muy parecidas a las que se producen en los ataques diurnos, es decir, con sensaciones de desasosiego y miedo intenso, y con dificultades también para respirar, taquicardia y sudoración. El problema en el ataque de ansiedad nocturno es que al encontrarse el sujeto dormido la sensación de aturdimiento y de no saber lo que pasa es mayor. Cuando sucede pasa normalmente en alguna de las fases NO REM del sueño y suele alargarse algunos minutos.

También te interesará...

Cómo elegir colchón

¿Cómo elegir un colchón?

Comparte en: A la hora de dormir plácidamente y descansar, el colchón es la parte más importante de una

Read More...
Por qué salen caries

¿Por qué salen caries?

Comparte en: Quizás lo primero que debemos hacer es definir el término, y es que no todo el mundo

Read More...
Beneficios de escribir

Pautas para escribir un libro

Comparte en: ¿Brújula o mapa? La autora Elisabeth Benavent es una de esas maravillosas autoras que están haciéndonos ver

Read More...

Deja tu comentario:

Tu e-mail no será publicado.

Mobile Sliding Menu