¿Cuándo empezar con las cremas antiarrugas?

En Belleza
Exfoliación
Comparte en:

Aunque es importante cuidar nuestra piel desde la adolescencia, no se debe usar una crema antiarrugas antes de tiempo, sino que hay que empezar cuando comiencen a surgir las primeras arrugas visibles, aproximadamente a los 30 años, aunque depende de cada mujer y de su tipo de piel.

Para cada tratamiento hay un momento, y empezar a echarse antiarrugas a los 20 años es como intentar “matar moscas a cañonazos”, es decir, despilfarrar un montón de recursos y tiempo cuando no es necesario. No obstante, tampoco conviene empezar demasiado tarde, o los tratamientos serán menos eficaces y será complicado eliminar todas las arrugas que ya hayan salido. Por lo tanto, hay que encontrar el momento justo pero… ¿cuál es?

En términos generales, se puede decir que hay que empezar cuando comienzan a surgir las primeras arrugas visibles, lo cual suele pasar a partir de los 30 años, pero ninguna piel es igual, por lo que deberás conocer bien tu piel para saber cuándo es el mejor momento para empezar con las cremas antiarrugas.

¿Por qué surgen las arrugas?

Las arrugas nacen con el paso del tiempo porque las células de la piel no se regeneran a la misma velocidad y mueren más rápidamente, lo que hace que los pliegues que se forman cuando sonreímos o gesticulamos no vuelvan a su estado natural cuando dejamos la mueca, sino que se quedan. Esto sucede por la pérdida de elasticidad de la piel que es inevitable, pero sí se puede ralentizar con el uso de cremas antiarrugas.

Además del paso del tiempo (que no se puede evitar) hay otros motivos que hacen que nos salgan arrugas, incluso de muy jóvenes, como la mala alimentación, el exceso de sol o incluso la predisposición genética. Mira a tu madre, si tiene más de 70 años y apenas tiene arrugas, es posible que a ti te pase lo mismo llegada a su edad. Y viceversa. Por eso, si en tu familia las arrugas son algo habitual, conviene que te cuides más.

El tipo de piel también influye en la aparición de las arrugas antes o después. Por ejemplo, las pieles grasas tienen menos tendencia a crear arrugas, pero las secas y mixtas se deshidratan antes, por lo que las mujeres con estos tipos de piel deberán empezar antes a usar antiarrugas.

En cuanto a dónde aparecen antes las arrugas, lo normal es que las primeras surjan en la zona de los ojos ya que la piel del contorno de los ojos es más fina y, además, es una zona con mucho movimiento ya que parpadeamos unas 10.000 veces al día, por lo que es normal que se arrugue antes. Luego suelen aparecer en la zona de la comisura de los labios ya que también movemos mucho esa parte de la cara. Por último, suelen surgir en las mejillas y el resto del rostro.

¿Por qué es malo usar antiarrugas antes de tiempo?

Existen algunos componentes de las cremas antiarrugas que pueden dañar la piel si se usan antes de tiempo. Por ejemplo, el retinol que, usado sobre una piel sin arrugas, puede irritar y descamar la piel. Por eso, debes escoger la crema que mejor se adapte a tu edad y tus necesidades según tu tipo de piel.

¿Qué crema antiarrugas escoger y cómo usarla?

Como hemos dicho, se debe empezar a usar una crema antiarrugas en torno a los 30 años, aunque dependerá de las características de tu piel que lo hagas un poco antes o después. Pero eso no significa que no puedas cuidar tu piel desde antes para prevenir la aparición de arrugas, solo que con otros productos. Por ejemplo, es importante que hidrates tu piel a diario con una crema adecuada a tu tipo de piel desde la adolescencia. Limpia bien tu piel por la mañana y por la noche y aplícate después una crema hidratante ya que una piel bien hidratada pierde su elasticidad con menos facilidad. También puedes usar tratamientos antioxidantes para evitar los radicales libres desde los 20 años y mascarillas nutritivas para prevenir el envejecimiento prematuro.

Como decíamos, el sol acelera el envejecimiento de la piel, por eso es importante que uses siempre un fotoprotector adecuado y que evites la exposición excesiva a los rayos de sol ya que no solo te protegerás de las arrugas, sino de daños más graves como el cáncer de piel.

Otro tratamiento eficaz que puedes llevar a cabo antes de los 30 años son los peelings o exfoliaciones químicas o mecánicas para mantener la piel libre de células muertas.

Además, como en todos los tratamientos de belleza, la constancia es importante por lo que debes cuidar tu piel a diario y no olvidarte de usar las cremas o tratamientos que consideres necesarios.

Una vez llegues a los 30, puedes comenzar a usar cremas antiarrugas adaptadas a tu edad, es decir, ricas en vitaminas como la E y la C y antirradicales libres para mitigar las líneas de expresión más finas.

A partir de los 45 es convenientes que uses cremas con colágeno que ayuden a mantener la firmeza de la piel. Y una vez entres en la menopausia, en torno a los 55 años, la piel se vuelve más seca por los cambios hormonales, por lo que debes empezar a usar productos muy nutritivos que ayuden a la regeneración de la piel.

También te interesará...

Cosas que puedes vender por Internet, ¡y que mucha gente querrá comprar!

Comparte en: Si estás planteándote la posibilidad de abrir tu propia tienda online, pero todavía no tienes claro qué

Read More...
Beneficios para la salud de ser optimista

Resiliencia emocional ¿Cómo construirla?

Comparte en: La resiliencia podría definirse como la capacidad de afrontar la adversidad. Para la Neurociencia, por ejemplo, las

Read More...

Portugal, un país con encanto ¿Conoces todos sus rincones?

Comparte en: Portugal está cada vez más de moda y es, todavía por desgracia, un gran desconocido para los

Read More...

Deja tu comentario:

Tu e-mail no será publicado.

Mobile Sliding Menu