¿Cuándo empezar a tener relaciones con omifin?

En Relaciones
Relaciones sexuales
Comparte en:

El omifin es una medicina usada para mejorar la fertilidad de las mujeres y así ayudarlas a quedarse embarazadas cuando realmente lo desean, es decir, de una forma rápida. No obstante, el omifin es un medicamento de ayuda, pero no garantiza quedarse embarazada de un día para otro, aunque se trate de un fármaco creado para estimular la producción de óvulos y favorecer la fertilidad femenina.

Para algunas mujeres es muy sencillo y con pocos intentos consiguen quedar embarazadas pronto. Sin embargo, hay muchas otras que por más que lo intentan no logran estar embarazadas y, por este motivo, un medicamento como el omifin les resulta necesario ya que básicamente induce a que la mujer produzca unos óvulos sanos en un periodo menstrual regular haciendo posible que tanto ella como su médico puedan calcular realmente cuándo son los periodos más fértiles y aumentar las posibilidades de tener el bebé esperado.

No obstante, es importante tener en cuenta también que a muchas mujeres un medicamento como el omifin no les resulta tan efectivo porque simplemente son futuras madres con niveles hormonales muy variados. El omifin es un medicamento prescrito para la fertilidad que puede conseguirse también en otras presentaciones, aunque la concentración ideal sea en el omifin ya que este compuesto mejora la ovulación femenina aumentando, por supuesto, las posibilidades de quedar embarazada, tal y como decíamos anteriormente. Pero ¿sabemos realmente cuando debemos comenzar a tomarlo?

Lo ideal es dejar de lado los anticonceptivos si llevamos ya bastante tiempo con nuestra pareja y deseamos tener un bebé. En este caso, por ejemplo, lo más recomendable es tomar el omifin una vez transcurridos tres meses después de haber suspendido el método anticonceptivo con el fin de que nuestro cuerpo haya logrado eliminar definitivamente todos los residuos que dejan los diferentes tipos de anticonceptivos tras meses o años de ingesta diaria.

Tras el proceso de purificación podemos empezar a tener ya relaciones sexuales con nuestro objetivo claro: quedarnos embarazadas y tener un bebé. Pero para ello debemos tener siempre presente que tanto nosotras como nuestra pareja debemos alejarnos de todos aquellos vicios nocivos para nuestra salud y sobre todo para la de nuestro futuro bebé ya que las posibilidades se ven bastante reducidas cuando consumimos algún tipo de droga.

Además, estos vicios tan comunes como el tabaco, el alcohol y otras drogas dañarán después la salud del feto. Al fumar durante el embarazo, la nicotina y el resto de las sustancias generadoras de cáncer pasan al bebé impidiendo además que reciba los nutrientes aumentando el riesgo de nacimiento prematuro e incluso el nacimiento del feto sin vida. También el alcohol durante el embarazo puede dar como resultado un bebé bajo de peso, con defectos congénitos e incluso con síntomas de abstinencia tras el nacimiento.

Cómo tomar omifin

Como sucede con todo, existe la posibilidad de que surja algún pequeño contratiempo con este medicamento para la fertilidad por lo que hay que intentar llevar un control adecuado. La dosis recomendada de omifin es de unos 100 mg al día. Sin embargo, si solamente encontramos omifin de 50 mg lo recomendable es que tomemos dos tabletas al día. Está claro que, si no nos quedamos embarazadas durante las primeras semanas, no debemos desesperar, pero tampoco aumentar la dosis recomendada ya que con ello solamente conseguiremos traer efectos adversos a nuestro organismo.

El tiempo de duración de este tratamiento se mide por ciclos de ovulación, siendo lo más adecuado no tomar durante más de seis ciclos. Un grave error, por ejemplo, y muy común entre muchas parejas, es tomarlo y tener relaciones sexuales sin protección unas dos veces al día, todos los días, al menos en las primeras semanas de tratamiento como una medida de desesperación. Sin embargo, lo que debemos tener es mucha paciencia y dejar que el medicamento trabaje de forma progresiva ya que tener más relaciones íntimas no garantiza que se logre un embarazo, y además provoca que se disminuyan las posibilidades de concepción porque el esperma no se está renovando con calidad.

Posibles complicaciones

Es posible que puedan presentarse algunos sofocos o calores nocturnos durante los primeros días de la ingesta. De hecho, son muchas las mujeres que consideran haber sentido un ligero dolor en la zona de los ovarios, pero bastante soportable y sin motivo de preocupación.

Además, también existe la posibilidad de que se presente un pequeño retraso en el periodo menstrual, pero en el que por supuesto no podemos dar por hecho que ya nos hayamos quedado embarazadas gracias al medicamento.

Finalmente, hemos de saber que el omifin, aunque por norma general no suele producir efectos adversos, sí que suelen ser comunes estos tres ligeros síntomas de los que hablamos, aunque suelen presentarse solamente durante los primeros días. Además, también es importante tener en cuenta que el omifin es una de las causas adquiridas y no genéticas que puede producir la ovulación espontánea. La ovulación espontánea o hiperfertilidad ocurre porque se ha ovulado dos veces en el mismo ciclo menstrual. Generalmente, el ciclo menstrual de las mujeres se produce de forma periódico respetando cada una de las fases. Sin embargo, y comprobado ya por algunos estudios, muchas mujeres pueden ovular más de una vez al mes.

También te interesará...

Cómo hidratar la piel

¿Conoces la cosmética coreana? ¡Nosotras sí!

Comparte en: Puede que todavía no la conozcas o creas no conocerla, pero la cosmética coreana se ha convertido

Read More...

¿Papel pintado en las paredes de casa? ¡Claro que sí!

Comparte en: No todo el mundo decora su hogar con papel pintado, aunque quizás sea porque todavía no es

Read More...
Rumores

¿Coquetear en siete pasos? ¿Cómo?

Comparte en: El coqueteo es una parte importante de la vida. Este puede ser una forma divertida y aventurera

Read More...

Deja tu comentario:

Tu e-mail no será publicado.

Mobile Sliding Menu