¿Cuál es la diferencia entre obesidad y sobrepeso?

En Salud
Diferencias entre sobrepeso y obesidad
Comparte en:

A menudo confundimos ambos términos porque son muchos los medios que sustituyen una palabra por otra con el objetivo de no repetirse demasiado en un determinado artículo, es decir, los toman como sinónimos cuando en realidad no lo son. El problema es que otros los imitan y todos caemos en el mismo error. Por eso es fundamental conocer las diferencias que existen entre ambos y utilizarlos según corresponda.

El sobrepeso y la obesidad son dos conceptos que no significan lo mismo. El sobrepeso hace referencia al aumento de peso corporal por encima de un patrón dado. Para poder evaluar si una determinada persona tiene sobrepeso o no, bastará con emplear la fórmula de Índice de Masa Corporal (IMC) que calcula el nivel de grasa en el cuerpo en relación con el peso, la estatura y la talla.

El IMC normal oscila entre los 18,5 y los 24,9. Entonces, ¿cuándo consideramos que existe sobrepeso? Cuando se tiene un IMC de 25 a 29,9. Sin embargo, a pesar de que estos sean los valores que indiquen sobrepeso, hemos de ser conscientes de que existen algunas personas, como los atletas que, aunque alcanzan dichos valores, en realidad éstos se deben a masa muscular y no a grasa, algo que además no supone ningún peligro para la salud.

Por otro lado, los adultos cuyo índice oscila entre los 30 y 39,39 se consideran obesos, y con un índice igual o superior a 40, extremadamente obesos. La obesidad mórbida es la enfermedad por depósito de exceso de grasa y la forma más grave de sobrepeso. Se considera que una persona tiene obesidad mórbida cuando tiene más de 45 kg de sobrepeso. Esta enfermedad, que suele estar causada por varios factores, acorta la vida y tiene múltiples consecuencias nocivas para la salud.

El término de sobrepeso, por tanto, se utiliza para indicar el exceso de peso que una determina persona tiene, ya que cuando alguien tiene sobrepeso significa que su cuerpo pesa más de lo que debería pesar un cuerpo a esa edad y con ese sexo para que pueda ser considerado un peso normal. Y, además, el sobrepeso es un problema que no solamente perjudica nuestra apariencia física sino también nuestra salud en general. Se asocia también con mayores probabilidades de desarrollar depresión y presión sanguínea elevada o hipertensión.

Además, es importante saber que el sobrepeso está causado normalmente porque los suministros de alimentos resultan muy abundantes y se sigue un estilo de vida sedentario. Es cierto que un cuerpo sano requiere una cantidad mínima de grasa para el buen funcionamiento de los sistemas hormonal, reproductivo e inmunológico, pero la acumulación de ésta en exceso puede afectar al movimiento y a la flexibilidad y alterar también la apariencia del cuerpo.

La obesidad, por su parte, es el estado patológico que se caracteriza por el exceso y la acumulación excesiva de grasa en el cuerpo. Ésta forma parte del síndrome metabólico y es un factor de riesgo conocido. Esto quiere decir que es una indicación de la predisposición a varias enfermedades, especialmente cardiovasculares, apnea del sueño, ictus y osteoartritis.

Además, ésta es una enfermedad crónica prevenible que también se caracteriza por la hipertrofia general del tejido adiposo en el cuerpo, es decir, cuando la reserva natural de energía de los humanos y otros mamíferos se incrementa hasta un punto en que se pone en riesgo la salud o la vida. De hecho, la obesidad ha alcanzado proporciones epidémicas a nivel mundial.

No obstante, y a pesar de que son dos conceptos distintos, tanto el sobrepeso como la obesidad son el quinto factor principal de riesgo de defunción humana en el mundo. Según algunos datos recogidos, cada año fallecen al menos 2,8 millones de adultos como consecuencia de una u otra. Y, además, a pesar de que ambas están en aumento en los países con ingresos bajos y medios especialmente en áreas más urbanas, también son considerados problemas muy graves en países con ingresos algo más elevados.

Y a pesar de que en un caso u otro tanto realizar ejercicio diario como llevar una dieta saludable y equilibrada pueden servir, y mucho, en el caso de la obesidad se puede llegar a requerir incluso intervención quirúrgica. Por eso es importante diferenciar ambos: la obesidad es exceso de grasa y el sobrepeso es exceso de peso.

Finalmente, es importante saber que la obesidad es un problema mucho más serio que el sobrepeso. Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), la obesidad es una auténtica epidemia y uno de los indicadores sanitarios que más preocupan en Europa. Por tanto, debemos concienciarnos del problema por el que estamos pagando un precio muy alto debido simplemente al fracaso de las políticas alimentarias.

Foto: Created by Iconicbestiary – Freepik.com

También te interesará...

Qué regalar a mi esposo

¿Qué regalar de cumpleaños para mi esposo?

Comparte en: ¿Llega el cumpleaños de tu marido y no sabes qué regalarle? ¿Tienes la sensación de que cada

Read More...
Pareja riendo

El humor puede ayudarte a evitar la depresión

Comparte en: La depresión es, sin duda, una de las enfermedades mentales más habituales en nuestro mundo. Por eso,

Read More...
Beneficios de la masturbación

Ovulación y excitación

Comparte en: ¿Es cierto que, cuando estamos ovulando, tenemos más ganas de hacer el amor? ¿A qué se debe

Read More...

Deja tu comentario:

Tu e-mail no será publicado.

Mobile Sliding Menu